Historias de vida

Reconstruir después del agua

Adolescentes prendiéndose a la vida

¡Bienvenida Lucía!

Cadena de recortes

Alejandra Forlán: sin obstáculos

 

Alejandra Forlán: sin obstáculos

© UNICEF/2008/Singer

Por Soledad Acuña
Setiembre 2008

Este año Alejandra Forlán cumple 34 años. Este año, se cumplen 17 años del accidente que cambió para siempre su vida y la de los que la rodean. A partir de este año, Alejandra puede asegurar que ha estado en una silla de ruedas la misma cantidad de años que vivió sin ella. Pero eso, lo que para muchos podría haber sido una situación de depresión y parálisis, para ella fue un incentivo de lucha. De lucha por su vida y por demostrar que, pese a las circunstancias, se puede pensar en el otro.

Lo curioso, es que después de hablar un rato, la silla de ruedas y todas las secuelas que dejó el accidente desaparecen. Alejandra tiene una magia y un humor especial que logra sacar todo dramatismo a la situación. Cuenta su historia, la que a lo largo de los años repitió miles de veces, con serenidad y confianza. Confianza de que se puede seguir pese a haber perdido a su novio a los 17 años y pasar a depender de otros hasta para las cosas más simples de la vida. Todo eso no le importa y la única responsabilidad que siente es la de “ayudar” a otros. Una ayuda sincera, desde un lugar que le tocó vivir.

Hoy Alejandra, y muchos de los integrantes de la familia Forlán, atienden todos los días el teléfono de su casa y escuchan sin problema a un sin fin de personas que llaman para contar su historia. Historias de accidentes y desgracias. Historias que los Forlán intentan revertir, en la manera que pueden, con ejemplos concretos, con la seguridad de que se puede salir adelante y de que, pase lo que pase, hay esperanza. “A veces es mucho trabajo es muy difícil ayudar a otros”, comenta al mismo tiempo que asegura que el accidente nunca la limitó a hacer ninguna actividad. “Yo, después de un tiempo me doy cuenta de que logré seguir siendo yo. No cambié por estar en una silla de ruedas”.

© UNICEF/2008/Singer

Fortaleza humana

Momentos duros recuerda muchos. Pero la primera salida a la avenida Arocena después del accidente, y el tener que enfrentar a toda una sociedad que la conocía de antes, ahora desde una silla de ruedas, fue todo un desafío. Para Alejandra ese fue un instante que la fortaleció como persona y que hoy le permite trasmitir sus experiencias a grupos de adolescentes que se acercan a escucharla.
Está convencida de que la gente se anima más a acercarse a ella y en muchos casos termina siendo confidente de muchos. “Igual hay gente que no sabe cómo manejar la situación y por eso yo intento ponerme del lado del otro, del que se enfrenta a mí en esta situación. Busco acercarme a aquellos que les cuesta más. Quiero que perciban lo bueno”. La autocompasión no forma parte del estilo de vida de esta mujer. Estudió psicología, trabaja con adolescentes y se diplomó como la primera agente mujer de FIFA de Uruguay.

Hoy Alejandra recorre liceos contando su historia. Organiza charlas con liceales para contarles su experiencia, su accidente e intentar que tomen conciencia, a través del ejemplo vivo, de los peligros que se corren en el tránsito. En pocos meses se creará una Fundación que llevará su nombre como forma de extender su trabajo (ver recuadro).

En otro tiempo, cuando era adolescente tenía ofertas para ser modelo. Antes del accidente sentía que “tocaba el cielo con las manos”. “Yo tenía todo. El accidente me ayudó a minimizar los problemas”. Sin embargo, después de 17 años asegura que no le quedaron cosas por hacer. “Es como si en el fondo yo siempre hubiera sabido que me iba a pasar algo. Antes del accidente yo hico todo lo que tuve ganas y hoy sigo disfrutando de la vida. Una vida que valoro cada día más. Pero esto no me cambió con el accidente. Yo siempre fui así”.

 

Accidente fatal

 

 

 

 

Fundación Alejandra Forlán

La Fundación "Alejandra Forlán. Avanzando sin pensar en los obstáculos” tiene como objetivo principal promover e igualar los derechos de las personas con capacidades diferentes, trabajar en la prevención de accidentes de tránsito y crear instancias de apoyo para personas con limitaciones. Es una fundación sin fines de lucro que se creó en julio de este año y que tiene como fundador al reconocido jugador de fútbol y embajador de UNICEF en Uruguay, Diego Forlán.


Logré seguir siendo yo


Accidente fatal

unite for children