Viajar en familia durante la COVID-19

Consejos y recomendaciones para proteger a tu familia mientras están fuera de casa

UNICEF
Abhivyakti (10) siempre usa mascarilla cuando sale de casa.
UNICEF/UNI355717/Panjwani
18 Septiembre 2020

Viajar forma parte de la vida de muchas familias del mundo, ya sea por necesidad o por ocio. Sin embargo, desde que apareció el coronavirus, esta parte de la vida cotidiana se ha vuelto cada vez más arriesgada. Si tú y tu familia tienen que viajar durante la pandemia de la COVID-19, pueden seguir estos consejos para hacerlo de forma más segura. 

 

¿Es conveniente viajar durante la pandemia de COVID-19?

Cualquier viaje plantea riesgos de contraer o transmitir la COVID-19. Antes de viajar, comprueba si hay transmisión de COVID-19 en tu zona o en alguno de los lugares que vas a visitar. No viajes si tú o algún miembro de tu familia están enfermos, tienen síntomas de COVID-19 o han estado en contacto con alguna persona que padece COVID-19 en los últimos 14 días. Los miembros de la familia más propensos a desarrollar enfermedades graves (los familiares de edad más avanzada o los que ya padecen otra patología) deberían plantearse aplazar cualquier viaje, por ejemplo un viaje esencial a un destino de alto riesgo. Asimismo, deberían considerar posponer cualquier visita a familiares o amigos que tengan un riesgo mayor de desarrollar una manifestación muy grave de la COVID-19.

 

¿Cómo deberíamos prepararnos para viajar juntos en familia?

Si deciden viajar, comprueba si existen restricciones a los viajes o si es obligatorio quedarse en casa, ponerse en cuarentena o realizarse pruebas tanto en tu zona como en los lugares que planeas visitar (consulta las páginas web de los ministerios de salud y asuntos exteriores y las de las autoridades locales de salud). Ten en cuenta que estas políticas pueden cambiar con poco tiempo de preaviso y esto podría alterar tus planes de viaje. Si tú o un miembro de tu familia se enferman o tienen contacto con una persona que padece COVID-19 durante el viaje, deberían aislarse o ponerse en cuarentena y retrasar su regreso. Del mismo modo, si tú o un miembro de tu familia se enferman o resultan heridos durante el viaje, deberán tener en cuenta que algunos sistemas de atención de la salud están sobrecargados y el acceso a una atención médica adecuada podría ser limitado en las zonas afectadas.

Verifica con antelación las opciones de transporte, alimentación y alojamiento disponibles en el lugar de destino. Recuerda que algunos negocios y servicios, como el transporte público, las tiendas, los restaurantes y las atracciones turísticas populares, podrían estar total o parcialmente interrumpidos en las zonas afectadas; por eso, es recomendable consultar la información más reciente sobre los cambios en los servicios y procedimientos.

También es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Antes de viajar, asegúrate de que tú y tu familia están al día de sus inmunizaciones sistemáticas, como la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola y la vacuna de la gripe estacional.
  • Si un familiar está tomando medicación, cerciórate de que lleva consigo reservas suficientes para todo el viaje.
  • Elige el medio de transporte más seguro. Trata de evitar viajar en avión o crucero, ya que en estos medios puede ser difícil mantener el distanciamiento físico durante periodos de tiempo prolongados. Si utilizas el transporte público, sigue las precauciones esenciales: mantener el distanciamiento físico, evitar tocar las superficies de uso común y lavarte o desinfectarte las manos con frecuencia. Si es posible, deja una fila de asientos libre entre la tuya y la de otros viajeros. Si viajas en un vehículo privado, lleva comida y bebida suficiente y llena el depósito de tu vehículo de gasolina con antelación para intentar reducir al máximo las paradas.
  • Planifícate para evitar viajar en horas punta y toma las rutas menos congestionadas en la medida de lo posible.
  • Durante tu viaje, organízate para evitar visitar lugares hacinados, espacios cerrados con poca ventilación y reuniones sociales o masivas como conciertos, eventos y fiestas.
  • Si es posible, planifica llevar tu propia comida y bebida. 

 

¿Qué deberíamos hacer si tenemos pensado pasar una noche fuera de casa?

Si planeas pasar una noche en un hotel o en otro alojamiento, consulta con antelación las medidas de prevención establecidas:

  • ¿Llevan mascarillas los miembros del personal mientras trabajan? ¿Mantienen el distanciamiento físico y se lavan las manos con frecuencia?
  • ¿Cuentan con precauciones adicionales, como mamparas de plexiglás en la recepción? ¿Han modificado la disposición del vestíbulo, los ascensores y las zonas comunes o han puesto barreras para permitir la distancia física entre los miembros del personal, los huéspedes y los visitantes?
  • ¿Hay un sistema de ventilación adecuado?
  • ¿Se están aplicando nuevas políticas de limpieza y desinfección en el hotel?

Cuando llegues, desinfecta las superficies de uso frecuente de tu habitación, como las llaves, los pomos de las puertas, el control del TV, etc. Si es posible, abre las ventanas para ventilar la habitación cuando llegues. También tienes la opción de solicitar que no limpien ni realicen ningún otro servicio dentro de tu habitación para evitar la presencia de personas ajenas a tu familia durante tu estancia.

> Leer: Consejos de limpieza en el contexto de la COVID-19

¿Qué precauciones de seguridad deberíamos tomar mientras estamos de viaje?

Durante un viaje, todos los progenitores y cuidadores deberían tomar precauciones normativas para protegerse a sí mismos y a sus hijos:

  • Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón o usa un desinfectante de manos con alcohol.
    > Más información sobre el lavado de manos
  • Intenta no tocarte la cara (ojos, nariz y boca).
  • Evita los lugares concurridos y los espacios confinados o cerrados con poca ventilación.
  • Trata de mantener una distancia física de al menos un metro con otras personas en lugares públicos.
  • Utiliza mascarilla cuando te encuentres en lugares públicos en los que haya transmisión de COVID-19 y el distanciamiento físico no sea posible.
    > > Más consejos para las familias sobre el uso de mascarillas
  • Limpia y desinfecta con frecuencia las superficies de uso común, como teléfonos, llaves, pomos de puertas, interruptores, etc.
    > Más consejos de limpieza en el contexto de la COVID-19
  • Si decides comer fuera, llévate tu propia comida y tus cubiertos. Si no es posible, elige la opción más segura, como pedir la comida para llevar en lugar de consumirla en un espacio cerrado. No olvides lavarte o desinfectarte las manos antes de comer.
    > Más información sobre cómo pasar tiempo al aire libre sin peligro
  • Busca atención médica cuanto antes si tú o tu hijo tienen fiebre, tos, dificultad para respirar o cualquier otro síntoma de la COVID-19.

 

¿Qué deberíamos hacer al regresar a casa?

Al regresar a casa, sigue las recomendaciones o las normas impuestas por las autoridades nacionales o locales y mantén las precauciones más importantes. Además, permanece atento a la posible aparición de síntomas de COVID-19 y busca ayuda médica si detectas alguno.