Asesorías de salud integral en escuelas secundarias

UNICEF promueve el desarrollo de asesorías en salud integral en escuelas secundarias para brindar contención e información y acercar el sistema de salud a los adolescentes

Asesorías de salud integral en escuelas secundarias
UNICEF

Asesorías de salud integral en escuelas secundarias

La adolescencia es una etapa llena de cambios y desafíos. Más independencia, más responsabilidades, cambios físicos y avances en la construcción de la identidad generan dudas y preguntas que a veces son difíciles de plantear con los adultos, o para las que los amigos no tienen respuestas. Para brindar un espacio de diálogo, ofrecer contención e información y derivación para la resolución de problemas, UNICEF apoya las asesorías de salud integral en escuelas secundarias en las provincias de Chaco, Jujuy, Salta, Misiones y Tucumán.

Nelson, de 16 años, utilizó la asesoría que funciona en su escuela en la localidad de Lules, Tucumán. “Yo tenía una duda sobre un tema. Fui a hablar con ella (la asesora) y me mando a hacer unos análisis,” cuenta. “A la médica le confías más que a tu mamá.”

Los adolescentes tienen muchas percepciones y desconocimiento sobre el sistema de salud: sienten vergüenza, creen que no hay un espacio especialmente preparado para ellos, no saben que la confidencialidad está garantizada, creen que no les van a hablar con claridad. Estas opiniones muchas veces los frenan de acercarse a buscar ayuda, de acuerdo a la investigación  “El acceso a la salud de los y las adolescentes en Argentina”. Por otro lado, el sistema de salud también presenta barreras que limitan o impiden la consulta de los adolescentes; entre ellas la ineficiencia de los servicios para responder a las necesidades de esta población, la falta de turnos y los prolongados tiempos de espera, los trámites administrativos, el maltrato hacia los adolescentes, la falta de respuestas acordes a su grado de autonomía, la lejanía de los establecimientos y los horarios inadecuados. Otras veces, la falta de conocimiento de cómo traducir un síntoma en enfermedad requiere de un acompañamiento médico o adulto que oriente la consulta. 

UNICEF junto a la Secretaría de Salud de La Nación y los Ministerios de Salud Provinciales busca acercarse a los adolescentes en un ámbito que ellos ya frecuentan: la escuela. Mediante un abordaje multidisciplinario, el sistema de salud y el sistema educativo se articulan para generar un espacio donde los adolescentes pueden hablar libremente y obtener información confiable para tomar mejores decisiones.

Con mis compañeras a veces tenemos una duda y le mandamos un mensaje y vamos,

dice Yaira, de 16 años.

Las asesorías funcionan semanalmente en las escuelas secundarias. Los estudiantes pueden pedir un turno con el o la asesora previamente, o acercarse directamente, solos o en grupo. Algunos de los temas que los adolescentes plantean están relacionados a su salud sexual, el embarazo, el suicidio, las adicciones y la nutrición. “Con mis compañeras a veces tenemos una duda y le mandamos un mensaje y vamos,” cuenta Yaira, de 16 años.

A partir de un vínculo de confianza con el asesor o referente, desde las asesorías se brinda orientación, información y acompañamiento en cuestiones vinculadas a la salud de los y las adolescentes, desde una perspectiva integral, en un marco de respeto a sus derechos y asegurando su autonomía, confidencialidad y privacidad. Las asesorías funcionan como un nodo de resolución de problemas: los adolescentes reciben ayuda para superar situaciones difíciles y se empoderan para ser agentes de cambio en sus familias, escuelas y comunidades.

Las asesorías cumplen con un doble objetivo: garantizar el acceso a la salud de los y las adolescentes, facilitando la llegada al sistema y acercando los recursos hacia donde ellos están; y disminuir las posibilidades de abandono escolar debido a cuestiones de salud. Además de facilitar el acceso al sistema de salud, las asesorías funcionan como instancia a partir de la cual los adolescentes pueden vincularse con otras instituciones del Estado, como los organismos de protección de derechos, dependencias de desarrollo social y el sistema de justicia. Sus comunidades, a su vez, se benefician de este acercamiento. 

UNICEF ha brindado apoyo a este proyecto desde 2016 para fortalecer los servicios existentes y crear nuevos en las provincias prioritarias. Actualmente, existen más de 500 servicios de asesoría en 12 provincias y se espera que llegar a 3000 para el 2020.

UNICEF articula con la Secretaría de Salud de la Nación y los Ministerios de Salud provinciales para llevar adelante la iniciativa y brinda asistencia técnica para formar asesores en salud.