¿Qué futuro les espera a los niños del mundo?

Las excesivas emisiones de carbono –desproporcionadas en el caso de los países más ricos– ponen en peligro el futuro de toda la infancia.

Cover Publicación | A Future for the World’s Children
UNICEF República Dominicana

Puntos destacados

A pesar de las mejoras dramáticas en la supervivencia, la nutrición y la educación en las últimas décadas, los niños de hoy enfrentan un futuro incierto. El cambio climático, la degradación ecológica, las poblaciones migratorias, los conflictos, las desigualdades generalizadas y las prácticas comerciales depredadoras amenazan la salud y el futuro de los niños en todos los países. En 2015, los países del mundo acordaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), sin embargo, casi 5 años después, pocos países han registrado mucho progreso hacia su consecución. Esta Comisión presenta el caso para colocar a los niños, de 0 a 18 años, en el centro de los ODS: en el corazón del concepto de sostenibilidad y nuestro esfuerzo humano compartido.

Los niños y los jóvenes están llenos de energía, ideas y esperanza para el futuro. También están enojados con el estado del mundo.

La evidencia es clara: las inversiones tempranas en la salud, educación y desarrollo de los niños tienen beneficios que se combinan a lo largo de la vida del niño, para sus futuros hijos y para la sociedad en general. Las sociedades exitosas invierten en sus hijos y protegen sus derechos, como es evidente en los países que han obtenido buenos resultados en materia de salud y medidas económicas durante las últimas décadas. Sin embargo, muchos políticos aún no priorizan la inversión en niños, ni lo ven como la base para mejoras sociales más amplias. Incluso en los países ricos, muchos niños pasan hambre o viven en condiciones de pobreza absoluta, especialmente los que pertenecen a grupos sociales marginados, incluidas las poblaciones indígenas y las minorías étnicas. Con demasiada frecuencia, se descuida el potencial de los niños con discapacidades del desarrollo, lo que restringe sus contribuciones a la sociedad.

Así como la buena salud y nutrición en el período prenatal y en los primeros años sientan las bases para un curso de vida saludable, el aprendizaje y las habilidades sociales que adquirimos a una edad temprana proporcionan la base para un desarrollo posterior y respaldan una política y una economía nacional sólidas. Los servicios de alta calidad con cobertura universal de salud deben ser una prioridad. Los beneficios de invertir en niños serían enormes, y los costos no son prohibitivos: un análisis de los ODS sugiere una brecha financiera de US$195 por persona.

Para garantizar un desarrollo económico y humano más sólido, cada gobierno debe evaluar cómo movilizar fondos utilizando instrumentos que ayuden a la proporción más pobre de la población a cubrir esta brecha para los niños, y enmarcarlos como las inversiones más poderosas que puede hacer una sociedad. Pero las inversiones no son solo monetarias: la participación ciudadana y la acción comunitaria, incluidas las voces de los propios niños, son fuerzas poderosas para el cambio que deben movilizarse para alcanzar los ODS. Los movimientos sociales deben desempeñar un papel transformador al exigir los derechos que las comunidades necesitan para cuidar a los niños y mantener a las familias.

Los derechos de los niños están consagrados en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN) ratificada por todos los países, excepto los Estados Unidos.

Los países pueden proporcionar estos derechos de diferentes maneras, pero su realización es el único camino para que los países alcancen los ODS para la salud y el bienestar de los niños, y requiere una acción pública decisiva y fuerte.

Los niños y los jóvenes están llenos de energía, ideas y esperanza para el futuro. También están enojados con el estado del mundo. En todo el mundo, los niños en edad escolar y los jóvenes protestan por las amenazas ambientales de las economías de combustibles fósiles. Debemos encontrar mejores formas de amplificar sus voces y habilidades para el futuro sostenible y saludable del planeta. Los ODS requieren que los gobiernos coloquen a los niños en el centro de sus planes para abordar esta crisis. Esta Comisión hace recomendaciones positivas y optimistas, pero no tenemos tiempo que perder y no tenemos excusas si fallamos. Un nuevo movimiento global para la salud infantil y adolescente es hoy una necesidad urgente.

Portada Publicación | A Future for the World’s Children
Autor
UNICEF y OMS
Fecha de publicación
Idiomas
Inglés

Archivos disponibles para descargar