Iniciativa de UNICEF y Gobierno de Canadá contribuyó a que 70 mil estudiantes migrantes se integraran a la escuela peruana y no dejaran de estudiar en tiempos de pandemia

Atención recibida en salud y protección permitieron su integración en la comunidad peruana

03 Junio 2021
Francheska y Marjhory en clase
UNICEF Perú/Vilca J.

Lima, 31 de mayo del 2021.- El proyecto “Integración de Niñas, Niños y Adolescentes Venezolanos en Perú” desarrollado por UNICEF con el apoyo de la embajada de Canadá logró, entre otros avances significativos, que 70 mil estudiantes migrantes venezolanos accedieran a servicios educativos, y que 13 mil puedan asistir a servicios de salud inclusivos y con enfoque de género.

El proyecto, desarrollado desde abril del 2019 hasta el 2021, trabajó en temas de educación, salud, protección y promoción de políticas que permitieran la igualdad, la no discriminación y la promoción de la integración de la niñez y adolescencia migrante y la de sus familias.

Las políticas y mecanismos para lograr la inclusión de las familias venezolanas tuvieron un impacto en todo el país, pero el proyecto concentró su accionar en los distritos de San Martín de Porres y Carabayllo en Lima. El balance final muestra que se logró brindar asistencia técnica a 1659 operadores de servicios de protección, educación, salud además de conseguir la capacitación de un total de 1128 docentes. Con ellos se enfatizó el trabajo en el aula para promover la inclusión de la niñez y adolescencia migrante y luego, al llegar la pandemia, fueron preparados para enfrentar la virtualidad y ser el soporte de los estudiantes más desfavorecidos, entre ellos, las y los migrantes.

Antes y después de la pandemia

El proyecto inició su trabajo en educación, antes de la emergencia sanitaria por Covid-19, promoviendo, entre otros temas, la matrícula escolar así no contaran con documentación. Esto permitió que a diciembre del 2020 casi 70 mil niños, niñas y adolescentes accedieran a los servicios educativos. Se priorizaron 60 escuelas de Lima Norte donde se capacitó no solo a los docentes, sino que se realizaron talleres con adolescentes peruanos y venezolanos para promover la integración y la no discriminación.

Al llegar la pandemia, además del soporte a los profesores y a las familias en la educación a distancia se validó la estrategia de “Búsqueda activa” para hacer seguimiento a quienes estaban en riesgo de abandonar la escuela y proponer medidas para que ello no ocurriera.

En salud, el trabajo conjunto con el MINSA logró el desarrollo de una norma para el cuidado de la niñez y adolescencia con VIH que permitió el acceso al tamizaje, consejería y tratamiento sin requerir el consentimiento de sus padres. Asimismo, se elaboró una Guía para el cuidado de la salud mental del personal de salud en el contexto del Covid-19. De otro lado, el proyecto apoyó al MINSA a implementar en Lima Norte un servicio telefónico de asesoramiento, identificación y atención de riesgos de salud mental dirigido a adolescentes y sus familias.  

Con la Dirección de Redes Integradas de Salud de Lima Norte (DIRIS) se consiguió integrar la variable de nacionalidad en sus sistemas de información y así saber el número de atenciones a esta población. Estos reportes permitieron mejorar el servicio y conocer la vulnerabilidad de las personas.

Asimismo, se hicieron acciones coordinadas con esta dirección de salud para reactivar los servicios de Desarrollo Infantil Temprano, los chequeos de control prenatal y sesiones de crecimiento y desarrollo. Las familias vulnerables, entre peruanos y venezolanos recibieron material educativo, kits de higiene y juguetes para el cuidado del recién nacido.

La identificación de la violencia y la promoción de la convivencia pacífica fue otro de los ejes del proyecto. Para ello se fortalecieron los servicios especializados para que la población venezolana acceda a una atención donde no sean discriminados por su nacionalidad o condición migratoria. Junto con el MIMP se diseñó el Curso de Especialización “Intervención articulada de servicios para la protección de niñas, niños y adolescentes frente a la violencia y desprotección familiar”. Gracias a este programa se han fortalecido las capacidades de los operadores de diversos servicios para que incorporen el enfoque de niñez y adolescencia migrante en su trabajo diario.

Con Migraciones, el programa de formación Estándares Internacionales y derechos de niños, niñas y adolescentes en contextos de movilidad: migración, refugio, asilo y trata de personas” mejoró el servicio dirigido a esta población. En Lima Norte se creó un equipo especial para atender mejor la regularización migratoria de niñas, niños y adolescentes, sus padres o cuidadores.

El Proyecto trabajó también en cuatro comunidades de acogida en San Martín de Porres y Carabayllo. Allí se crearon espacios de integración comunitaria para niñas, niños y adolescentes con el fin de promover la convivencia entre la población peruana y población venezolana,  Los espacios – primero presenciales y luego virtuales – congregaron a niñas, niños, adolescentes y sus familiares en actividades de intercambio: danza, apoyo escolar, diálogo intergeneracional, conversación entre líderes adolescentes y adultos.  

Este trabajo conjunto entre UNICEF y la Embajada de Canadá ha permitido mejorar las condiciones de vida de una de las poblaciones más vulnerables que llegó al país. La niñez y adolescencia venezolana cuenta ahora con más recursos para que sus derechos prevalezcan y sean respetados por toda la sociedad.

Este trabajo se presentará en el webinar de este jueves 3 de junio a las 5 de la tarde denominado “Las chicas y chicos nuevos del barrio”, vía el Facebook Live de Unicef Perú y La República.

Contactos de prensa

Marilu Wiegold
Especialista en Comunicación y Alianzas
UNICEF
Teléfono: 997-573-218
Correo electrónico: mwiegold@unicef.org
Sandra Esquén
Oficial de Comunicación
UNICEF
Teléfono: SOLO PRENSA
Correo electrónico: sesquen@unicef.org

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos las niñas, los niños y adolescentes, y la creación de oportunidades equitativas para que cada uno de ellos, sin distinción de género, etnia, lugar de residencia, condición de vida o de cualquier otra índole, pueda desarrollar plenamente su potencial.

Para saber más sobre la misión de UNICEF en Perú, visita www.unicef.org/peru.

Sigue las noticias de UNICEF en InstagramTwitter, LinkedInFacebook, Tik Tok y YouTube