Información

Página principal | Actividades del UNICEF | Series | Información y publicaciónes | Donaciones, tarjetas de felicitación y regalos | Para los medios de comunicación | La Juventud Opina | Sobre el UNICEF

 

Aumenta el peligro para los niños en Kosovo

Nueva York, 13 de marzo -- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia instó hoy a que se busque una rápida solución a la crisis de Kosovo, y advirtió que si no se pone fin a los enfrentamientos existe el peligro de que se produzcan graves consecuencias sociales, especialmente para los niños y las mujeres de la región, que llevan varios años padeciendo una difícil situación.

“Estamos profundamente preocupados por el siniestro giro que están tomando los acontecimientos”, dijo la Directora Ejecutiva del UNICEF Carol Bellamy. “Los resultados de tres años de progresos obtenidos con mucha dificultad en favor de la salud, la educación y el bienestar social los niños corren un enorme peligro, y cabe incluso la posibilidad de que la situación empeore”.

Al mismo tiempo, la Directora Ejecutiva señaló su indignación ante la matanza de más de 60 personas en Kosovo esta semana, entre ellas 12 niños y 14 mujeres. “Utilizar a las mujeres y los niños como objetivo militar de forma deliberada es una abuso de los derechos humanos, y lo condenamos en los términos más enérgicos”, dijo Bellamy.

La Directora del UNICEF hizo sus comentarios cuando cada vez hay más informes que reflejan un aumento de las tensiones en Kosovo —que forma parte de la República Federal de Yugoslavia— así como en la vecina Albania y dentro de la comunidad albana de la Ex República Yugoslava de Macedonia. Existe el temor de que una sucesión de incidentes paralelos en las tres zonas pueda desencadenar el comienzo de un conflicto comparable a la larga guerra de Bosnia.

Bellamy pidió que se reanude la cooperación entre las autoridades serbias y la población de origen albano y que la comunidad internacional se comprometa a prestar un mayor apoyo a los esfuerzos en pro del desarrollo de esta empobrecida región. Se calcula que el desempleo en Kosovo llega a un 75%.

Bellamy dijo que el aumento de la tensión en la zona está poniendo en peligro los logros alcanzados en favor del bienestar de los niños, entre ellos el éxito sorprendente que ha supuesto la vacunación de los niños. Una serie de iniciativas apoyadas por el UNICEF, combinadas con actividades de apoyo y capacitación del personal médico, son responsables por la reducción en más de la mitad de la mortalidad infantil en Kosovo a 12,6 muertos por cada 1.000 nacimientos. Hace cinco años la cifra era de un 27,7 por 1.000, la mayor en Europa.

En los últimos dos años se han producido tres campañas de inmunización contra la poliomielitis. La de 1997 sirvió para vacunar a 250.000 menores de 5 años. Este esfuerzo, realizado después de que las autoridades de Kosovo aceptaran suspender un boicot a los organismos oficiales del Gobierno, contó con la participación de autoridades locales. UNICEF, La Organización Mundial de la Salud (OMS), Rotary International y un grupo benéfico local llamado Asociación Madre Teresa.

“La campaña de inmunización de 1997 demostró que incluso bajo las circunstancias más difíciles la gente puede trabajar unida en favor del interés general del niño”, dijo la jefa del UNICEF. “No permitamos que desaparezca este espíritu. Hay una enorme cantidad de trabajo que hacer”.

Bellamy dijo que la diarrea, la tuberculosis y las enfermedades agudas de las vías respiratorias son aún las cuestiones más preocupantes, y que la tasa de mortalidad de las madres sigue siendo mucho mayor que en otros lugares de Europa. Las graves carencias nutricionales, que afectan el crecimiento de 1 de cada 5 niños en Kosovo, están contribuyendo a la propagación de enfermedades.

También hay graves problemas de agua y saneamiento. Solamente un tercio de la población tiene acceso al agua potable y únicamente una cuarta parte tiene acceso a un saneamiento adecuado. La educación también se ha visto afectada; las tasas de analfabetismo de Kosovo son altas y los niños tienen pocas oportunidades para recibir una educación de calidad.

La oficina del UNICEF en la capital, Pristina, se inauguró hace dos años. Coordina programas sobre salud infantil y educación, y entre sus actividades se incluye la reparación de escuelas, la prevención de la poliomielitis y la capacitación de trabajadores médicos sobre atención de niños y madres.

“Lo que ocurre actualmente en Kosovo es una tragedia en materia de derechos humanos y una situación de crónico subdesarrollo”, dijo Tom McDermott, Representante Especial del UNICEF en los países de la ex Yugoslavia. “Es fundamental que sigamos fortaleciendo la salud, la educación y los sistemas de seguro social y tratando de que los avances en estas esferas tengan repercusiones para conseguir una reducción de las tensiones étnicas y políticas”.

 

Envíe su mensaje a media@unicef.org con cualquier comentario o para recibir mayor información.  

 

Página principal | Actividades del UNICEF | Series | Información y publicaciónes | Donaciones, tarjetas de felicitación y regalos | Para los medios de comunicación | La Juventud Opina | Sobre el UNICEF