UNICEF/Guinea Ecuatorial. Foto de una nina