Lugares de trabajo favorables a la familia

Cadenas de suministro mundiales

Una madre con su hijo pequeño
UNICEF México / Lister

Puntos destacados

¿Qué son los lugares de trabajo orientados a la familia y por qué son importantes?

Las condiciones de empleo no solo tienen un impacto significativo en el bienestar de los trabajadores, sino también de sus hijos y familias. Sin embargo, para los cientos de millones de trabajadores en las cadenas de suministro globales, los derechos básicos que les brindan el tiempo, finanzas y servicios para mantener a sus familias, son muy ausentes.

La licencia parental remunerada, los salarios dignos que cubren los costos familiares, la atención médica de calidad y la licencia remunerada por enfermedad, así como la lactancia materna, el apoyo nutricional, las prestaciones por hijos y el acceso a una atención infantil asequible y de calidad son elementos de una realidad lejana para la mayoría de las y los trabajadores. La ausencia de estos derechos afecta de manera desproporcionada a las mujeres, quienes a menudo asumen mayores responsabilidades de cuidado, socavando la igualdad de género y el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Las interrupciones comerciales a gran escala y la crisis socioeconómica resultante del COVID-19 han empeorado la situación. Se ha agudizado la vulnerabilidad de las y los trabajadores a los riesgos relacionados con el déficit de trabajo decente, la pérdida de ingresos, las prácticas de explotación laboral y la pobreza.

La crisis pone a los niños y las niñas en una situación de especial riesgo al verse privados de sus derechos básicos y al acceso de los servicios esenciales. Según UNICEF y Save the Children, la pandemia ha causado que aproximadamente unos 150 millones de niños más en el mundo, vivan en pobreza multidimensional, sin acceso a salud, educación, nutrición, vivienda, agua y saneamiento.4 Un informe reciente de la OIT y UNICEF también advierte sobre un mayor riesgo de trabajo infantil como resultado de la pandemia, ya que los estudios han demostrado que un aumento de un punto porcentual en la pobreza conduce a un aumento de al menos un 0,7 % en el trabajo infantil en ciertos países.5 En este contexto, las políticas y prácticas orientadas a la familia son más necesarias que nunca para apoyar a los trabajadores y sus familias durante la crisis y en lo sucesivo.

Las políticas orientadas a la familia se definen como aquellas políticas que ayudan a los trabajadores a equilibrar su vida laboral y familiar. La evidencia muestra que invertir en lugares de trabajo favorables a la familia es bueno para las familias, las empresas, las economías y las sociedades en general. Las políticas orientadas a la familia contribuyen a que las y los niños estén más sanos y mejor educados, a una mayor igualdad de género y a un crecimiento sostenible. También están vinculados a una mejor productividad de la fuerza laboral y la capacidad de atraer, motivar y retener a los empleados.

Cadenas de suministro mundiales
Autor
UNICEF / Pacto Mundial de Naciones Unidas
Fecha de publicación
Idiomas
Español

Descargar

(PDF, 6,47 MB)