Entornos de aprendizaje seguros para la promoción de la salud mental

En el día internacional de la salud mental, el gobierno de Canadá y UNICEF enfocan sus esfuerzos en promover ambientes de aprendizaje protectores para niñas, niños y adolescentes.

UNICEF | Rosarlin Hernández
Fb Live Unicef y Fundasil sobre educación y salud mental
UNICEF
09 Octubre 2020

San Salvador, 9 de octubre de 2020. Desde que las aulas de clases se quedaron vacías, la experiencia de aprendizaje, que venía acompañada del juego y el compartir con los amigos, pasó a ser una actividad que ocurre frente a una computadora o celular, desde cualquier lugar de la casa.   

Este cambio ha marcado a miles de niñas, niños y adolescentes que todos los días intentan adaptarse a la nueva normalidad y superar los retos que les supone recibir clases en la modalidad a distancia.

En el marco del Día Mundial de Salud Mental, UNICEF El Salvador organizó un coloquio virtual para reflexionar sobre la continuidad educativa desde casa y el impacto que ha tenido en la salud mental de niñas, niños y adolescentes, y quienes les acompañan en esta labor, ya sea madre, padre u otra persona cuidadora.

El encuentro contó con la participación de la embajadora de Canadá en El Salvador, Karolina Guay, quien hizo referencia al proyecto Ambientes de aprendizajes protectores para niñas, niños y adolescentes, financiado por su gobierno e implementado por UNICEF en el país.

En respuesta al estrés y los cambios de rutina que ha provocado la pandemia en las familias: “el proyecto contribuye a generar mayores oportunidades para que las niñas y adolescentes accedan a entornos de aprendizaje seguros y protectores y alternativas de educación flexibles, relevantes y de calidad”, aseguró la embajadora.

Marta Navarro, Oficial de educación de UNICEF abrió el espacio de consultas preguntando ¿Cómo se sienten los niños, niñas y adolescentes? Los cambios de comportamiento que han ocurrido mientras aprenden desde casa fueron expuestos tanto por niños, niñas y adolescentes como por madres, padres y cuidadores. Las inquietudes fueron aclaradas por María José Figueroa, psicóloga de clínica FUNDASIL.

El aburrimiento, la falta de concentración, las dificultades para comprender se han identificado como las principales consecuencias de la educación a distancia, que interfieren en el proceso de aprendizaje.

Para Gabriela, una niña que cursa segundo grado, la única clase que la motiva es música y en las demás le cuesta concentrarse. Se conecta solo para ver a sus amigos.

La licenciada Figueroa sugirió revisar las horas de sueño que tiene la niña, la posibilidad de un desbalance físico o una situación emocional que le incomode y no ha podido expresar.

En este caso, propuso conversar con Gabriela sobre la importancia de la educación y explicarle que en todo proceso hay tareas difíciles o que pueden resultar aburridas. Por otra parte, señaló la importancia de fomentar las habilidades creativas de la niña.

Carolina estudia en quinto grado y se aburre si no hace nada, quiere ver a sus amigas, pero no quiere volver al colegio y la pone nerviosa exponer en línea.

La especialista comentó que todos los niños, niñas y adolescentes han tenido una perdida por el hecho de no asistir a clase y el duelo es un proceso que lleva tiempo concluir.

“Es preciso decirle que lo que está pasando es muy duro, hay que validar sus emociones y gestionar de mejor manera su tiempo, que tenga una rutina en casa, buscar una actividad que para ella sea placentera, es importante que tengan un contacto con un amigo o amiga porque la parte emocional es la más dañada con toda esta situación”, agrega la psicóloga.

Denis estudia noveno grado y en la casa no siente la exigencia de un maestro como pasa en la educación presencial: “en casa no podemos preguntar al maestro y es difícil entender las explicaciones de matemáticas, siento que no estoy aprendiendo solo estoy haciendo actividades”.

Al respecto, la especialista dijo que es importante escuchar con empatía a Denis, tratar de entender que no ha sido fácil adaptarse a un nuevo ritmo, preguntar si los maestros pueden asignar un tiempo de consulta y si pueden hacer un círculo de estudio con sus compañeros.

El objetivo de la campaña del Día Mundial de la Salud Mental de este año es aumentar la inversión para mejorar la calidad y ampliar la atención de niñas, niños y adolescentes.

Por esta razón, desde UNICEF, con el apoyo del gobierno de Canadá se están llevando a cabo diferentes esfuerzos para promover entornos seguros de aprendizaje, brindar herramientas y fortalecer las capacidades de los docentes sobre las nuevas enseñanzas y cómo acompañar a niños, niñas, adolescentes y sus familias durante la continuidad educativa y el retorno a la escuela.