Acabemos con la violencia en las escuelas. #ENDViolence

No permitas que la violencia sea una lección diaria.

Un niño sentado afuera de una escuela, Honduras
UNICEF/UNI177485/Heger

Nadie debería tener miedo de ir a la escuela. Sin embargo, para muchos estudiantes de todo el mundo, la escuela es un lugar peligroso.

Tristemente, la violencia en las escuelas (desde el acoso hasta el hostigamiento sexual y el castigo corporal) es tan frecuente que parece inevitable. Pero no, es evitable y todos podemos hacer algo al respecto.

La violencia en las escuelas: datos básicos

Para millones de estudiantes de todo el mundo, el ambiente en la escuela no es un lugar seguro para estudiar y crecer.

Qué puedes hacer

La violencia en las escuelas puede tener consecuencias graves y a largo plazo en la vida de los niños, en su futuro y en el futuro de las comunidades en las que viven.

Los estudiantes suelen ser el blanco de la violencia por razón de su origen o de quiénes son. Hay demasiados estudiantes en todo el mundo que han vivido largos periodos de tiempo preocupados o atemorizados por la violencia, pero juntos podemos cambiar la situación.

Si eres estudiante, madre, padre o docente, toma medidas para exigir que haya ambientes seguros en los que los niños y los jóvenes puedan sentirse a salvo en la escuela, en su comunidad o en internet.

Clase por clase, escuela por escuela, país por país, podemos acabar con la violencia en las escuelas. #ENDviolence.

 


 

Para estudiantes


 

Para progenitores y docentes