La niñez como un agente de cambio en la lucha contra efectos adversos del cambio climático

UNICEF promueve el acceso seguro y resiliente a servicios ASH en centros educativos

UNICEF Honduras
Niñas y niños cantando una canción de lavado de manos
UNICEF Honduras/2021
14 Diciembre 2021

“Antes no sabía cuanto tiempo tenía que lavarme las manos, pero ahora ya se cuanto tiempo es,” dijo Axel, estudiante de 13 años del Centro de Educación Básica (CEB) Manuel Bonilla en Tegucigalpa, Honduras. 

“Son 20 segundos y ya se hasta una canción de lavado de manos. Y ahora con el coronavirus, es muy importante saber cuanto tiempo y cómo.”

Axel, junto a muchos otros estudiantes en el país, han aprendido sobre la importancia del agua, que ahora viene a ser más importante que nunca para combatir el COVID-19. Asimismo, han aprendido a cuidar y valorar este recurso natural en estos tiempos que Honduras y el resto del mundo se encuentran en una crisis climática sin precedentes. 

A raíz de la pandemia del COVID-19 y siendo Honduras uno de los países más afectados a nivel mundial por los efectos adversos del cambio climático, los centros educativos del país enfrentan una urgente necesidad de mejorar sus servicios de agua, saneamiento e higiene (ASH).

La falta de acceso seguro (cantidad, calidad y continuidad) a los servicios de ASH en centros educativos contribuye a que 22% de los centros educativos en el país no tengan servicio de agua y que solo 12% tengan acceso básico a servicios de higiene.
 
UNICEF Honduras promueve el acceso seguro y resiliente a los efectos adversos del cambio climático a servicios ASH en centros educativos, mediante su programa ASH resiliente al clima para espacios seguros de aprendizaje, con enfoque de género y prevención de COVID-19.

En ese sentido, UNICEF Honduras, con apoyo del gobierno de Corea y en conjunto con DECOAS de SEDUC, a través de sus socios implementadores PWW y GOAL, implementa el Marco Estratégico de ASH resiliente al clima en centros educativos, analizando y entendiendo el problema de escasez de agua y servicios de higiene, identificando y evaluando opciones, entregando soluciones y monitoreando su desempeño hacia el progreso. 

WASH gráfico
UNICEF

Además del correcto lavado de manos, los estudiantes han aprendido diferentes métodos y alternativas para acceso seguro a servicios de ASH en contextos de escasez de agua y jabón.

Por ejemplo, aprendieron a hacer y usar tippytaps, un grifo elaborado de una botella de plástico y otros materiales caseros. Para reutilizar el agua durante su uso, se recomienda colocarlo sobre plantas de zábila, que se pueden utilizar posteriormente para elaboración artesanal de gel antibacterial y/o jabón.
 

Haciendo uso de un tippytap para lavarse las manos
UNICEF Honduras/2021
Haciendo uso de un tippytap para lavarse las manos

Para asegurar que los niños estén siempre preparados y sepan como cuidar el agua en tiempos de escasez, han aprendido a recolectar agua lluvia y de río para luego tratarla siguiendo una serie de pasos, incluyendo la sedimentación, la filtración y la desinfección. También, aprendieron a hacer su propio jabón y gel antibacterial usando ingredientes caseros de fácil acceso.

“Tenemos que cuidar los árboles porque con eso nosotros respiramos y no tirar basura porque si no se arruina el medioambiente,” dijo Daniela, estudiante de 9 años del CEB Nemesia Portillo, quien a través de las nuevas prácticas y habilidades que ha adquirido, ha podido compartir lo aprendido con su familia, hermanos, primos y amigos. Los más pequeños de su casa ahora se lavan las manos cantando la canción que Daniela les enseñó, repitiendo los movimientos de tortuga y montaña para eliminar las bacterias y evitar enfermedades.

lavado de manos gráfico
UNICEF

Ricardo Osorio, docente de 1er grado del CEB Manuel Bonilla ha podido observar y apreciar los cambios que tanto los niños como los centros educativos han tenido. La infraestructura ha mejorado, la remodelación de baños que ahora cuentan con un espacio específico para el manejo de higiene menstrual y la concientización en los temas básicos y fundamentales del diario vivir con respecto al acceso seguro a servicios de ASH. Comenta que con sus estudiantes, incorporar la temática de ASH en juegos y canciones ha resultado ser lo más apropiado y efectivo.

Para Ariana, de 11 años y estudiante del CEB Manuel Bonilla, las niñas ahora se sienten listas y preparadas para cuando desarrollen.

“Ahora las niñas pueden tener su propio espacio cuando les viene la menstruación, tienen un botiquín por si les da dolor y ahora estamos más seguras y ya sabemos los pasos para cuidarnos.”

Este módulo sanitario integra un inodoro, un lavamanos y/o pila con rival para poder lavar la ropa en caso de manchas de menstruación en el uniforme escolar, un espejo para poder revisar el uniforme y un dispensador de toallas sanitarias. Además, las niñas han aprendido a hacer sus propias toallas sanitarias lavables y reutilizables con diferentes telas especializadas y recicladas en el caso de la tela impermeable, utilizando chumpas o sombrillas en desuso, para así evitar desechar toallas sanitarias que pueden contaminar el medioambiente.

En conjunto con la Secretaría de Educación, UNICEF Honduras promueve la integración de conceptos y estrategias básicas (conocimientos, actitudes y capacidades) sobre cambio climático y ASH resiliente al clima en instrumentos adjuntos al currículo educativo, para ser incluidos en los planes de clase y para su implementación práctica en la comunidad educativa, apoyando el rol de la niñez como un agente de cambio para la adaptación y mitigación de los efectos adversos del cambio climático.