Registros nominales de niños, niñas y adolescentes en el sistema de protección

A través de los registros nominales, UNICEF promueve el acceso a información completa y actualizada de cada niño en el sistema de protección

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la identidad.
Sanguinetti / UNICEF

Acceder a información completa y actualizada es fundamental para poder garantizar los derechos niños, niñas y adolescentes. Para poder actuar de forma más eficaz, los organismos del Estado necesitan saber qué derechos están siendo vulnerados y qué intervenciones se han realizado para restituirlos. Con el objetivo de compilar, organizar y hacer disponible esta información, funciona el Registro Único Nominal de niños, niñas y adolescentes en el sistema de protección, un proyecto que nace por iniciativa de  UNICEF y hoy se convirtió en una política pública de alcance federal. El RUN consiste en una base de datos informática que permite sistematizar la información de los chicos que están en el sistema de protección en Argentina junto al entrenamiento de los equipos territoriales de protección para la mejora de sus intervenciones.

El proyecto se implementa en alianza con la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF) junto a los gobiernos provinciales, que tienen a su cargo la gestión de los sistemas de protección. El Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia, aprobó la implementación del RUN y creó dos comisiones de trabajo para avanzar en la implementación en todas las provincias del país.

Actualmente se encuentra en etapa avanzada la implementación en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Misiones, Río Negro, Santa Cruz, Jujuy, Salta y San Juan. Y están iniciando el trabajo las provincias de Catamarca, La Rioja, Tierra del Fuego, Chubut y Corrientes. Se espera que las 24 provincias cuenten con un registro nominal hacia finales de 2019.  

El RUN permite contar con información individualizada de niños, niñas y adolescentes con derechos vulnerados en los que interviene el Estado. El uso de la herramienta informática desarrollada por UNICEF, que además da soporte al Estado para que pueda intervenir más rápidamente y cumplir con los plazos que establecen las leyes, brinda capacitaciones al personal de los organismos provinciales que lo utilizan, brindando una respuesta innovadora por el uso de tecnologías de información en el área social del Estado.

A través del sistema, en el legajo de cada chico se registran, articulan y monitorean las intervenciones de los actores del sistema de protección. Al contar con un celular con acceso a internet, los equipos técnicos pueden conocer en cualquier momento y lugar, los datos personas y del grupo familiar, los antecedentes, y las intervenciones realizadas con ese niño o niña.

La información se utiliza para planificar acciones y planes de trabajo, articular intervenciones y restituir derechos.

La información se utiliza para planificar acciones y planes de trabajo, articular intervenciones con otros efectores sociales (salud, educación, líneas telefónicas como la línea 102) y restituir derechos. De esta forma, el Registro Único Nominal moderniza la administración pública y brinda más y mejor información unificada de cada niño, niña o adolescente, desde una perspectiva sistémica.

El resultado es una gestión de la protección de la niñez más efectiva, que fomenta la comunicación, el intercambio y la integración entre los equipos y dispositivos del Sistema de Protección. Al analizar las intervenciones en el Registro Único Nominal, los equipos de protección de derechos mejoran sus prácticas y por ende la restitución de derechos de los niños abordados por los servicios. Sirve para la gestión de información de programas nacionales, por ejemplo, el Programa de Acompañamiento para el Egreso, por el cual el nivel nacional paga un subsidio a niños, niñas y adolescentes que egresan de las instituciones de acogimiento. A su vez, la información generada permite dimensionar las intervenciones e incidir para lograr mayor presupuesto. Además, ofrecerá estadísticas nacionales, ya que los datos ingresados por las provincias se podrán tomar desde el nivel nacional para monitoreo de la situación a nivel del país.

La provincia de Buenos Aires, distrito que concentra 40% de la población del país, fue pionero en la implementación de un registro nominal. UNICEF apoya la implementación desde el año 2010. El análisis de esta experiencia permitió obtener aprendizajes para implementar la herramienta en otras provincias.

El Registro Único Nominal ha surgido de una iniciativa de UNICEF que se ha convertido en una política pública, de alcance federal.

Desde UNICEF estamos haciendo un aporte para la gestión de las políticas públicas de niñez y adolescencia. En ese sentido, reafirmamos que es clave registrar las intervenciones de cada niño, niña o adolescente para garantizar y restituir sus derechos.