26/10/2023

La violencia en el hogar

La violencia contra niños, niñas y adolescentes ocurre de muchas formas y en distintos ámbitos. Es un fenómeno que atraviesa a toda la sociedad y todas las generaciones, repercute en su vida actual y les acompaña a lo largo de su desarrollo. Una de las formas de violencia que sufren es aquella que ocurre en el contexto de la violencia contra la..., Tipos de violencia, El estudio El impacto de la violencia de género en la infancia y la adolescencia: relatos de vida basado en testimonios de personas adultas que fueron víctimas de violencia contra sus madres en su infancia, identifica al menos cuatro tipos de manifestaciones de esta violencia: , Violencia verbal, Es una de las violencias más frecuentes. Se expresa en gritos, insultos o discusiones subidas de tono entre la pareja adulta, pero también hacia niños, niñas, adolescentes, lo que impacta en las dinámicas de toda la familia. Esta violencia es, en muchos casos, una instancia previa a otro tipo de violencias., Violencia física, Forcejeos, golpes, ataques, agarres de cuello y ahorcamientos en la pareja. Además, en ocasiones en que niños, niñas y adolescentes quieren mediar en situaciones de disputa en la pareja, se observa violencia física específicamente hacia ellos. Incluye desde golpes ocasionales hasta castigos recurrentes o golpizas., Violencia psicológica, Menosprecio, culpabilización y destrato entre personas adultas y desde ellas hacia los niños, niñas y adolescentes. El aislamiento, el enfrentamiento o la amenaza son otras manifestaciones que aparecen con frecuencia en este tipo de situaciones. La ruptura de redes afectivas y de sostén deja a la víctima en un lugar más vulnerable y manipulable,..., Violencia sexual, Los relatos dan cuenta de ocasiones en que esta violencia se ejerce dentro de la pareja adulta, pero haciendo partícipes a los niños, niñas y adolescentes de modos más o menos directos, llegando a situaciones en que también fueron dirigidas hacia ellos. Las modalidades son amplias y tienen en común el silencio que acompaña a la situación, muchas..., Efectos de la violencia, Las marcas que deja la violencia se manifiestan de distintas maneras y varias de ellas no son directamente visibles, lo que muchas veces dificulta el reconocimiento del daño en niños, niñas y adolescentes. Persona durmiendo Dificultades para conciliar el sueño, como pesadillas o miedo a dormir sola/o comida Problemas en la alimentación, como falta..., Estrategias y modos de resistencia, Niños, niñas y adolescentes expuestos a estas formas de violencia despliegan diversas estrategias, como modos de resistencia para intentar frenar sobrellevar la situación que están viviendo. Las más frecuentes son:  confrontación La confrontación con quien ejerce la violencia, que a veces implica cierta violencia  silencio El silencio, como...
18/05/2023

Cómo poner límites en la primera infancia

Poner límites es enseñarles a niñas y niños qué es lo que está bien y qué es lo que está mal. Es una gran herramienta de crianza que permitirá a niños y niñas desarrollar la capacidad de ajustarse inteligentemente a las normas. Los límites hacen que se sientan más seguros, cuidados y valorados. Al poner límites, papás y mamás dan una estructura..., ¿Para qué poner límites?, Poner límites tiene como objetivo principal que comprendan el sentido de las reglas y aprendan a respetarlas no por miedo, sino porque las entienden. Aunque antes del año de vida parecerá una tarea frustrante, es importante que, como cuidadores, se comience a ayudar a aprender y reconocer los límites incluso antes de llegar a los 12 meses...., Lectura recomendada: Guía Trato bien, Puede parecer efectivo recurrir a insultos o palmadas porque niños o niñas no cumplen de inmediato con el mandato de los adultos. Sin embargo, la puesta de límites sin violencia es muy importante en esta etapa. Los maltratos por parte de sus seres queridos no solo no enseñan, sino que los convierte en personas poco sensibles a las experiencias..., ¿Qué no se debe hacer al pedir determinado comportamiento?, Gritar ni amenazar. Ponerle etiquetas al niño: “Sos un desordenado” resulta menos efectivo que señalarle “Tus juguetes están desordenados”. Decir vaguedades tales como “Portate como una niña de cuatro años”. Pedir conductas intermedias del tipo: “Tratá de no ensuciar el sillón”. Hacer preguntas de las que no esperamos respuestas, como “¿Cuántas..., Poner límites como enseñanza de vida, Te invitamos a seguir ampliando este tema con las recomendaciones de la psiquiatra infantil Natalia Trenchi:
08/05/2023

Nueve claves para los berrinches y las rabietas a partir de 1 año

Una vez cumplido el año, el llanto continúa siendo el principal medio de expresión del bebé con una gran diferencia con los primeros meses: ya manifiesta emociones como tristeza, enojo, rabia y frustración. A eso se le suma que, entre el año y los tres años se le hace muy dificíl tolerar la frustración y comienza a expresar su disgusto con las..., 1. Manejo autónomo, Como el niño o niña ya es consciente de la atención que el llanto genera en los adultos, ya no es necesario responder en forma automática a cualquier llanto, como sí lo era en los primeros meses de vida. Si llora por algo que puede manejar solo o sola, le damos la oportunidad de que lo haga., 2. Reconocer el llanto, Los adultos y hasta hermanos y hermanas mayores pueden reconocer el tipo de llanto del que se trata. Por ejemplo, si es por dolor, miedo y si es solo un recurso para lograr algo que quieren., 3. Baja tolerancia a la frustración, En esta edad, los deseos son muy fuertes y niños y niñas tienen poca o nula experiencia en tolerar frustraciones. Como su lenguaje todavía es limitado, la mejor manera de expresar disgusto es con una rabieta. Este tipo de comportamiento es totalmente normal y puede empeorar con el apetito, fatiga u otro malestar., 4. Evitar situaciones que frustren, Ante situaciones que frustren o desborden al niño o niña, lo mejor es evitarlas hasta que sean capaces de enfrentarlas. Por ejemplo, si sabemos que un cierto lugar le produce demasiados estímulos y que es un lugar donde el “no” será frecuente, podemos esperar un tiempo para llevarlo. También podemos darle a elegir determinadas situaciones., 5. Cambiar el foco de atención, Todavía depende mucho de los estímulos, lo que hace fácil la distracción cambiando el foco de atención. Es pasar del “no se puede” al “sí se puede”., 6. No negarse porque sí, ¿Es necesario negarse a algo o limitarlo? Antes de hacerlo, lo mejor es pensar si decir que “no” a un asunto tiene tanta importancia o podemos dejarlo pasar para evitar una situación de estrés., 7. Evitar la rabieta de adultos, Cuando la pataleta se hizo inevitable, lo primero es mantener la calma. No generemos un berrinche de adultos como respuesta al de un niño. Nuestra reacción enseña cómo responder a un determinado conflicto., 8. Contener, Si le cuesta salir de su rabieta y no sabemos cómo ayudarlo, podemos hacerlo diciéndole: «Te voy a ayudar a que salgas de esto». También lo podemos hamacar, cantarle o abrazarlo para calmarlo. Si el niño nos habilita el acercamiento, podemos darle espacio y tiempo, hasta que la rabieta pase, manteniéndonos pacientes y disponibles en todo momento., 9. Cuando hay que actuar, Si existe riesgo o puede generar un peligro para el niño o niña, u otra persona de su entorno, lo mejor es cargarlo de forma firme pero no violenta, y acompañarlo a un lugar más apropiado para esperar que la rabieta se calme. Para conocer más sobre este tema, te invitamos a ver el video ¿Cómo poner límites sin violencia? | Berrinches: distracción...
03/05/2023

Ocho consejos para aprender a poner límites a niñas y niños

Marcar límites es la gran herramienta de crianza que impacta sobre la fortaleza emocional de los niños. Es mucho más que enseñarles qué es lo que está bien y qué es lo que está mal: es permitirles desarrollar la capacidad de aprender, ajustarse inteligentemente a las normas y hacerlos sentirse más seguros, cuidados y valorados. Al poner límites,..., 1. Consecuencias naturales, Una manera efectiva de poner límites es exponiendo a los niños y niñas a las “consecuencias naturales” de sus actos. Eso los ayudará a tomar conciencia sobre la responsabilidad que tienen. Por ejemplo, si un niño no quiere hacer los deberes, dejar que vaya a la escuela sin ellos y se responsabilice por no haberlos llevado. Luego, podrán conversar..., 2. Actuar de acuerdo con el momento del desarrollo,  A la hora de poner límites, se debe tener en cuenta que cada niño niña es diferente y la edad influye por el momento del desarrollo en el que se encuentra. Informarnos y conocerlas nos ayuda a predisponernos adecuadamente a ellas., 3. Anticipar a los niños lo que esperamos de ellos, Podemos adelantarles lo que vamos a solicitarles. Por ejemplo, decirles: "Cuando termine de cocinar, te voy a pedir ayuda para poner la mesa". De esta forma, podrán estar más predispuestos a dejar lo que estaban haciendo para cambiar de actividad., 4. No exponerlos a situaciones que no pueden manejar, Si sabemos que no están preparados para una determinada situación, que puede desatar un berrinche junto con el enojo de los adultos, puede que lo mejor sea no llevarlos. Un ejemplo de esto es las idas al supermercado: puede que lo mejor sea evitarlas, hasta que los niños puedan tolerarlo mejor., 5. Pérdida de privilegios, Cuando un niño o niña transgrede una regla que conoce, se le puede privar de una actividad que disfrute. Esto no implica una penitencia, sino que forma parte de un acuerdo establecido entre el niño y el adulto previamente., 6. Aplicar el “tiempo fuera”, Cuando el niño o niña no está en condiciones de escuchar lo que se le está diciendo o se niega a hacerlo, se lo puede llevar a un lugar tranquilo por un tiempo razonable. Luego, se podrá hablar en familia para reflexionar sobre lo sucedido, buscando soluciones a la situación que motivó la penitencia., 7. Ignorar como herramienta, En algunas situaciones, ante comportamientos irritantes y repetitivos de los niños, una solución posible es ignorar ese comportamiento. Al principio, empeorará; pero luego, de a poco, este comportamiento empezará a debilitarse hasta desaparecer. Pegar nunca puede ser una opción A veces se cree que pegando para lograr algo se va a llegar a buen...