Apoyo a servicios de salud materno infantil gracias a Fondos de Respuesta Solidaria COVID-19

Para brindar servicios esenciales de salud a mujeres embarazadas durante la pandemia, UNICEF con apoyo del Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 brindó equipo de protección personal para dar continuidad a servicios de Hogares de espera materna.

UNICEF El Salvador
Vilma Elizabeth Gonzalez de Alfaro y Magdalena Bernal, ambas licenciadas en Materno Infantil, encargadas del Hogar de espera materna en Los Planes de Renderos, acompañan a Débora Maybel Martínez, de 21 años, (centro).
Unicef El Salvador/Wilton Castillo
23 Abril 2021

Panchimalco, Planes de Renderos, 6 de febrero de 2021. En medio de la incertidumbre y el estrés provocados por la pandemia, el sistema de salud ha hecho importantes esfuerzos por continuar proporcionando servicios de salud a la población materno infantil evitando la transmisión del COVID-19. A lo largo de la crisis sanitaria, uno de los principales desafíos para los profesionales de la salud ha sido contar con los equipos personales apropiados de protección contra el virus.

UNICEF apoya a 20 Hogares de Espera Materna, administrados por FOSALUD, que forman parte de la estrategia del Sistema Nacional de Salud para la reducción de la mortalidad materna y neonatal. Estos establecimientos proporcionan un hogar temporal a mujeres embarazadas de zonas rurales que están próximas a dar a luz. Como parte del plan de parto, estas madres se alojan en los hogares para estar cerca de los servicios de maternidad, durante las dos últimas semanas de su embarazo, disminuyendo así riesgos durante el parto y período postnatal. Las mujeres embarazadas, y en particular las adolescentes embarazadas, también se acercan a estos hogares en buscan de consejería e información sobre salud materno infantil.

Durante la crisis sanitaria por COVID-19, uno de los principales retos para continuar brindando los servicios que estos hogares ofrecen fue la disponibilidad de equipo de protección personal para su personal.

En el Hogar de Espera Materna de los Planes de Renderos, Elizabeth de Alfaro, la especialista en salud materno infantil narra que las mascarillas N95, las mascarillas quirúrgicas, los gorros hospitalarios, las gabachas, los lentes y las caretas, donadas por UNICEF, llegaron en el momento que más lo necesitaban.

“En nuestra vida profesional hay un antes y un después en esta pandemia… como personal de salud hemos tenido la responsabilidad de continuar brindando servicios, han sido momentos difíciles”, comenta la especialista.

Enfatiza que de las situaciones más impactantes que han vivido han sido las pérdidas humanas: “hemos perdido personal valioso de salud, hemos perdido amigos, familiares y eso genera una situación emocional fuerte”.

Desde este enfoque valora la importancia de contar con equipo de protección adecuado para desempeñar su trabajo: “El hecho de utilizar un equipo de protección personal completo y de calidad nos da la garantía de que estamos cuidando de nosotros, de nuestras usuarias, de nuestras familias, y a la población en general,”.

Vilma Gonzalez (derecha), ayuda a Magdalena Bernal, lic en Materno Infantil, encargada del Hogar de espera materna en Los Planes de Renderos, en la prueba todo el equipo de bioseguridad donado por UNICEF.

Al llegar al hogar, cada mujer embarazada sigue el protocolo de prevención de COVID-19:  se le proporciona alcohol gel, se le toma la temperatura, se desinfecta el calzado, se le pregunta sobre posibles nexos epidemiológicos y si porta una mascarilla de tela se le brinda una quirúrgica.

A partir del examen físico, se determina si la paciente se puede alojar en el hogar o si es preciso remitirla a un hospital. Si el embarazo no presenta señales de peligro, se abre un expediente de ingreso y se integra a la programación de educación en salud, terapia ocupacional y educación en estimulación temprana, además se le proporcionan actividades de estimulación intrauterina.

El objetivo, comenta la especialista, es que “la gestante tenga un parto hospitalario, limpio y seguro, que sea atendida por personal capacitado, su estadía en el hogar es una oportunidad para conversar sobre educación de los cuidados del bebé, de ella después del parto y de las medidas que se deben de tener en cuenta en situación de pandemia”.

Magdalena Bernal, especialista en salud materno infantil del Hogar de Espera Materna de Los Planes de Renderos sostiene que cuando las pacientes inician el trabajo de parto se encargan de trasladarlas a los hospitales y es en ese momento aumenta el riesgo de contagio.

“La exposición al virus en los hospitales es mayor y tenemos que ir con el equipo necesario para reducirlo al máximo, utilizamos un kit en cada salida y ahora me siento más confiada porque tengo el material adecuado que me protege a mí, mi entorno en el lugar de trabajo y en mi hogar”, resalta.

Vilma Elizabeth Gonzalez de Alfaro, licenciada en Cuidado Materno Infantil, encargada del Hogar de espera materna en Los Planes de Renderos, explica temas de salud maternal a Débora Maybel Martínez, de 21 años.

Nathalie Larreinaga, directora de FOSALUD señala que en los Hogares de Espera Materna se encargan de brindar la atención a embarazadas y bebés que están por nacer. FOSALUD forma parte del Sistema Nacional de Salud y cuenta con servicios en horario extendido y fines de semana para la atención, particularmente de mujeres de áreas rurales.   

“UNICEF nos ha contribuido en todo momento para proteger la seguridad de estos niños que están por nacer y de sus madres, proporcionando equipo de bioseguridad para evitar contagios dentro de los hogares y se previene que las madres lleven el virus a sus hogares”.

Expone que, en 2020, se atendieron a 2,800 mujeres embarazadas y los recién nacidos han recibido controles médicos, así como intervenciones en estimulación intrauterina que se espera continúe durante la primera infancia. Las madres que asisten a los Hogares de Espera Materna en su mayoría provienen de zonas rurales que están aisladas de hospitales o maternidades y pueden ser recibidas 15 días antes de la fecha probable del parto.

El personal de salud debe contar con los insumos de protección personal para proporcionar atención con calidad y calidez a las mujeres y sus bebés durante el embarazo, parto y periodo post natal, permitiéndoles trabajar confiados en que también están protegidos y evitan posibles contagios mientras brindan este servicio esencial.

UNICEF El Salvador