Honduras: solo la educación de calidad y el fin de la violencia traerán mejores oportunidades para los niños

Declaración de Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF, tras viajar a Honduras

03 Abril 2019
La Directora Ejecutiva de UNICEF visita Honduras
© UNICEF/UN0295017/Bindra
La Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta H. Fore, se reúne con estudiantes en la Escuela Roberto Suazo Córdoba, en Tegucigalpa, Honduras, el 2 de abril de 2019. La escuela implementó la Estrategia de Prevención de la Violencia del Ministerio de Educación y apoyada por UNICEF para mejorar la situación de seguridad dentro de las escuelas, combatir la deserción escolar, y promover la cohesión comunitaria.

Material multimedia disponible en: https://weshare.unicef.org/Package/2AM408T0IEKC

TEGUCIGALPA/NUEVA YORK, 3 de abril 2019- “Un niño menor de 18 años muere cada día en Honduras debido a la violencia. Para un país que no está inmerso en un conflicto activo, esta cifra es sobrecogedora.

A pesar de los esfuerzos para reducir la violencia y proteger a sus ciudadanos más jóvenes, Honduras sigue siendo un lugar peligroso para demasiados niños y jóvenes. Las bandas aterrorizan a los vecindarios del país, ofreciendo a los jóvenes una elección imposible: “únete a nosotros o muere”.

Más de medio millón de niños en edad de cursar educación secundaria están fuera de la escuela: 1 de cada 2 en los primeros niveles de secundaria, y 2 de cada 3 en la secundaria superior. Abandonar la escuela es demasiado a menudo la única salida de los jóvenes para escapar de las amenazas de las pandillas, del acoso y del reclutamiento forzoso, que suelen producirse cuando atraviesan zonas controladas por las bandas en el camino hacia la escuela y desde ella.

La combinación de violencia, pobreza y falta de oportunidades educativas está causando que miles de niños y familias huyan de sus hogares. Sin acceso a protección y a rutas de migración seguras, la mayoría se ven obligados a emprender viajes peligrosos, en los que corren el riesgo de sufrir violencia, explotación y abuso.

En palabras de una mujer joven que conocí en Paujiles, San Pedro Sula: ‘No estamos migrando para tener una vida mejor, estamos migrando para sobrevivir’.

Estos niños y jóvenes necesitan inversiones reales en educación, protección y otros servicios que contribuyan a guiarles hacia un futuro más esperanzador, y que también reduzcan algunas de las causas que les llevan a huir.

UNICEF tiene el compromiso de trabajar con los gobiernos, el sector privado y las instituciones financieras internacionales para hacer inversiones transformadoras en educación, especialmente en los países del norte de Centroamérica, que aumenten la participación en la educación, el rendimiento y los resultados académicos, con un hincapié en las nuevas tecnologías.

Además, UNICEF está trabajando con sus aliados en Honduras para proporcionar a los niños y jóvenes espacios seguros para jugar, aprender y recibir formación. Quienes han vuelto a Honduras reciben asesoramiento, ayuda para volver a la escuela y orientación sobre los servicios que tienen a su disposición.

Si no se abordan las causas de la migración, los niños y sus familias seguirán embarcándose en viajes migratorios peligrosos. Financiar programas para acabar con la violencia, desarrollar habilidades y crear oportunidades educativas contribuirá a crear el entorno que estos niños necesitan para construir sus futuros en su país”.

Contactos de prensa

Najwa Mekki

UNICEF Nueva York

Teléfono: +1 917 209 1804

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, para construir un mundo mejor para todos. 

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor en favor de los niños, visita https://www.unicef.org/es

Sigue a UNICEF en Twitter y Facebook