Educación

Con el apoyo de la tecnología, adolescentes que viven en parajes rurales dispersos en seis provincias del norte del país pueden estudiar en sus comunidades y completar la secundaria

egresados 2017
UNICEF

Desafío

En Argentina, desde 2006 la Ley de Educación Nacional 26.206 establece que todos los niños y adolescentes deben recibir 14 años de educación obligatoria. Si bien hubo avances en términos de cobertura, aún persisten brechas significativas en el acceso a la educación, en las trayectorias escolares y en los aprendizajes de los niños y adolescentes. Existen grandes disparidades en la probabilidad de ejercer el derecho a una educación inclusiva y de calidad, en función del origen social y económico, del género, del lugar de residencia –zonas urbanas versus rurales – y la provincia de procedencia. Persisten, además, grandes diferencias entre las distintas jurisdicciones en torno a la inversión y gestión educativa.  

Cerca de 650.000 niños y adolescentes de entre 4 y 17 años están fuera del sistema educativo, de acuerdo al último Censo Nacional. De ellos, aproximadamente medio millón son adolescentes. En contextos rurales, 34% de los adolescentes de 15 a 17 años está fuera de la escuela: 93.000 adolescentes, de los cuales 65.000 pertenecen a contextos rurales dispersos.

Cerca de 1 de cada 2 adolescentes que asisten a la escuela secundaria regular logra completarla. Esta situación se debe a diferentes motivos: ingreso al mercado laboral, dificultades económicas para cursar, embarazo o cuidado de hijos o hermanos menores, o falta de interés en la propuesta pedagógica que ofrece la secundaria.

Además de las dificultades vinculadas al acceso, permanencia y terminalidad de la secundaria, este nivel educativo presenta desafíos sustantivos para garantizar aprendizajes : según resultados de evaluaciones nacionales, 7 de cada 10 adolescentes que cursan el último año de la secundaria tienen un desempeño bajo en matemáticas, y sólo la mitad alcanzan niveles de desempeño satisfactorios o avanzados en lengua.

Solución

Para promover el acceso de niños y adolescentes a servicios de educación de calidad e inclusivos, UNICEF impulsa proyectos y apoya programas junto a gobiernos y otras organizaciones. La organización trabaja en dos temas centrales de la agenda educativa nacional: la expansión y mejora de la calidad del nivel inicial y el nivel secundario.  Apoyamos la capacitación de docentes de la educación inicial en contextos rurales y la educación intercultural bilingüe. A su vez, a partir de la generación de evidencia empírica, brindamos asistencia técnica a los gobiernos provinciales para la universalización de la educación inicial y la promoción de políticas integrales para la primera infancia. 

En el nivel secundario, UNICEF promueve el debate basado en evidencia en torno a la mejora y transformación de la escuela secundaria. Trabaja en el desarrollo de una modalidad de secundaria inclusiva y de calidad: PlaNea, Nueva escuela para adolescentes. Desde 2018, impulsa el proyecto que busca promover la transformación del modelo tradicional de organización de la escuela secundaria. La propuesta modifica aspectos vinculados al trabajo de los docentes en la escuela, las formas de enseñar y evaluar, la programación de la enseñanza y el trabajo en red. Esta iniciativa pone a los adolescentes en el centro y aborda, desde un enfoque integral, el fortalecimiento y desarrollo de habilidades cognitivas y sociales en el siglo XXI.

UNICEF apoya la implementación de modalidades innovadoras para promover el acceso, la permanencia y terminalidad de la secundaria, también a través de estos proyectos:

#ParaCadaNiño, derechos

UNICEF trabaja en Argentina desde 1985 para promover los derechos de los niños, niñas y adolescentes a acceder a salud, inclusión, protección, participación y educación.