El sueño de regresar a la cancha y jugar fútbol con los amigos

A inicios de este año la Alcaldía de Usulután abrió su escuela municipal de fútbol infantil. Pero Sofía y Estefanía ahora juegan en los patios de sus casas por la amenaza del COVID-19.

Rosarlin Hernández
Sofia es vista con su familia en su casa en el departamento de Usulután
UNICEF/Flores
03 Julio 2020

Usulután, 21 de junio de 2020. Cumplen con su horario escolar desde casa, se integran en las tareas del hogar, pero siempre dejan un espacio para jugar con alguno de sus familiares su deporte preferido: el fútbol.

Estefanía Huezo, de 9 años, ocupa la posición de delantera en el segundo nivel de la escuela y antes de la cuarentena disfrutaba mucho jugando al fútbol en la cancha porque aprendía técnicas nuevas con su entrenador y conocía nuevos amigos.

"Empecé este año y mis avances han sido los saques de banda, los tiros de esquina y domino mejor el balón. He mejorado mucho gracias a mi profesor", afirma.

Estefanía, de 9 años es vista con su pelota de fútbol en su casa en el departamento de Usulután.
UNICEF/Flores

Sin embargo, con la llegada de la cuarentena obligatoria su rutina cambió por completo. De manera inesperada dejó de asistir al Centro Escolar 27 de agosto y empezó a cursar el cuarto grado desde su casa.

Ahora, después de cumplir con las responsabilidades escolares y ayudar en los quehaceres del hogar, juega con su padre fútbol en el patio de su casa. Al partido se suma su perro Tayler con quien corretean detrás de la pelota.

"Este deporte me gusta porque me ayuda a mantenerme saludable, en forma y a tener disciplina", sostiene Stefanía.

Juan Pablo Flores, jefe de la Unidad de niñez y adolescencia de la alcaldía de Usulután explica que la escuela municipal de fútbol abrió este año como parte del Programa de Protección de la Niñez frente a la Violenciaimpulsado por UNICEF a nivel municipal.

"La alcaldía consideró importante trabajar en la dinamización de espacios públicos en este caso a través del deporte e implementar la plataforma SiProtejo creada para la identificación de necesidades de protección de niñas, niños y adolescentes", agrega.

UNICEF, junto con los gobiernos locales, promueve el sistema de alerta “Si Protejo” (www.siprotejo.org), una herramienta que permite a las municipalidades la identificación de niñas, niños, adolescentes y jóvenes (hasta los 23 años), en riesgo y con necesidades de protección

Con cada registro el sistema permite realizar un mapeo de servicios existentes, a nivel local y nacional, para facilitar la vinculación y derivación de cada niña, niño, adolescente o joven con los serviciosmás apropiados en cada caso. Posteriormente, se hace un seguimiento individualizado y periódico, a cargo de promotores sociales de la municipalidad.

Como parte del apoyo a estos niños y niñas con necesidades de protección, en el contexto de la actual crisis sanitaria causada por el COVID-19, se han brindado subsidios a al menos 200 niños, niñas y adolescentes vulnerablesde Usulután. .

El fútbol como oportunidad de desarrollo personal

Sofía Luna, de 11 años, ocupa la posición de lateral izquierdo en el tercer nivel de la escuela municipal y considera que el fútbol es una oportunidad para su desarrollo personal: "lo que más me gusta es la convivencia con las demás personas, compañeros y compañeras de juego y maestros, por eso extraño los entrenamientos porque ahí se comparten alegrías".

Sofía de 11 años es vista en su casa en Usulután
UNICEF/Flores

Durante estos meses de cuarentena, después de cumplir con sus tareas escolares y ayudar a sus hermanos menores con las suyas, juegan fútbol en el patio de la casa en el Cantón El Ojuste. "Mi avance ha sido marcar mejor y buscar más la pelota".

El sueño de Sofía y Estefanía es regresar a la cancha a jugar con sus amigos y recibir clases con su entrenador.

Sofía se imagina el regreso con familias completas y amigos felices de estar juntos de nuevo:

"lo primero que quisiera hacer al salir es visitar a mi abuela, ella vive muy lejos y no la he visto en todo este tiempo, quiero regresar a la escuela y volver a la cancha para jugar con mis amigos".

Estefanía imagina el regreso diferente: "todos debemos guardar distancia, no voy a poder abrazar a mis compañeros ni a mis maestros y voy a tener que ir con guantes y mascarilla, pero lo que más me importa es ver a mis amigos de nuevo".

La escuela municipal de fútbol cuenta con cinco niveles para niñas, niños y adolescentes de 5 a 17 años. Los entrenos fueron programados para los días martes y jueves de 1:00 a 3:30 de la tarde y las clases se impartían en las instalaciones del INDES. Desde su apertura se inscribieron 94 niños y 6 niñas de distintas zonas del municipio.

Para el jefe de la Unidad de niñez y adolescencia de la alcaldía de Usulután integrarse al programa de protección de UNICEF representa la oportunidad de formar buenos atletas, ciudadanos ejemplares empoderados y profesionales destacados  que respeten la igualdad de género.