Preguntas frecuentes acerca de la Convención sobre los Derechos del Niño

Respuestas a tus preguntas sobre la Convención

Convention on the Rights of the Child: Children rehearse a song together in a school in Romania.
UNICEF/UN039014/Dinulescu

¿Qué es la Convención sobre los Derechos del Niño?

La Convención sobre los Derechos del Niño es un tratado internacional que reconoce los derechos humanos de los niños, definidos como personas menores de 18 años. La Convención establece en forma de ley internacional que los Estados Partes deben velar por que todos los niños –sin discriminación de ninguna clase– se beneficien de medidas especiales de protección y asistencia; tengan acceso a la educación y la atención de la salud; puedan desarrollar plenamente sus personalidades, capacidades y talentos; crezcan en un ambiente de felicidad, amor y comprensión; y reciban información sobre la manera en que pueden alcanzar sus derechos y participar en el proceso de una forma accesible y activa.

 
¿Cómo se decidió el contenido de la Convención sobre los Derechos del Niño?

Las normas de la Convención sobre los Derechos del Niño fueron negociadas durante un período de 10 años por gobiernos, organizaciones no gubernamentales, promotores de los derechos humanos, abogados, especialistas de la salud, trabajadores sociales, educadores, especialistas en desarrollo infantil y dirigentes religiosos de todo el mundo. El resultado es un documento consensuado que tiene en cuenta la importancia de los valores tradicionales y culturales para la protección y el desarrollo armonioso del niño, que refleja los principales sistemas jurídicos del mundo y reconoce las necesidades específicas de los países en desarrollo.

 
¿Cómo protege la Convención los derechos de la infancia?

La Convención constituye un marco de referencia común para evaluar los progresos en el cumplimiento de las normas de derechos humanos de los niños y comparar los resultados. Al haber aceptado cumplir las normas de la Convención, los gobiernos están obligados a armonizar sus leyes, políticas y prácticas con las normas de la Convención; a convertir estas normas en una realidad para todos los niños; y a abstenerse de tomar cualquier medida que pueda impedir o conculcar el disfrute de estos derechos. Los gobiernos están obligados a presentar informes periódicos a un comité de expertos independientes sobre los progresos en el cumplimiento de todos los derechos.

 
¿Cómo define la Convención a los niños?

De acuerdo con la Convención, un niño es una persona menor de 18 años, salvo que las leyes pertinentes reconozcan antes la mayoría de edad. En algunos casos, los Estados están obligados a fijar edades mínimas, como la edad para trabajar y la edad para terminar la enseñanza obligatoria. No obstante, en otros casos, la Convención prohíbe inequívocamente la prisión perpetua sin posibilidad de libertad, al igual que la pena de muerte, para los menores de 18 años.

 
¿Cuáles son los principios rectores de la Convención?

Los principios rectores de la Convención son la no discriminación; el interés superior del niño como consideración esencial en todas las medidas concernientes a la infancia; el derecho intrínseco del niño a la vida y la obligación de los Estados Partes de asegurar al máximo posible su supervivencia y desarrollo; y el derecho del niño a expresar libremente sus puntos de vista sobre todas las cuestiones que le afectan y a que se les conceda la importancia que merecen.

¿Cuál es la perspectiva sobre la infancia que figura en la Convención sobre los Derechos del Niño?

La Convención establece un conjunto universal de normas que todos los países deben acatar. Ofrece una nueva visión de la infancia. Los niños no son propiedad de sus padres ni beneficiarios indefensos de una obra de caridad. Son seres humanos y titulares de sus propios derechos. La Convención ve al niño como individuo y como miembro de una familia y una comunidad, con derechos y responsabilidades apropiados para su edad y su etapa de desarrollo. Al reconocer los derechos de la infancia de esta manera, la Convención concibe al niño como un ser integral.

 
¿Por qué es especial la Convención sobre los Derechos del Niño?

La Convención:

  • Es el tratado de derechos humanos más ampliamente ratificado de la historia y está vigente en prácticamente todos los países del mundo, lo que constituye un marco ético y jurídico común para el ejercicio efectivo de los derechos de la infancia.
  • Fue la primera vez que se asumió un compromiso formal para garantizar la satisfacción de los derechos de los niños y dar seguimiento a los avances relacionados con la situación de la infancia.
  • Manifiesta que los derechos de los niños no pueden seguir considerándose como una opción, un favor o una obra de caridad. Los derechos de la infancia generan obligaciones y responsabilidades que todos debemos cumplir y respetar.
  • Ha sido reconocida por entidades no estatales.
  • Es un referente para muchas organizaciones que trabajan con los niños y en favor de ellos, incluyendo organizaciones no gubernamentales y entidades del sistema de las Naciones Unidas.
  • Reafirma que todos los derechos son igualmente valiosos y esenciales para el pleno desarrollo del niño, y que todos los niños son importantes, sin excepción.
  • Reafirma la noción de que el Estado debe rendir cuentas por el cumplimiento de los derechos humanos y la observancia de los valores de transparencia y escrutinio público asociados.
  • Promueve un sistema internacional de solidaridad concebido para lograr el cumplimiento de los derechos de la infancia. Exhorta a los países donantes a prestar asistencia en ámbitos en los cuales se han identificado necesidades concretas; así mismo, insta a los países receptores a encauzar hacia esos ámbitos la asistencia al desarrollo que reciben del exterior.
  • Destaca la función de la sociedad, las comunidades y las familias en la promoción y la protección de los derechos de la niñez.
 
¿Cuántos países han ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño?

La Convención sobre los Derechos del Niño es el tratado de derechos humanos que con mayor rapidez se ha ratificado en la historia. Más países han ratificado la Convención que cualquier otro tratado de derechos humanos; de hecho, 196 países se habían convertido en Estados Partes en la Convención en octubre de 2015. Únicamente los Estados Unidos de América no la han ratificado. Al firmar la Convención, los Estados Unidos indicaron su intención de ratificarla, pero todavía no lo han hecho.

 
¿Cómo verifica y fomenta la comunidad internacional los avances en la aplicación de la Convención?

El Comité de los Derechos del Niño, un órgano de expertos independientes que hacen un seguimiento de la aplicación de la Convención, exige que los gobiernos que han ratificado la Convención presenten informes periódicos sobre la situación de los derechos de la niñez en sus países. El Comité examina estos informes y formula recomendaciones a los Estados. De ser necesario, solicita asistencia internacional de otros gobiernos y asistencia técnica de organizaciones como UNICEF.

Infórmate más sobre la aplicación y el seguimiento de la Convención.

 
¿Qué medidas tienen que tomar los gobiernos por indicación de la Convención sobre los Derechos del Niño y el Comité de los Derechos del Niño?

Mediante sus análisis de los informes de los países, el Comité insta a todos los sectores del gobierno a guiarse por la Convención al elaborar y aplicar políticas; por ejemplo, formular un plan nacional para la infancia; comprobar la proporción del presupuesto que se emplea en los niños; llevar a cabo en todos los departamentos del gobierno evaluaciones periódicas del impacto, utilizando datos fiables sobre las vidas de los niños; y nombrar un defensor u ombudsman independiente para los niños.

Infórmate más sobre la aplicación y el seguimiento de la Convención.


¿Cuáles son algunas de las esferas en que la Convención ha sido más eficaz?

En los 30 años que han transcurrido desde que se aprobó la Convención, las vidas de millones de niños han mejorado gracias al ejercicio efectivo y progresivo de los derechos, y al cumplimiento de las obligaciones consagradas en la Convención y sus tres Protocolos Facultativos.

La Convención ha inspirado numerosos procesos para aplicar sus normas a nivel nacional y lograr cambios sociales a nivel mundial; por ejemplo:

  • Incorporación de los principios de los derechos del niño en las legislaciones nacionales.
  • Establecimiento de organismos interdepartamentales y multidisciplinarios para abordar los derechos de la infancia.
  • Desarrollo de programas nacionales para los niños.
  • Promoción de los defensores de los niños y los comisionados para los derechos de la infancia.
  • Reestructuración de las asignaciones presupuestarias para el ejercicio efectivo de los derechos de los niños.
  • Intervenciones destinadas a la supervivencia y el desarrollo infantil.
  • Lucha contra la discriminación y otros obstáculos a la realización de los derechos de los niños, como las diferencias socioeconómicas entre ellos.
  • Creación de oportunidades para que los niños expresen sus opiniones y sean escuchados.
  • Ampliación de las alianzas en pro de los niños.
  • Evaluación de las repercusiones de las medidas sobre los niños.
 
¿Cómo utiliza UNICEF la Convención sobre los Derechos del Niño?

UNICEF es el organismo de las Naciones Unidas con el mandato de proteger los derechos de todos los niños, en todas partes, especialmente de los más desfavorecidos. Como lo expresa nuestra Declaración sobre la Misión, “La Asamblea General de las Naciones Unidas ha confiado a UNICEF el mandato de abogar por la protección de los derechos del niño, ayudar a satisfacer sus necesidades básicas y mejorar sus posibilidades de desarrollar plenamente su capacidad. UNICEF se guía por lo dispuesto en la Convención sobre los Derechos del Niño y se esfuerza por conseguir que esos derechos se conviertan en principios éticos perdurables y en normas internacionales de conducta hacia los niños”.

UNICEF es la única organización a la cual la Convención sobre los Derechos del Niño se refiere concretamente como fuente de asistencia y asesoramiento especializados. La Convención sirve de orientación a UNICEF en las esferas que tiene que evaluar y abordar, y es una herramienta para medir los progresos en esas esferas. Además de prestar constante atención a la supervivencia y el desarrollo de los niños, UNICEF debe tomar en consideración la situación de la infancia en general; analizar el entorno económico y social; fomentar las alianzas para reforzar la respuesta (incluyendo la participación de los propios niños); promover intervenciones sobre la base de la no discriminación; y actuar teniendo en cuenta, en primer lugar, el interés superior del niño.

Aprende más sobre la función de UNICEF en materia de promoción y apoyo a la Convención.