El deseo de Cordelia: ver crecer a su pequeño Ángel

Cordelia carga a su hijo José Angel, de 15 días, en su pecho, como parte del Programa Mamá Canguro en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, República Dominicana.

Saiury Calcaño
08 Agosto 2021

Su brazo izquierdo sostiene a su primogénito, quien llora sin parar tras una inyección de vitamina K1 que le habían colocado minutos antes; José Ángel, de repente, detiene su llanto al acomodarse mejor en el regazo de su madre y llega la calma para ambos.

Cordelia Paulina Mendoza, de 18 años, aprovecha la tranquilidad de su hijo y afirma emocionada que es una mamá canguro, y coloca entre sus senos a su pequeño de tan solo 15 días de vida, quien nació de ocho meses y una semana, y pesando poco mas de 1 kilo.

“Cuando me enteré que mi hijo iba a nacer antes de tiempo me asusté porque no es normal. La doctora me dijo que esa semana extra, luego de los ocho meses, fue que lo salvó; pensé que se me iba a morir”, rememora aquel amargo momento.

Cordelia cursa el segundo nivel del bachillerato y es la más pequeña de cuatro hermanos. Cuando supo que estaba embarazada se puso muy contenta, al igual que su familia y pareja, quienes asegura, siempre estuvieron con ella.

Mujer y su bebé
UNICEF/_CAM6833 /Guerra

Cordelia carga a su hijo José Angel, de 15 días, en su pecho, como parte del Programa Mamá Canguro en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, República Dominicana.

A pesar de ese apoyo familiar que es vital, confiesa que en ocasiones le entraba un poco de pánico al saber que su hijo iba a nacer en medio del COVID-19, pero tuvo fe en que todo iba a salir bien.

Sin embargo, el niño al nacer y no tener el peso suficiente, tuvo que permanecer diez días hospitalizado. En esos días difíciles, Cordelia decidió ponerle el nombre de José Ángel, porque “él se salvó, él es un ángel, un sobreviviente”.

En ese proceso iba a visitarlo cada día y en una de sus visitas le hablaron del Programa Mamá Canguro, el cual se desarrolla desde el año 2012 en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina en Santo Domingo Este.

Guillermina Nadal, pediatra perinatóloga del hospital, interrumpe el relato de Cordelia para explicar que un niño o niña prematura es quien nace antes de las 37 semanas de gestación y tienen menos de 1.300 gramos de peso.

“Cuando lo tuve que cargar por primera vez me dio mucho miedo, pensé que lo iba a dejar caer de tan chiquito que era, pero luego aquí me explicaron cómo cargarlo y que al colocarlo en mi pecho crece más sano, además describieron todas las ventajas de la leche materna”, señala la joven madre.

Mujer y su bebé
UNICEF/_CAM6823 /Guerra

Cordelia carga a su pequeño José Angel, mientras recibe recomendaciones de la Dra. Cleotilde Matos, experta en Cuidado para el Desarrollo Infantil, un enfoque de atención que UNICEF promueve en la región para mejorar los servicios de primera infancia.

Al preguntarle a Cornelia sobre lo que le dirá a su hijo acerca de sus primeros meses de vida, ella responde sin titubear: “le contaré que al dar a luz antes de tiempo el Programa Mamá Canguro me enseñó a cuidarlo y me dio muchas herramientas para asegurar que creciera sano. También le diré que era lindo percibir su calor y lo bien que me sentía con él aquí”, dice emocionada mientras señala su pecho y florece en su mirada esa sensación de tener a su primer bebé más cerca de su corazón.

Iniciativas en favor de la primera infancia

El Programa Mamá Canguro fue creado en 1978 por el doctor Edgar Rey Sanabria en Colombia como respuesta a la situación de los hospitales caracterizada por la falta de incubadoras y de personal, así como hacinamiento.

De 2012 hasta la fecha, 4.829 madres se han beneficiado con el Programa Mamá Canguro del Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina en Santo Domingo, República Dominicana.

El Programa Mamá Canguro ha incorporado los principios y metodología de Cuidado para el Desarrollo Infantil (CDI), un enfoque impulsado por UNICEF que se basa en la evidencia científica. CDI orienta a madres, padres y otros cuidadores para que respondan sensiblemente a las necesidades de los niños y niñas, brindándoles un cuidado cariñoso y sensible que fomente su desarrollo.

“Muchos programas de atención se enfocan en trabajar solo con el bebé, mientras los padres están al lado mirando. CDI busca traer a los padres al centro como el motor principal que motiva el desarrollo de esos niños y niñas. Mamá Canguro trabaja justamente con este enfoque. El equipo de Mamá Canguro trabaja toda la parte clínica digamos, y con la inclusión del CDI se logra un desarrollo integral del bebé” explica Eladio Jiménez, Oficial de Desarrollo Infantil Temprano de UNICEF República Dominicana.

Manos de mujer y bebé
UNICEF/_CAM6858 /Guerra

Cordelia acaricia a su bebé, bajo la supervisión de la Dra. Cleotilde Matos orientadora experta en los principios de Cuidado para el Desarrollo Infantil, un enfoque que UNICEF promueve en toda la región para que sea integrado a los servicios que atienden la primera infancia. 

Añade que los prematuros son personas en un nivel de vulnerabilidad increíble y que en el país antes del programa, había una tasa de mortalidad en prematuros muy alta. “Este es un programa que salva vidas. Nosotros con este proceso de inclusión de CDI aseguramos una intervención oportuna para que no haya retraso ni en el crecimiento ni en el desarrollo de esa vida”.

Cornelia, a quien un día le gustaría ser productora de televisión, cuenta que desde que ingresó al Programa carga a su pequeño todo el tiempo en su regazo, solo tres o cuatro veces al día se lo saca de allí para ella poder comer o hacer alguna diligencia.

“Para mí el Programa ha sido de bendición, me ha encantado la experiencia y a mi bebé lo ha ayudado, ahora yo siempre lo tengo conmigo, y gracias a eso lo siento más grande y más fuerte, y quiero que siga creciendo saludable, es más, el día que no lo tenga aquí -señalando su pecho- me hará falta”, comenta con un poco de nostalgia.