Nutrición

Las prácticas nutricionales saludables debe ser un esfuerzo en conjunto y empieza desde la comunidad

UNICEF

Desafío

Existe una mayor comprensión de las consecuencias a corto y largo plazo de la desnutrición en todas sus formas, especialmente durante el período de los primeros 1,000 días de vida del bebé, donde las consecuencias de los déficits nutricionales son potencialmente irreversibles.

UNICEF apoya el establecimiento de un mecanismo de coordinación nacional específico de nutrición que involucre a diferentes actores a nivel nacional para prevenir todas las formas de malnutrición.

Para ello, trabaja en la construcción de un marco regulatorio que parte de la revisión de leyes y políticas existentes, en la construcción de capacidades en los proveedores de servicios y en los líderes comunitarios para la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna y la alimentación complementaria. 

Estas acciones descansan en el desarrollo e implementación de estrategias de Comunicación para el Cambio Social y de Comportamientos para modificar normas sociales negativas, brindar conocimientos, promover actitudes y prácticas positivas relacionadas con patrones alimentarios saludables y la actividad física en las niñas y los niños.

UNICEF apoya la formulación de una agenda nacional de nutrición que aborde la prevención y atención de la desnutrición en todas sus formas, priorizando acciones de "doble entrega" centradas en la primera infancia. Las acciones de trabajo en nutrición tienen una dimensión multisectorial con salud, agua, saneamiento, higiene, educación y desarrollo infantil temprano e incluye áreas transversales como la equidad de género y empoderamiento (para mujeres, niñas y adolescentes), la inclusión de la niñez en situaciones de emergencia.

A nivel local, se enfatiza la participación de la familia y la comunidad como una forma de crear soluciones locales, sostenibles y prácticas de nutrición saludables. Con el objetivo de llegar a los más vulnerables en donde la participación de los trabajadores de los equipos de salud familiar y comunitario, es fundamental para ampliar la entrega y mejorar la calidad de la salud y nutrición. Del binomio madre-hijo como la estrategia Familia Canguro, y la iniciativa de Unidades Amigas de la Madre y el Niño.

Solución

UNICEF aporta al fortalecimiento de las capacidades de trabajadores y líderes comunitarios que fomentan el desarrollo de las redes comunitarias que protegen, promueven y apoyan la lactancia materna y el apego precoz. Así como la adecuada alimentación complementaria. Esto permitirá que las mujeres embarazadas y lactantes mejoren su estado nutricional en diferentes contextos.

Dada la alta vulnerabilidad del país ante situaciones de emergencia, UNICEF brinda asistencia técnica para el desarrollo de marcos normativos que permiten mejorar las capacidades en las familias, comunidades e instituciones del Estado en la preparación y recuperación ante situaciones de emergencia. Con énfasis en la resiliencia nutricional y siguiendo los estándares de los Compromisos Básicos para la Infancia.