Nutrición, una prioridad en las fronteras

Niños y niñas migrantes hasta los 5 años reciben suplementos nutricionales para prevenir la desnutrición en países como Ecuador, Perú and Brasil.

Por Enrique Patiño
© UNICEF Ecuador/2019/Arcos
UNICEF Ecuador/2019/Arcos

22 Agosto 2019

Tan pronto como Aleuzenev, de apenas un año de edad, llega al CEBAF -el mayor cruce fronterizo con Ecuador, ubicado en Tumbes, Perú-, su madre Joselin la lleva a la carpa de Salud y Nutrición apoyada por UNICEF, donde un equipo especializado en niños menores de cinco años revisa su estado de salud.

Después de la evaluación, Joselin respira en paz: el equipo de salud le dice que el peso y la talla de su bebé son las adecuadas para su edad. Como ella, miles de niños menores de cinco años que en este momento migran por los bordes de países de América Latina y el Caribe están siendo examinados y reciben suplementos cruciales para prevenir su desnutrición.

En países como Ecuador, Perú y Brasil, UNICEF ha priorizado en sus programas las necesidades nutricionales de niños y niñas entre 0 a 5 años como Aleuzenev.

De hecho, en Perú, a través del socio implementador PRISMA, UNICEF apoya la detección activa en niños menores de 5 años en el CEBAF, así como la provisión de asesoramiento en alimentación para lactantes y niños y niñas para promover el consumo de alimentos ricos en proteínas, vitaminas y minerales. En mayo, UNICEF evaluó el estado nutricional de 1.394 infantes. En el mismo mes, se entregaron suplementos alimenticios listos para usar a 1.096 niños menores de 5 años para prevenir su desnutrición. En Perú, UNICEF también remitió a 41 niños diagnosticados con desnutrición aguda moderada a los servicios de salud dentro del CEBAF.

© UNICEF Perú/2019
UNICEF Perú/2019
Aleuzenev, una niña venezolana de un año de edad, recibió suplementos cruciales para su nutrición por parte de UNICEF para prevenir la desnutrición a su llegada al CEBAF -el cruce fronterizo con Ecuador, en Tumbes, Perú.

Mientras tanto, Ecuador está trabajando en coordinación con el Ministerio de Salud local para brindar una respuesta adecuada a los niños migrantes. En mayo, a través del socio implementador ADRA, UNICEF realizó una evaluación nutricional a 1.046 niños menores de 5 años (529 niñas y 517 niños) en los cruces fronterizos del norte de Rumichaca y San Miguel. Al menos 12 niños fueron identificados con desnutrición aguda moderada y remitidos para recibir un tratamiento especializado. UNICEF entregó 1,056 suplementos nutricionales para prevenir el deterioro de su estado nutricional. A través de las evaluaciones de hemoglobina realizadas a 999 niños, se encontró que 183 de ellos sufrían de anemia y se les remitió a servicios especializados.

A través de evaluaciones respaldadas por UNICEF en Brasil, entre Boa Vista y Pacaraima, se encontró que al menos 1.271 niños menores de cinco años -incluidos 193 niños indígenas que viven en refugios- tenían riesgos de retraso en su crecimiento. Junto con la Secretaría de Salud del Estado, UNICEF realizó una campaña destinada a proporcionar micronutrientes a todos los niños menores de cinco años en estos refugios. El programa tenía dos ciclos de suplementación de 60 días por ciclo, con un intervalo mínimo de tres meses entre etapas. En mayo, 138 niños de 6 a 59 meses recibieron en cinco refugios su primer ciclo de suplementación. Con la contribución de la Secretaría de Estado de Salud, el segundo ciclo comenzó en junio.

© UNICEF LACRO/2019/Patiño
UNICEF LACRO/2019/Patiño
Julio (3), un niño migrante, come su primera comida completa después de haber estado más de una semana caminando como migrante junto con su familia. Su desnutrición estaba a punto de alcanzar un estado crítico.

Gracias al apoyo continuo de donantes como la Oficina de Población, Refugiados y Migración de los Estados Unidos (BPRM, por sus siglas en inglés) y Canadá y el Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF, por sus siglas en inglés), UNICEF ha podido proporcionar suplementos nutricionales para prevenir la desnutrición a más de 4,100 niños menores de 5 años en Perú, casi 4,800 niños en Ecuador y 744 niños en Brasil.

 


Todas las cifras han sido extraídas de: https://www.unicef.org/appeals/files/Latin_America_Migration_Flows_May_2019.pdf