En Perú, el sol ayuda a mantener las vacunas en frío

Congeladoras solares adquiridas a través de UNICEF ayudarán a que las vacunas contra la COVID-19, así como otras vacunas rutinarias, puedan llegar a las comunidades más remotas del país.

Por: Carolyn McCaffrey
Congeladoras para vacunas
UNICEF/UN0427110/Vilca
09 Marzo 2021

A medida que se inicia el proceso de distribución de las vacunas contra la COVID-19, Perú se prepara para suministrar dosis de la vacuna a millones de personas desde la Amazonía hasta los Andes. En un país en el que uno de cada cinco hogares rurales no tiene acceso a la electricidad por red pública [1], almacenar las vacunas a la temperatura correcta puede representar todo un desafío. 

Refrigeración solar 

Parte de la solución al problema llegó recientemente a un almacén del ministerio de Salud, en Lima: 1,100 congeladoras solares, adquiridas a través de la División de Suministros de UNICEF. Las congeladoras que arribaron se conectan directamente a paneles solares sin requerir el uso de baterías o reguladores, lo que las hace ideales para las comunidades remotas con suministro de energía limitado. Las unidades servirán para conservar las vacunas contra la COVID-19 y otras vacunas rutinarias. 

“Llegaron por vía marítima desde Luxemburgo. Desde aquí, en Lima, viajarán en avión y, en algunos casos, en barco para llegar a la gente de la selva y la sierra"

dice Manuel Martínez, Consultor de Suministros de UNICEF, quien ha trabajado estrechamente con el ministerio de Salud de Perú para supervisar la entrega e inspeccionar las congeladoras a su llegada. 

UNICEF Perú

En menos tiempo, a un mejor precio 

Durante más de una década, UNICEF ha venido ayudando al Gobierno del Perú a adquirir a gran escala suministros que salvan vidas. En los próximos meses, más de 10,000 unidades de cadena de frío adicionales llegarán al puerto de Lima.   

“UNICEF tiene un rol facilitador ya que tiene firmados acuerdos de largo plazo con proveedores que permiten la compra rápida de miles de productos, como las congeladoras solares, a un menor precio”

señala Ana de Mendoza, Representante de UNICEF en Perú. “Esto ha permitido que el Estado Peruano cuente con los productos en un menor tiempo y a un mejor precio”.  

Asegurándonos de que nadie se quede atrás  

Como en muchos países, la llegada de las vacunas contra la COVID-19, y los equipos de cadena de frío para almacenarlas de manera segura, marca un punto de inflexión para Perú, en donde el virus ha infectado a más de 1.3 millones de personas, ha cobrado alrededor de 50,000 vidas [2] y ha llevado a un estimado de 3.3 millones de personas, incluyendo a 1.2 millones de niñas, niños y adolescentes, a la pobreza.[3]

Niño recibiendo una vacuna
UNICEF/UNI388057/Vilca
Un niño recibe sus vacunas rutinarias en un centro de salud en Lima, Perú, el 16 de septiembre de 2020.

“Hace 75 años UNICEF apoyó el proceso de reconstrucción después de la Segunda Guerra Mundial, y ahora estamos apoyando el proceso de reconstrucción en la pandemia”

menciona Ana de Mendoza, “Es importante que las vacunas lleguen a todos los rincones del Perú y del planeta, y que nadie se quede atrás. Es la única manera que tenemos de salvar vidas y comenzar a construir un mejor futuro para todos”.  

 


[1] Instituto Nacional de Estadística e Informática, ‘Condiciones de vida en el Perú: Julio-Agosto-Septiembre’, INEI, Lima, 2020, <http://m.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/boletines/informe-condiciones-de-vida.pdf>, consultado el 8 de marzo, 2021.

[2] Ministerio de Salud, ‘Sala Situacional COVID-19 Perú’, 7 de marzo, 2021, <https://covid19.minsa.gob.pe/sala_situacional.asp>, consultado el 8 de marzo, 2020.

[3] Pablo Lavado, ‘COVID-19: Impacto en la pobreza y desigualdad en niñas, niños y adolescentes en el Perú: Estimaciones 2020-2021’, UNICEF, Lima, 2020, <https://www.unicef.org/peru/informes/covid-19-impacto-pobreza-y-desigualdad-en-ninas-ninos-y-adolescentes-peru-estimaciones2020-2021>, consultado el 8 de marzo, 2021.