“Me despierto todo el tiempo temprano, vengo a la escuela y siempre encuentro a la maestra”

Desde que se retomaron las clases presenciales, Estefany disfruta mucho ir a la escuela porque aprende matemáticas y juega con sus compañeros de clases.

Carla Martínez, Asistente de Comunicación UNICEF Venezuela
Estefany sonríe mientras sostiene en sus manos un dibujo que realizó en la escuela.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
15 Junio 2022

Estefany Márquez, tiene 10 años y vive con su familia en el barrio 12 de octubre, ubicado en Maracaibo, estado Zulia. Ella estudia quinto grado en una escuela apoyada por UNICEF y para llegar a clases diariamente debe caminar alrededor de 30 minutos.

 “Me despierto todo el tiempo temprano, vengo acá, siempre encuentro a la maestra. Me trae una prima o si no mi mamá, venimos caminando. Me toma media hora llegar”, comenta Estefany.

Estefany y sus compañeras de clases dibujan durante sus actividades en la escuela.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
Estefany y sus compañeras de clases dibujan durante sus actividades en la escuela.

En la escuela donde estudia Estefany, retomaron clases presenciales en el 2021. “No vinimos antes porque estaban arreglando la escuela pero cuando vine me puse feliz porque había de todo, había tanques, había baños”, agrega.

Baños rehabilitados por UNICEF.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
Baños rehabilitados por UNICEF.
Estefany se lava las manos en uno de los puntos de lavado de manos instalados por UNICEF.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
Estefany se lava las manos en uno de los puntos de lavado de manos instalados por UNICEF.

Estefany quiere ser cantante cuando sea grande y para ello, estudia mucho. “Aquí me gusta más estudiar.  Me gusta matemáticas, resolver números y me gusta más cuando hago deporte. Me gusta jugar jalando la cuerda, que es más divertido. Me gusta mucho porque aquí aprendemos mucho”, expresa con entusiasmo.

 Estefany juega a la cuerda con sus compañeros de clases.
UNICEF Venezuela/2022/Pocaterra
Estefany juega a la cuerda con sus compañeros de clases.
Estefany y sus compañeros de clases juegan a la cuerda junto a personal de UNICEF.
UNICEF Venezuela/2022/Pocaterra
Estefany y sus compañeros de clases juegan a la cuerda junto a personal de UNICEF.

Para que niños, niñas y adolescentes permanezcan en la escuela, UNICEF contribuye con el programa de alimentación escolar y la distribución de suministros educativos y recreativos. “La escuela siempre me ha gustado porque nos dan desayuno, almuerzo y merienda, cuando ya nos vamos, nos dan pura fruta. Mi comida favorita es la hamburguesa. A mí me gusta la ensalada, me gusta mucho”, añade.

Plato de comida caliente servido por una de las madres procesadoras.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
Plato de comida caliente servido por una de las madres procesadoras.
Niños y niñas reciben su plato de comida caliente.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
Niños y niñas reciben su plato de comida caliente.

Más de 200 niños, niñas y adolescentes asisten a la escuela que va Estefany. Los platos de comida caliente que reciben son preparados por madres de la misma comunidad, quienes han recibido toda la formación necesaria en temas relacionados a la manipulación de los alimentos, las cuales cocinan en un fogón Wayuu “Estoy colaborando día a día con la cocina, con la comida para los niños, porque me encanta trabajar por los niños, esto es un sueño”, agrega Neida Castillo, madre procesadora, título que se les adjudica en el programa.

Neida Castillo, madre procesadora, conversa con Cariali Coronel, Oficial de Educación de UNICEF.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
Neida Castillo, madre procesadora, conversa con Cariali Coronel, Oficial de Educación de UNICEF.
Neida Castillo, madre procesadora, cocina los alimentos y sirve los platos de comida caliente para los niños, niñas y adolescentes que asisten a la escuela.
UNICEF Venezuela/2022/Lozano
Neida Castillo, madre procesadora, cocina los alimentos y sirve los platos de comida caliente para los niños, niñas y adolescentes que asisten a la escuela.

UNICEF apoya los esfuerzos nacionales y locales para mantener las escuelas abiertas y seguras a través de la entrega kits escolares (colores, tijeras, lápices, reglas, cuadernos, pizarras), kits de higiene (gel antibacterial y jabones) y el programa de alimentación escolar. También acompaña a los docentes apoyándolos con formación sobre calidad educativa.

Además de apoyar el acceso y permanencia de los niños, niñas y adolescentes del barrio 12 de octubre a la educación, UNICEF contribuye con servicios de protección integral a la niñez,  incluyendo registro de nacimiento, apoyo psicosocial y servicios de atención nutricional. Así la escuela también funciona como un gran identificador de casos para vincular otras contribuciones  que garanticen los derechos de niños y niñas. 

En el estado Zulia, 4.225 niños, niñas y adolescentes se ha beneficiado a través del programa de alimentación escolar apoyado por UNICEF y la entrega de kits escolares y recreativos.  UNICEF también ha apoyado en la construcción de una batería de baños, la entrega de filtros, puntos portátiles de lavado de manos y la instalación de tanques para garantizar el acceso a agua potable.

Durante el primer trimestre de 2022, UNICEF ha contribuido a que más de 76.000 niños, niñas y adolescentes reciban alimentación escolar balanceada para cubrir sus necesidades nutricionales. Además, ha distribuido kits escolares a más de 24.000 niños, niñas y adolescentes en los estados Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar, Distrito. Capital, Falcón, Sucre, Táchira and Zulia.