Migración irregular: una realidad peligrosa para niñas, niños y adolescentes

Personal del Ministerio de la Familia recibieron capacitación sobre la importancia de prevenir la migración irregular de niñas, niños y adolescentes.

20 Junio 2019
Niñez y Migración
IOM 2019
El MIFAN creará una guía sobre prevención de la migración irregular y protección de la niñez y adolescencia, el cual se impartirá en la Escuela de Valores dirigida a adolescentes, madres y padres de familia.

Managua. Las niñas, niños y adolescentes migrantes y desplazados están más expuestos a sufrir algunas de las peores formas de abusos y otros daños. En las Américas viven 6.2 millones de niños y niñas migrantes; esto es, el 20% del total mundial, según el estudio” Desarraigados: una crisis creciente para los niños refugiados y migrantes”, realizado por UNICEF.

Para fortalecer la gestión del conocimiento del personal del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, (MIFAN), sobre el abordaje de conceptos migratorios y características de la migración, así como presentar las herramientas de OIM, UNICEF y CCFC, sostuvieron recientemente un día de trabajo para la prevención de la migración irregular y protección de la niñez migrante. ​

“El principal objetivo es prevenir la migración de los niños, niñas y adolescentes, que los padres tengan conciencia a que se están exponiendo a las niñas, niños y adolescente. Y si lo van a hacer (decidir migrar) que tomen las mejores medidas de seguridad para que la niñez no sufra ningún trauma, ningún riesgo” expresó Johana Flores, ministra de la Familia, Niñez y Adolescencia (MIFAN).

Trabajo conjunto

El taller fue un espacio introductorio de los conceptos y las características de la Migración, con el fin de aportar herramientas de trabajo y construir en conjunto con todas las instituciones involucradas un documento para que madres y madres conozcan riesgos protejan a los niños, niñas y adolescente en el contexto de las migraciones. El taller nos ha permitido reflexionar con el personal técnico, a través de metodologías sencillas y lúdicas, sobre el dolor, las cargas emocionales, las implicaciones y riesgos que viven las niñas, niños y adolescentes cuando se enfrentan a la migración. Bien sea porque tienen que partir a un destino nuevo o se deben quedar cuando mamá y papá son quienes migran”, comentó Maria Lily Rodríguez, especialista en Protección de la Niñez contra la violencia de UNICEF.

A partir de los conocimientos adquiridos, los participantes identificaron las temáticas para la creación de una guía sobre prevención de la migración irregular y protección de la niñez y adolescencia, el cual se impartirá en la Escuela de Valores dirigida a adolescentes, madres y padres de familia.

Por su parte, Paola Zepeda, la Jefa de Oficina de OIM en Nicaragua, señaló que es necesario trabajar conjuntamente en la prevención de la migración irregular, a través del fortalecimiento de capacidades y la divulgación de este tema, “para contribuir desde cada uno de nuestros espacios de trabajo, a la disminución de los riesgos asociados a la migración irregular que afectan a las familias nicaragüenses”.

Las medidas en favor de los niños no pueden esperar

 “El reto para nosotros como Ministerio de la Familia es apropiarnos de la importancia de estos temas, de la prevención, de la migración irregular, de darle a conocer a nuestros protagonistas, padres, madres, tutores, niñas, niños y adolescentes qué significa esa acción de migrar, y elaborar un documento para reforzar esos temas que nosotros tenemos en los espacios de valores de adolescentes y para padres”, opinó Carol Herrera, directora general del Programa Amor del MIFAN.

    Contactos de prensa

    Olga Moraga Amador
    Especialista en Comunicación
    UNICEF Nicaragua
    Teléfono: 505 2268 0687
    Teléfono: 505 8851 7782
    Correo electrónico: omoraga@unicef.org
    Anabell Cruz Zavala
    Oficial de Medios y Comunicación
    Organización Internacional para las Migraciones
    Correo electrónico: amcruz@iom.int

    UNICEF, a nivel global, ha establecido seis metas y sugerencias prácticas para proteger a los niños migrantes y refugiados y proporcionarles una esperanza para el futuro:

    1. Proteger a los niños refugiados y migrantes, especialmente a los no acompañados, de la explotación y la violencia Introducir medidas para fortalecer los sistemas de protección infantil, como la formación de trabajadores sociales e infantiles y la colaboración con las organizaciones no gubernamentales (ONG) y otros grupos profesionales.
    2. Mantener unidas a las familias como la forma más adecuada para proteger a los niños y concederles un estatus legal Elaborar una orientación normativa clara para evitar la separación de los niños y sus padres durante los controles fronterizos y cualquier otro tipo de trámite legal con los migrantes.
    3. Acabar con la detención de niños migrantes o que esperan obtener la condición de refugiados Introducir alternativas prácticas a la detención siempre que los implicados sean niños (o sus familias), dado el impacto negativo de las detenciones sobre el desarrollo y su particular vulnerabilidad a la violencia física y psicológica.
    4. Mantener estudiando a todos los niños refugiados y migrantes y darles acceso a la salud y a otros servicios de calidad Se necesita un mayor esfuerzo colectivo por parte de los gobiernos, las comunidades y el sector privado para proporcionar a estos niños educación, salud, refugio, nutrición, agua y saneamiento y acceso a ayuda jurídica y psicosocial.
    5. Insistir en la necesidad de abordar las causas subyacentes a los movimientos a gran escala de refugiados y migrantes Abordar las principales causas de los conflictos, la violencia y la pobreza extrema de los países de origen. Para ello, se debería aumentar el acceso a la educación y a la protección social; incrementar las posibilidades de que las familias tengan ingresos y los jóvenes encuentren empleo; y fomentar una gobernanza más responsable y transparente.
    6. Promover medidas para combatir la xenofobia, la discriminación y la marginación en los países de tránsito y de destino Las coaliciones de ONG, las comunidades, el sector privado, los grupos religiosos y los líderes políticos deberían asumir la responsabilidad de concienciar a la opinión pública para prevenir que aumenten la xenofobia y la discriminación contra los refugiados.