Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Centro de prensa

Comunicado de prensa

Seis años de la guerra en Siria: 2016, el peor año para los niños

© UNICEF/UN027725/Al-Issa
El 5 de agosto de 2016 en la ciudad de Alepo, en Siria, las familias de 1.070 Barrios Reyadeh desplazados y buscar refugio en el jardín de infancia Teshreen en el oeste de la ciudad de Alepo.

Descargar recursos multimedia aquí: http://weshare.unicef.org/Package/2AMZIFDMAU4

DAMASCO/AMMÁN/MADRID, 13 de marzo 2017 – En 2016 se batió el récord de violaciones contra los niños en Siria. Así lo refleja la terrible evaluación que ha hecho UNICEF del impacto del conflicto en los niños, coincidiendo con el sexto aniversario de la guerra.

Seis años después, cerca de 6 millones de niños dependen ahora de la ayuda humanitaria, 12 veces más que en 2012. Millones de niños se han visto obligados a desplazarse, algunos hasta siete veces. Más de 2,3 millones de niños viven como refugiados en Turquía, Líbano, Jordania, Egipto e Iraq. Los casos verificados de asesinatos, mutilaciones y reclutamiento de niños aumentaron considerablemente el año pasado, debido a la drástica intensificación de la violencia en el país.

• Al menos 652 niños fueron asesinados –un 20% más que en 2015-, lo cual convierte a 2016 en el peor año para los niños de Siria desde que en 2014 se empezaron a verificar oficialmente las víctimas infantiles.
• 255 de estos niños fueron asesinados en o cerca de una escuela.
• Más de 850 niños fueron reclutados para combatir en el conflicto, más del doble que en 2015. Los niños están siendo utilizados y reclutados para luchar directamente en primera línea; cada vez participan más en el combate, en casos extremos como ejecutores, terroristas suicidas o carceleros.
• Se produjeron al menos 338 ataques contra hospitales y personal médico.
  
“La magnitud del sufrimiento no tiene precedentes. Millones de niños de Siria son víctimas de ataques a diario, sus vidas están del revés”, explica desde Homs Geert Cappelaere, director regional de UNICEF en Oriente Medio y Norte de África. “Cada niño está marcado para el resto de su vida con consecuencias terribles para su salud, su bienestar y su futuro”.

Las dificultades de acceso a algunas partes de Siria siguen obstaculizando la valoración a escala del sufrimiento de los niños y la asistencia humanitaria a los más vulnerables. Más allá de las bombas, las balas y las explosiones, los niños están muriendo en silencio, a menudo debido a enfermedades que de otra manera se habrían prevenido fácilmente. El acceso a atención médica, suministros vitales y otros servicios básicos sigue siendo muy difícil.

De todos los niños de Siria, los más vulnerables son los 2,8 millones que se encuentran en las zonas de difícil acceso. De ellos, 280.000 viven bajo asedio, casi completamente aislados de la ayuda humanitaria.

Dentro de Siria y más allá de sus fronteras, los mecanismos de ayuda se están debilitando. Las familias están adoptando medidas extremas simplemente para sobrevivir, a menudo empujando a los niños al matrimonio o al trabajo infantil. En más de dos tercios de los hogares los niños trabajan para apoyar a sus familias, a veces en condiciones extremadamente duras incluso para los adultos.

Y sin embargo, pese al horror y al sufrimiento, todavía hay historias extraordinarias de niños decididos a perseguir sus sueños y aspiraciones. Darsy, de 12 años, refugiada en Turquía, lo demuestra: “Quiero ser cirujana para ayudar a la gente de Siria enferma y herida. Sueño con una Siria sin guerra, para poder volver a casa. Sueño con un mundo sin guerras”.

“Seguimos viendo la valentía de los niños de Siria. Muchos han atravesado la primera línea de combate para presentarse a exámenes. Insisten en seguir aprendiendo, incluso en escuelas subterráneas. Hay mucho más que podemos y debemos hacer para cambiar la situación de los niños de Siria”, recuerda Cappelaere.

En nombre de los niños de Siria, UNICEF hace un llamamiento a todas las partes en el conflicto, a quienes tienen influencia sobre ellos, a la comunidad internacional y a cualquiera que se preocupe por los niños, para lograr:

• Una solución política inmediata que acabe con el conflicto en Siria.
• El fin de las graves violaciones contra los niños, incluyendo las muertes, mutilaciones, reclutamientos y ataques contra escuelas y hospitales.
• El levantamiento de todos los asedios para tener un acceso incondicional y constante a todos los niños que lo necesitan en Siria, estén donde estén.
• Un apoyo sostenible a los gobiernos y comunidades de acogida para los niños vulnerables, independientemente de su estatus.
• Apoyo financiero continuado a UNICEF para la asistencia de los niños de Siria.

###

Acerca de UNICEF
En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor, visite: www.unicef.org/es
Síganos en TwitterFacebook

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Tamara Kummer, Oficina Regional de UNICEF, Ammán +962 797 588 550, tkummer@unicef.org
Shushan Mebrahtu, UNICEF Damasco, +963 (0) 992 892 864, shmebrahtu@unicef.org
Salam Abdulmunem, UNICEF Beirut, +961 70 996605, sabdulmunem@unicef.org    
Najwa Mekki, UNICEF Nueva York, +1917 209 1804, nmekki@unicef.org

 


 

 

 

Búsqueda