Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad

29 Marzo 2016
Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad
UNICEF/ECU/2016/Corral

QUITO, ECUADOR, MARZO 29 DE 2016. “Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad” es una publicación que brinda una mirada de los últimos 15 años sobre la situación de los niños, niñas y adolescentes del Ecuador, y recoge, al mismo tiempo, datos actuales que permiten identificar los avances y desafíos presentes.

El estudio fue conducido en 2015 por el Observatorio Social del Ecuador, con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia - UNICEF, CARE, Plan Internacional, Save The Children, World Vision, y el Consejo Nacional para la Igualdad Intergeneracional.

La publicación recoge datos de una encuesta cuya muestra fue de 4.000 hogares tanto de zonas urbanas como rurales, y recoge más de 150 indicadores que describen las condiciones en cuanto al entorno familiar, educación, protección, salud, participación y felicidad.

EDUCACIÓN

En el ámbito de la educación, la mayoría de los estudiantes encuestados acude a las escuelas públicas (83%). La encuesta también revela que el 98% de los niños y niñas, entre 5 y 14 años, asisten a la educación básica y el 67% de los adolescentes, entre 15 y 17 años, al bachillerato. No se presentan mayores diferencias por etnia o área.

En cuanto a educación inicial, el acceso ha continuado aumentando desde el año 2008 en que se estableció como una obligatoriedad. Actualmente, el 33% de los niños y niñas entre 3 y 4 años asiste, versus el 8% en 2010.

Por otro lado, la encuesta también evidencia desafíos, especialmente en cuanto al acceso a la educación bilingüe, solo el 27% de los niños indígenas recibe clases en su lengua nativa.

TRABAJO INFANTIL

Existe una mejoría en la reducción del trabajo infantil entre 2010 y 2015 en niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años. Del 9% al 5% se redujo el porcentaje de niños que trabaja y estudia, y del 3% al 1% de quienes solo trabajan. En cuanto a niños que no trabajan ni estudian, se mantiene sin mayor cambio (4%).

La mayor prevalencia de trabajo infantil se presenta en la Sierra (10%), en la zona rural (13%) y en la población indígena (18%).

SALUD

En la salud, uno de los grandes logros de esta década ha sido la reducción de la mortalidad infantil y de la niñez, y el incremento de la esperanza de vida al nacer. En cuanto al embarazo, el porcentaje de las madres embarazadas que asisten a cinco o más citas de control es de 83%.La cobertura de los partos es predominante en el sector público (71%) frente al sector privado (21%).

En cuanto al VIH, los adolescentes se encuentran informados: 6 de cada 10 adolescentes hombres, y 7 de cada 10 adolescentes mujeres conocen sobre las infecciones de transmisión sexual. 68% de jóvenes, de 12 a 17 años, sabe dónde conseguir anticonceptivos.

En las instituciones públicas, la atención a la salud de los niños, niñas y adolescentes se incrementó del 50% (2010) al 69% (2015). En cuanto a la calidez, de acuerdo a la percepción de las personas de todas las edades, el 71% afirmó que fueron bien y muy bien tratadas.

PROTECCIÓN CONTRA LA VIOLENCIA Y LA DISCRIMINACIÓN

Los datos recogidos en la encuesta evidencian que existe un traspaso de la violencia de generación a generación. Casi el 40% de los niños, niñas y adolescentes que fueron golpeados en sus hogares, provienen de hogares en los cuales sus padres también fueron maltratados por sus cuidadores. Y el 30% afirma que ven a sus padres relacionarse con violencia, porcentaje que se incrementa al 40% en la Amazonía.

Entre los hallazgos se destaca también que la violencia contra los niños, niñas y adolescentes es perpetrada por personas cercanas a ellos y que ocurre en los lugares donde deberían sentirse protegidos.

Violencia en el hogar

En el ámbito del hogar, casi el 40% de los niños, niñas y adolescentes afirmaron haber recibido un trato violento por parte de sus padres, como: golpes, baños de agua fría, insultos, burlas, y otras formas, como dejarlos sin comer y sacarlos de la casa. Los más afectados son los niños y niñas entre 5 y 12 años, casi el 50% fue agredido física y psicológicamente.

La mayor prevalencia de la violencia contra los niños en el hogar se registra en la zona rural (42%); en la urbana es de 36%. En cuanto a etnias, la más afectada es la población infantil afroecuatoriana (52%), le sigue la indígena (48%) y luego la mestiza (34%).

Es importante anotar que el uso de golpes baja entre 2010 y 2015 en la población mestiza e indígena, pero aumenta en la afrodescendiente de 38% a 47%. Esto indica también, que la violencia contra los niños y niñas afrodescendientes es mayor al promedio general.

Pese a que las cifras son alarmantes, es positivo ver que el trato violento de padres a hijos ha disminuido en los últimos cinco años en 6 puntos porcentuales, y que el diálogo es más utilizado por los padres que el castigo físico. El diálogo ha subido en 10 puntos del 2010 al 2015.

No obstante, continúa siendo preocupante que solo menos de la mitad –alrededor del 40%- de los niños, niñas y adolescentes dialogan con sus padres como una forma de resolver conflictos, y es alarmante que más del 60% de los niños considere que se merecían los tratos violentos por haber cometido una falta.

Violencia en la escuela

El 26% de los niños, niñas y adolescentes escolarizados afirman que han recibido trato violento de sus profesores ante el cometimiento de una falta o no cumplimiento de los deberes. Este porcentaje es algo menor que en el 2010 (30%), pero superior al año 2000 (20%).

En la zona rural, el 10% de los niños, niñas y adolescentes escolarizados recibieron golpes de sus profesores. Este porcentaje contrasta con el 5% en el área urbana. Los alumnos que mayor trato violento reciben por parte de sus profesores son los niños y niñas más pequeños entre 5 y 11 años; y afecta de mayor manera a la población infantil afroecuatoriana, casi 4 de cada 10 ha recibido dicho trato. A nivel regional, la mayor prevalencia se encuentra en la Costa (30%).

Por otro lado, en referencia a la violencia entre pares en el ámbito educativo:

  • 7 de cada 10 niños han sido testigos de insultos y burlas.
  • 6 de cada 10 han sido testigos de peleas entre alumnos.
  • 6 de cada 10 han sido testigos de abusos a los más pequeños
  • 6 de cada 10 han sido testigos de actos de discriminación
  • 5 de cada 10 han sido testigos de sustracción en las aulas.

Estas cifras no son distintas del año 2010. Es decir que la violencia entre alumnos se ha mantenido. No obstante, la inclusión a la diversidad incrementa ya que podemos apreciar que los niños, niñas y adolescentes manifiestan llevarse bien con todos los niños sin distinción de género, orientación sexual, etnia o religión. De alrededor de 50% en 2010 subió a cerca del 70% en 2015.

Violencia entre pareja de enamorados

La encuesta revela que 3 de cada 10 adolescentes entre 12 y 17 años tienen enamorado u enamorada; de ellos, el 21% ha sufrido de maltrato físico o psicológico de su pareja, como: cachetadas, golpes, lastimados, gritos agresivos y humillación.

Violencia en el espacio público

En cuanto a la percepción de los niños, niñas y adolescentes sobre su entorno comunitario, 4 de cada 10 afirman sentirse inseguros en el transporte público, y 3 de cada 10 al caminar fuera de su barrio. En cuanto a género, las mujeres afirman tener mayor sensación de inseguridad en su camino a la escuela que los hombres, con una diferencia de 6 puntos (11% para hombres, 17% para mujeres).

Los niños y niñas de la Costa también afirman mayor sensación de inseguridad al caminar a la escuela o colegio, al menos 1 de cada 5 lo sostiene.

Suicidio

En la adolescencia inciden vulnerabilidades específicas relacionadas a violencia con consecuencias definitivas para sus vidas: el embarazo, el suicidio, el abuso de alcohol y drogas, entre otras. Es importante enfatizar la adolescencia como una etapa esencial para la adopción de políticas públicas específicas para el desarrollo pleno y positivo, donde la reducción de los factores de riesgo sea el foco, así como la promoción y fortalecimiento de los factores de protección.

En el país, el 7% de los y las adolescentes entre 12 y 17 años consideraron suicidarse, y el 4% llegó a intentarlo. La mayor prevalencia se da en las mujeres adolescentes indígenas (7%). Para el año 2013 se tuvieron 125 muertes en adolescentes, entre 12 y 17 años, por suicidio; esto equivale a que el 12% de las muertes en adolescentes es por esta causa.

El 3% de los adolescentes entrevistados afirmó no tener amigos cercanos y el 22% dijo haberse sentido triste durante dos semanas seguidas. La mayor prevalencia de tristeza, se da en la Amazonía (27%) y en las mujeres más que en los hombres (26% versus 19%).

Consumo de alcohol y drogas

Casi 1 de cada 4 adolescentes (24%) entre 12 y 17 años alguna vez se ha embriagado. En el campo, el porcentaje sube a 28%, mientras que en la ciudad es de 23%.

Preocupa la facilidad con que los adolescentes pueden acceder a drogas (marihuana, cocaína, pasta base, éxtasis, ‘H’). Casi la mitad de los adolescentes a nivel nacional consideran que en los alrededores de sus centros educativos y al interior de las escuelas hay drogas. El 24% vio a algún estudiante vendiendo o pasando estas drogas y el 29% ha visto a algún alumno o alumna del colegio consumiendo. Al 15% le sería fácil conseguir marihuana, al 8% comprar la droga ‘H’, al 6% cocaína, al 4% éxtasis y al 3% pasta base.

Situación de las niñas y adolescentes

De acuerdo a la encuesta, el 6% de las mujeres entre 10 y 17 años afirmó que se habían embarazado, y el 13% indicó que alguna de sus amigas en edades de 12 a 17 años había abortado alguna vez. Adicionalmente, el 3% de los niños, niñas y adolescentes entre 12 y 17 años se encuentra en unión libre o casada.

En cuanto al rol que la mujer juega en la familia, los niños y niñas menores de 5 años son cuidados sobre todo por sus madres. El porcentaje se incrementa entre los años 2000 (70%) y 2015 (77). En el caso de los padres, la cifra alcanza el 1%.

En el caso del trabajo infantil, en los dos años que se comparan (2010 y 2015), se observa que un mayor porcentaje de mujeres, entre 15 y 17 años, ni estudia ni trabaja (9%), mientras que en el caso de hombres de la misma edad el porcentaje disminuye al 6%. El estudio indica que esta cifra probablemente contiene el trabajo doméstico no remunerado den las niñas en la casa.

Situaciones de emergencia y riesgos socio-ambientales: Al 2015, 74% de niños, niñas y adolescentes escolarizados entre 8 y 17 años han sido instruidos sobre qué hacer en caso de desastres naturales. Los niños y adolescentes indígenas son los que menos han sido instruidos en este tema (50%).

Niñez con discapacidad: El 3% de niños y niñas entre 0 y 17 años tienen algún tipo de discapacidad. Uno de los mayores desafíos que tiene el país hasta el momento es el cumplimiento del derecho a la educación para niños, niñas y adolescentes con discapacidad. Apenas el 42% de padres y/o madres de familia consideran que el centro educativo donde sus hijos/hijas asisten está en capacidad para recibir a estudiantes con discapacidades.

PARTICIPACIÓN Y TIEMPO LIBRE

En la participación, 37% de los niños, niñas y adolescentes de 8 a 17 años pertenecen a un club deportivo, 32% a una jorga, el 23% a la directiva del grado o curso, y 19% a un grupo religioso. La niñez indígena es la que más participa en la directiva del curso (28%). En el tiempo libre, la niñez y adolescencia se dedica principalmente a practicar deportes (73%); seguido de ver televisión (56%).

Contactos de prensa

Andrea Apolo
Oficial de Comunicación
UNICEF Ecuador
Correo electrónico: aapolo@unicef.org
Ana María Castro
Asistente de Comunicación Multimedia
UNICEF Ecuador
Correo electrónico: ancastro@unicef.org

Contenido multimedia

Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad

Conoce los recursos disponibles:

Acerca de UNICEF 

En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo. Para obtener más información sobre UNICEF y su labor, visite http://www.unicef.org/ecuador.

Visítenos en: Facebook, Twitter, YouTube