Enfoque: Superar una brecha educativa en Viet Nam

En 2007, año en que Viet Nam firmó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, se puso en marcha un experimento basado en la educación inclusiva que hoy se está ampliando a fin de fomentar la equidad en el acceso a la educación escolar de niños y niñas con o sin discapacidad de todo el país.

La necesidad de ampliar esa iniciativa resulta obvia si se tiene en cuenta que en Viet Nam existe una brecha significativa en materia de acceso a la escuela. Aunque en 2009 la proporción de niños y niñas en edad escolar primaria que asistían a clase llegaba a un impresionante 97%, la tasa era de sólo el 67% entre los niños y niñas con discapacidad. Los dirigentes políticos y los profesionales de la salud llegaron a la conclusión de que los niños y niñas con discapacidad se beneficiarían si se les preparara mejor para integrarse en la educación escolar convencional, y que para reducir la brecha sería necesario modificar las escuelas a fin de adecuarlas mejor a la participación y el aprendizaje de los niños y niñas con grados diversos de discapacidad. Entre los cambios requeridos deberían figurar la eliminación de las barreras físicas, la revisión de los programas de estudio y la capacitación especializada de los maestros y maestras.

Para ello, en la Provincia de Da Nang se estableció el primer Centro de recursos orientado hacia la educación inclusiva, que brinda apoyo educacional a los niños y niñas con discapacidad y mejora la preparación de los docentes que trabajan con ellos. Gracias a los estrechos vínculos que mantiene el centro con una institución universitaria de capacitación local de docentes, los maestros que asisten al Centro cuentan con más y mejores oportunidades de adquirir más conocimientos y de realizar prácticas previas al empleo. Entre las actividades que se llevan a cabo en el Centro figuran también la elaboración de programas de estudio adecuados y la prestación en un mismo lugar de diversos servicios de salud, así como otras actividades comunitarias por parte de su personal, que está constituido por profesionales de varias especialidades. 

Los niños y niñas que los doctores remiten al Centro son examinados y evaluados y reciben servicios adaptados a sus necesidades individuales. El personal del establecimiento determina si las necesidades de cada niño se pueden satisfacer en alguna de las escuelas convencionales inclusivas de su red o si se deben emplear otras soluciones, como la enseñanza escolar especial o los cursos de capacitación laboral del propio Centro.

El número de niños y niñas que han recibido ayuda en el Centro de Da Nang ha ido aumentando considerablemente año tras año hasta llegar a 164 en 2011–2012. Un 30% de esos niños obtiene servicios de intervención temprana para el tratamiento de diversos problemas de salud, como el autismo, y uno de cada cuatro recibe apoyo para su integración en la educación escolar convencional inclusiva. Desde 2007, entre un 15% y un 20% de los niños y niñas que asistieron al Centro se han incorporado de manera satisfactoria en escuelas convencionales.

La Ley nacional sobre las personas con discapacidad de Viet Nam, que entró en vigencia en 2011, requiere la creación de más Centros de recursos para la educación inclusiva. De acuerdo con los planes del Ministerio de Educación y Capacitación, en 2020 cada una de las provincias del país contará por lo menos con uno de esos centros. La fase actual de esos planes consiste en garantizar la creación y puesta en marcha a plena capacidad de un nuevo centro en cada una de las ocho regiones del país. Sin embargo, la ejecución de esos planes ha sufrido demoras debido, entre otras razones, a la escasez de maestros y de otro personal calificado para trabajar con niños y niñas con discapacidad. 

La experiencia obtenida en el Centro de Da Nang indica que entre los elementos indispensables para el éxito tendrán que figurar el compromiso firme y la coordinación eficaz por parte de los funcionarios locales y nacionales y sus aliados internacionales, la aplicación de un enfoque multisectorial para evitar la fragmentación de los programas y servicios, y respaldo técnico a los maestros y demás integrantes del personal, así como apoyo en materia de desarrollo profesional. 

Referencias:

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, “An Analysis of the Situation of Children in Viet Nam 2010”, UNICEF, 2010. 

Ministerio de Trabajo, Invalidez y Asuntos Sociales de Viet Nam (MOLISA) y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, “Creating a Protective Environment for Children in Viet Nam: An assessment of child protection laws and policies, especially children in special circumstances in Viet Nam”, MOLISA y UNICEF, Hanoi, 2009.

x Hacer un donativo
Confirme su país y se le dirigirá a la página de donativos apropiada:
Ubicación: