UNICEF: Urge reforzar la protección de niñas, niños y adolescentes en México ante el incremento de la violencia contra la infancia

18 Mayo 2020
UNICEF: Urge reforzar la protección de niñas, niños y adolescentes en México ante el incremento de la violencia contra la infancia
UNICEF México / Verdeespina
  • Nueva publicación de la organización expone el incremento de violencia contra niñas, niños y adolescentes durante la contingencia por el COVID-19
  • Propone plan de acción con medidas a corto, mediano y largo plazo
  • La nota se puede ver en esta liga.

Ciudad de México, 15 de mayo de 2020.- El aumento en los niveles de estrés, la inseguridad económica y alimentaria, y el confinamiento a causa del COVID-19 han elevado radicalmente los niveles de violencia doméstica en México y requiere de acción inmediata para proteger a la infancia y adolescencia afectada, señaló hoy UNICEF, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en una nueva publicación que propone medidas concretas a corto, mediano y largo plazo.

Desde el inicio de la contingencia, se han registrado 115,614 llamadas de emergencia al 9-1-1 por incidentes como abuso sexual, acoso sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar[1], mostrando un incremento del 28% en marzo en relación a enero, por ejemplo.

En países como México, el nivel de violencia intrafamiliar no debe desestimarse, particularmente en contextos como el actual.  Las llamadas a refugios reportando violencia han registrado un incremento del 60 al 80% y las solicitudes de asilo en estos espacios ha incrementado un 30%, según datos de la Red Nacional de Refugios.

Encuestas realizadas en el país antes de la pandemia mostraban ya que el hogar es usualmente el lugar más peligroso para las mujeres y sus hijos e hijas en México[2], y que más de 6 de cada 10 niños y niñas de 1 a 14 años han experimentado disciplina violenta a nivel familiar[3], situación agravada ahora por el confinamiento.

“Las consecuencias del COVID-19 en la infancia y adolescencia en México no serán causadas mayormente por la enfermedad en sí; serán más bien secuelas de las medidas necesarias para prevenir el contagio, como la restricción de movimiento, el estrés, la situación económica de las familias, factores que amenazan la protección ante la violencia y el abuso contra la niñez y adolescencia”, señaló Christian Skoog, Representante de UNICEF en el país

 “El panorama de violencia contra niñas, niños y adolescentes en México ya era grave antes del confinamiento, pero la pérdida de empleos e ingresos, y otros elementos de estrés intrafamiliar son factores de riesgo asociados a aumentos de la violencia contra la infancia y, tristemente, esos están presentes en muchos hogares en el país en estos momentos. Pero hay soluciones”, resaltó Skoog.

A ese fin, UNICEF lanzó hoy la publicación Protección de la niñez ante la violencia. Respuestas durante y después del COVID-19, con la que la organización busca contribuir a la articulación de acciones oportunas de prevención y de atención de casos.  Entre las medidas propuestas por UNICEF destacan:

  1. Garantizar el acceso a los servicios de atención y apoyo para la infancia y adolescencia afectada por la violencia, mediante el fortalecimiento de las capacidades de las y los operadores de las líneas de emergencia y ayuda, y asegurar el funcionamiento de las Procuradurías de Protección de la Niñez para la salvaguarda inmediata de niñas, niños y adolescentes, incluyendo intervenciones remotas.
  2. Crear alternativas de alojamiento y mecanismos de alerta, a partir de asegurar la disponibilidad de refugios, albergues o centros de acogida, desarrollar mecanismos de solicitud de apoyo que no pongan en riesgo a la víctima, y promover la adopción de medidas u órdenes de protección que permitan apartar al agresor del hogar y evitar que niñas, niños y adolescentes sean separados de sus familiares e ingresados a Centros de Asistencia Social (CAS), cuando esto sea posible, y en línea con su interés superior.
  3. Prevenir la violencia mediante la difusión de información dirigida a cuidadores, niños, niñas y adolescentes, así como tomadores de decisión, para promover comportamientos que reduzcan riesgos y fortalezcan capacidades de prevención y de rechazo a la violencia.

Estas recomendaciones han sido compartidas con autoridades federales acompañadas de un plan de respuestas a mediano y largo plazo, acorde al contexto generado por la contingencia por COVID-19 y basado en la experiencia de UNICEF a nivel global. Esa experiencia indica que las siguientes estrategias, incluidas en el plan de respuesta, son clave para reducir la violencia contra la niñez y adolescencia:

  • Promover una agenda legislativa que fortalezca la protección de los derechos de las niñas y niños, iniciando por la prohibición legal del castigo corporal en todos los entornos, dando un claro mensaje a la sociedad de que la violencia no es aceptable ni justificable, así como reformas a la legislación para fortalecer la función del gobierno federal para coordinar estrategias de prevención y respuesta a nivel nacional. 
  • Potenciar, en términos de contenidos, difusión y alcance, programas para la crianza positiva e intervenciones oportunas para revertir los primeros escenarios de violencia en el entorno familiar.
  • Incrementar las capacidades operativas de las Procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, en cuanto a presupuesto, personal y formación continua, así como la coordinación con las demás instituciones de protección y justicia.
  • Fortalecer los servicios esenciales para atender y apoyar efectivamente a niñas y niños sobrevivientes de violencia, como por ejemplo, líneas de emergencia y ayuda, atención médica y psicosocial, acceso a la justicia y reparación integral, a través de las capacidades del personal especializado, la reasignación de presupuesto y de personal.  

“La violencia tiene consecuencias en las vidas de los más jóvenes, consecuencias para su salud emocional, su capacidad de aprender e interrelacionarse con otros, su posibilidad de crecer y desarrollarse plenamente.  Todo ello, tiene consecuencias muy profundas también para el país, pero consecuencias evitables si actuamos ahora.  UNICEF está en México para apoyar al pais  en ese sentido y ofrecemos, además de estas recomendaciones y plan de acción, nuestro conocimiento técnico y firme compromiso por trabajar con las autoridades del país para proteger a cada niña, niño y adolescente que lo requiera”, concluyó Christian Skoog.

 

 

 


[1] Cifras actualizadas al 31 de marzo de 2020. Disponible en : Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública

[2] Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en el Hogar (2016), casi el 80% de las mujeres han sufrido violencia y el 52% ha sufrido violencia por parte de sus parejas. Casi el 79% de ellas no buscan apoyo institucional ni presentan una denuncia.

[3] UNICEF e Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres 2015

Contactos de prensa

Rocío Núñez Castellanos
Coordinadora de medios
UNICEF México
Teléfono: +52 55 5284 9530
Correo electrónico: rnunez@unicef.org

Sobre UNICEF en México

En UNICEF promovemos el cumplimiento de los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en más de 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, niñas y adolescentes, centrando especialmente nuestros esfuerzos, en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

En México, UNICEF cumple 65 años, promoviendo y protegiendo los derechos de la infancia. Conjuntamente con el gobierno y la sociedad civil, busca establecer las condiciones necesarias para superar la pobreza, la desigualdad y la discriminación. Las actividades que apoya UNICEF en México se financian en su mayoría a través de contribuciones y donaciones voluntarias de individuos y de empresas.

Para contribuir al trabajo de UNICEF ingrese a http://www.unicef.org.mx o llame al 01 800 841 88 88

Síganos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube