Una madre alza a su hija cerca de su tienda en Mongolia.