“La música me ayudó a sacarme los miedos al qué dirán”

Nahiara, ganadora de la edición 2021 del concurso RAP Digital

UNICEF
Nahiara sostiene el diploma de ganadora
UNICEF
03 Mayo 2022

Cuando Nahiara Muchico se enteró que había ganado en la categoría General del concurso de RAP digital se emocionó muchísimo. “Fue un paso más en mi carrera artística; algo que no me esperaba pero que me va a ayudar a crecer un montón”, confiesa. Tiene 20 años y vive en Villa Soldati con su mamá y uno de sus dos hermanos. Supo del concurso por una amiga y no dudó. “Yo me mandé”. Su rap sobre los insultos y la falta de empatía en las redes sociales la coronó como una de las ganadoras.   

Terminó la secundaria en 2019 y, gracias a una beca, estudia Música en la Universidad Católica Argentina. Su materia favorita es ensamble instrumental porque es la oportunidad que tiene para conocer todos los roles, entre instrumentos y voces, para crear un ritmo. Sin embargo, el arte la atraviesa desde chica: estudió teatro, comedia musical y cine. “La música siempre fue una forma de expresarme más mía. Cuando era chica –recuerda- me ayudó a sacarme los miedos al ‘qué dirán’”.   

Para participar grabó el video varias veces hasta encontrar la música que pudiera transmitir las sensaciones que quería, que los acordes de piano y las pistas lograran el matiz correcto para expresar lo que quería contar. “La palabra dentro del rap tiene mucho poder porque creas poesía sobre un ritmo, sobre tu pensamiento. Cuando lo conocí me pareció increíble”, explica.   

Para Nahiara, un comentario o un chiste que pueden pasar desapercibidos para quien los hace, es una forma de bullying: genera dolor en quien lo recibe, que muchas veces sufre en silencio. Por eso le parece importante hablar de la salud mental y de que está bien sentirse mal si se vive una situación así, que no hay que naturalizarlo. En el rap encontró la forma de contar una historia personal de acoso.  “El arte siempre fue un acompañamiento, una herramienta de comunicación y de un cambio”, subraya. Y para ella es una forma de poder acompañar a otras chicas y chicos que puedan estar atravesando lo mismo.   

“Increíble, shockeante, hermoso”. Así define la experiencia de ganar el concurso y, luego, grabar en Mueva récords. La movida urbana que miraba en televisión y a la que planeaba llegar en un futuro se hizo presente. “Sentí que me lo merecía; que todo el esfuerzo que hice estaba dando frutos”.   

Actualmente participa en un documental para Netflix que sigue la historia de jóvenes vinculados a la ópera. En el futuro le gustaría ser cantante o, más aún, una artista “completa”. Sin embargo, no descarta ser productora musical y así poder producir a otros artistas emergentes, chicas y chicos como ella.