Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Agua, saneamiento e higiene

Higiene

Imagen del UNICEF
© UNICEF/UN09739/Ademuyiwa
Ghana. Representantes del Teatro para el Cambio Social ayudan a los niños de Jamestown, Accra, a lavarse las manos durante una obra de teatro sobre el ébola y la prevención del cólera en Accra.

 

Algo tan sencillo como lavarse las manos puede salvar vidas. Lavarse las manos con jabón en momentos críticos tales como después de ir al baño o antes de comer, puede tener un impacto considerable en la salud de los niños. Unas buenas prácticas de higiene reducen la incidencia de enfermedades como la neumonía, el tracoma, la escabiosis, infecciones cutáneas o de la vista y otras enfermedades relacionadas con la diarrea, como el cólera y la disentería.

Algunas investigaciones revelan que lavarse las manos con jabón de forma habitual puede reducir los casos de diarrea, una enfermedad que puede ser mortal para los niños, hasta en un 50%.

La clave para mejorar las prácticas de higiene entre los niños consiste en promover un cambio de comportamiento en las escuelas y las comunidades. UNICEF dirige una serie de campañas que tienen por objetivo motivar, informar y educar a los niños acerca de buenas prácticas de higiene.

La labor de UNICEF en materia de higiene

Los programas de UNICEF contribuyen a promover el lavado de manos y estimular un cambio de comportamiento defendiendo la creación de fondos destinados a la realización de actividades de higiene y la inclusión de esta materia en las políticas y las estrategias gubernamentales. Además, presta su ayuda durante las campañas nacionales y subnacionales de lavado de manos en las que se suele contratar a defensores del lavado de manos, como personalidades y profesionales destacados para la toma de decisiones.

UNICEF garantiza que todos los programas WASH de este ámbito incluyan componentes sólidos de higiene, especialmente durante los programas de respuesta en situaciones de emergencia. Seguimos desarrollando estrategias y herramientas para estimular la promoción del lavado de manos, y para ello contamos con la ayuda de trabajadores encargados de la salud de la comunidad y de la difusión. Además, trabajamos con las escuelas para empoderar a los niños y convertirlos en embajadores de higiene y agentes del cambio dentro de sus familias y sus comunidades.

La higiene y el cambio de comportamiento

La educación y la comunicación son dos componentes importantes para promover la higiene, si bien la educación, por sí sola, no siempre da como resultado unas prácticas adecuadas. Promover el cambio de comportamiento es un proceso gradual que implica trabajar estrechamente con las comunidades, estudiar las creencias existentes, definir las estrategias de motivación, diseñar herramientas apropiadas de comunicación y, por último, animar a adoptar unas medidas prácticas que lleven a la realización de acciones positivas.

Las comunidades deberían comprometerse por completo y participar en todas las etapas del proceso; la atención debería centrarse en la concienciación local y la promoción de prácticas tradicionales positivas existentes.

Con el fin de que el cambio de comportamiento sea efectivo, no solo debe producirse a nivel comunitario, sino también entre los encargados de la toma de decisiones.

El Día Mundial del Lavado de Manos se celebra todos los años el 15 de octubre.

Fuente/Recursos:

Global Public-Partnership for Handwashing
Factsheet on Handwashing with Soap
WASH en las escuelas

 


 

 

Búsqueda