168 papás compartieron con sus niñas y niños, menores de 6 años, en concurso de creación de cuentos

La convocatoria buscó estimular el involucramiento de padres en las actividades de sus niñas y niños, y fortalecer los lazos entre papá - hijas e hijos.

Nery García
Papá dibuja con su hijo
UNICEF/2020/García
19 Enero 2021

Jimena Campos Ruiz, de 4 años, dibuja un boceto de mariposa y su papá, Nelson Campos, le consulta sobre los colores que puede utilizar para el dibujo. Esta ilustración acompaña al cuento ganador en Masaya llamado “La mariposa de tus sueños”, que el Ministerio de la Familia (Mifan), con el acompañamiento de UNICEF, impulsó en Centros de Desarrollo Infantil (CDI) en Nicaragua, para promover la unidad familiar y el involucramiento de los papás en el desarrollo emocional de sus hijas e hijos menores de 6 años, como parte del modelo de crianza positiva.

“Ella (la niña) es la esencia de lo que yo plasmé en ese dibujo. En ella deposito todo mi sueño. Me gustaría que más adelante fuera más de lo que yo he logrado”, dice Nelson Campos con la voz quebradiza y los ojos húmedos. Este papá de 25 años y oriundo de Monimbó, Masaya, trabaja como mesero en un restaurante de esa ciudad. Él aspira a fortalecer su relación con su hija porque está seguro de que eso permitirá fortalecer la confianza y bienestar de su familia.

 

Niña dibuja con su papa
UNICEF/2020/García
Nelson Campos dibuja con su hija Jimena, una mariposa que sirvió para ilustrar el cuento “La Mariposa de tus sueños”, ganador en Masaya.
Concurso de cuentos
UNICEF/2020/García
La mariposa es la creación final hecha por Jimena Campos y su papá, Nelson. La niña estudiaba primer nivel en el CDI “Rondas de Travesuras”

En UNICEF nos entusiasma mucho que los hombres que participaron en la creación de estos cuentos hayan fortalecido sus lazos con sus hijos e hijas. Este ejercicio promueve que las niñas y los niños sean más felices y en un futuro sean más sanos y seguros. Y por su parte, los hombres ejercen su paternidad brindándoles a sus hijos más pequeños, a través de este espacio, amor y cariño y demostrando la importancia del involucramiento de los padres en este modelo de crianza positiva…se convierten en agentes de cambio”,

Dra.María Delia Espinoza, Especialista en Desarrollo Infantil Temprano de UNICEF.

A través de esta actividad se logró promover los lazos de amor y ternura en las familias en donde los principales protagonistas fueron los niños y las niñas menores de 6 años, además de promover en ellos hábitos de lectura y que los padres se involucren de manera directa en la crianza a partir de las vivencias de la familia y abonar a crear espacios de armonía familiar a través de una actividad escolar encomendada en los Centros de Desarrollo Infantil a nivel nacional.

Toda la familia se involucró

Otro testimonio que entusiasma el involucramiento en el desarrollo de la niñez es el de Rosa Hernández y su hija Katiuska Hernández, de 4 años y viven en Granada. La mamá se siente muy contenta de haber participado en la creación del cuento, porque esto le permitió no solo compartir más con la niña, sino también con sus otros 2 hijos, de 14 y 18 años, quienes aportaron con ideas y animaron en la elaboración del cuento “Mariposa soñadora”.

 

Mama lee con su hija
UNICEF/2020/García
Katiuska Hernández, de 4 años, disfruta del cuento que lee su mamá, Carmen Hernández en Granada

“Para mí lo más importante fue compartir con mis hijos la convivencia en ese momento donde estábamos aportando ideas, enfocándonos en el amor que le tenemos a Katiuska, en lo que queremos para ella, enfocándonos en el bienestar de ella y a la vez tratando de crecer como familia”,

Carmen Hernández, mamá de Katiuska.

A la convocatoria del Mifan “Compartamos nuestros sueños”, participaron 164 papás y 264 mamás de 69 CDI del país. A los dueños de los mejores cuentos se entregaron materiales didácticos y lúdicos a nivel departamental y de la Regiones Autónomas del Caribe Norte y Sur. En total fueron seleccionados 18 ganadores a nivel nacional.

“El Ministerio de la Familia ha venido desarrollando esfuerzos por transformar patrones de crianza, favoreciendo hogares llenos de amor, cariño y armonía, lo hemos trabajado promoviendo Crianza con Ternura y Cuidados Cariñosos y Sensibles, hemos incidido en una paternidad responsable, invitando a los hombres a ser parte sustantiva en la crianza de sus hijas e hijos. Estamos orgullosos de los resultados”

 

 

Johana Flores, titular del Ministerio de la Familia.

La COVID-19 fue tema abordado por las niñas y los niños

El contexto de la pandemia de la COVID-19 también se vio reflejado en algunos cuentos, como el que realizó Karen Orozco con su hijo Francisco Miranda, de 4 años, estudiante del CDI Bertha Chamorro, en Granada. Su cuento versó sobre cómo ha afectado ese virus la recreación de las niñas y los niños.

 

“Comenzamos a escribir, por ejemplo: hoy Francisco sale con su familia al parque, hoy es el día de ir al parque. Hicimos un dibujo en el que él estaba ahí en el parque, pero también hicimos un dibujo en el que él tiene su mascarilla y no puede correr como antes”,

 

 

Karen Orozco, mamá de Francisco Miranda.
Madre estudia con su hijo
UNICEF/2020/García
Francisco Miranda, de 4 años, junto a su mamá Karen Orozco.

A pesar de la pandemia, con este cuento Karen y Francisco lograron fortalecer más su relación madre e hijo. “Lo más importante de esta experiencia fue estar unidos, una unión familiar, un tiempo para ellos, rescatar esta convivencia que hoy en día se ha perdido y se logró”, dice la mamá.

Salvador Pérez Rivas, Responsable de Atención de Primera Infancia del Mifan en Granada, explicó que las educadoras de los CDI visitaron a los padres de familia para que participan en la creación del cuento y promover importancia que tiene el padre de familia en el crecimiento de su hijo, en su desarrollo, en los primeros mil días de nacimiento.

Esta iniciativa es parte de la colaboración de UNICEF y el Mifan en un esfuerzo por fomentar la unidad familiar y el involucramiento de los padres en el desarrollo emocional de los menores de 6 años, gracias a los fondos proveniente de Kimberly Clarck. En este segundo año de implementación de este programa se llegó a 74,834 padres, madres, y a 88,558 niñas y niños.