“Extraño mucho volver al Círculo de Aprendizaje para compartir, jugar con mis amigos, y aprender”

Diana narra su experiencia en los Círculos de Aprendizaje en medio de la situación causada por el COVID-19

Diana Hernández
21 Mayo 2020

Buscando mejores oportunidades de vida y muchos sueños por cumplir, Diana Hernández y su familia llegaron a Colombia en mayo de 2019. Junto a sus padres y su hermano recorrieron un largo camino para llegar a Barranquilla y gracias al amor y los chistes de su familia todo el viaje fue divertido.

A inicios del 2020, Diana, de 13 años, descubrió con mucha alegría los Círculos de Aprendizaje Escuela Nueva Activa -CAENA – en Barranquila, desde entonces ella y su hermano Franger no habían dejado de ir ni un solo día. Con la llegada del virus COVID-19, no han podido volver, sin embargo, Diana nos cuenta con alegría cómo ha sido su experiencia allí.

 “Hace 1 año llegué a Colombia desde Venezuela y me siento muy feliz de pertenecer a Círculos de Aprendizaje. Gracias al apoyo de la comunidad, mi mamá se enteró de este proyecto.

Mi experiencia en CAENA ha sido muy bonita porque he aprendido a trabajar en equipo, compartir con mis amigos y a conocer objetos que antes no había visto como una lupa. Mi tutora nos enseña muchas cosas y nos ayuda en lo que no sabemos. He aprendido a ser una buena líder con mis compañeros de clases, me gusta bailar, dibujar y cuando sea grande quiero estudiar para ser policía y ayudar a los demás.

Actualmente, me siento feliz porque puedo aprender en casa con mi mamá y hermano. Sin embargo, extraño mucho volver al Círculo de Aprendizaje para compartir, jugar con mis amigos, y aprender cada día más junto a mi tutora. Espero que nos volvamos a ver”.

Diana Hernández, 13 años

CAENA El Ferry, 2020

Los círculos de aprendizaje son un modelo de educación flexible que permite la vinculación efectiva de los niños, niñas y adolescentes desescolarizados que están por fuera del sistema educativo debido a distintas razones.

En el marco de la emergencia por COVID-19, UNICEF está trabajando con las comunidades, la institucionalidad y los aliados para prevenir y frenar la transmisión de COVID-19 y minimizar las repercusiones sociales y económicas que pueda tener sobre los niños, niñas, adolescentes y sus familias.