Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Centro de prensa

Comunicado de prensa

Pese a los notables progresos en materia de supervivencia infantil, un millón de niños mueren aún en su primer día de vida, en su mayoría debido a causas prevenibles

El análisis indica que los fallos en los sistemas de salud en los momentos críticos previos y posteriores al alumbramiento figuran entre los factores determinantes de esas muertes innecesarias

NUEVA YORK, 16 de septiembre de 2014 – Las tasas de supervivencia infantil han aumentado de manera considerable desde 1990 hasta la fecha, período en que el número absoluto de muertes de menores de 5 años se redujo de 12,7 millones a 6,3 millones, según indica un informe dado a conocer hoy por UNICEF.

El Informe de 2014 sobre los progresos de El compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada indica que los primeros 28 días de vida de un bebé constituyen su período de mayor vulnerabilidad y que casi 2,8 millones de recién nacidos mueren en ese lapso. De ellos, un millón muere en su primero día de vida.

Muchas de esas muertes podrían evitarse fácilmente mediante intervenciones simples y rentables antes, durante e inmediatamente después del nacimiento.

El análisis indica que los fallos en los sistemas de salud en los momentos críticos previos y posteriores al alumbramiento constituyen uno de los factores determinantes de esas muertes innecesarias. El análisis también pone de relieve que entre distintos países, así como entre los sectores ricos y pobres de la población, existen importantes variaciones en cuanto al acceso y la calidad de los servicios sanitarios disponibles para las mujeres embarazadas y sus bebés.

Entre las principales conclusiones del estudio figuran las siguientes:

  • Sólo cerca de la mitad de las mujeres de todo el mundo recibe las cuatro visitas prenatales que se recomiendan como mínimo durante el embarazo.
  • Las complicaciones durante el preparto y el parto ocasionan cerca de una cuarta parte de todas las muertes neonatales del mundo. En 2012, uno de cada tres bebés (unos 44 millones) vino al mundo sin la asistencia de personal sanitario adecuado.
  • Existen pruebas de que cuando se amamanta al niño en la primera hora posterior al nacimiento se reduce el riesgo de muerte neonatal en el 44%. Sin embargo, menos de la mitad de los bebés recién nacidos en todo el mundo se beneficia de la lactancia materna inmediata.
  • La calidad de la atención es extremadamente deficiente, incluso cuando se trata de bebés y madres que tienen acceso a sistemas sanitarios. Un estudio realizado por UNICEF en 10 países con alta mortalidad infantil indicó que menos del 10% de los bebés nacidos con asistencia de personal sanitario recibió a continuación las siete intervenciones requeridas, entre las que figura el inicio inmediato de la lactancia materna.
  • De manera similar, menos del 10% de las madres que fueron atendidas por un profesional sanitario durante el embarazo recibieron las ocho intervenciones prenatales esenciales..
  • Algunos de los países con las cifras más altas de muertes neonatales tienen los niveles más bajos de cobertura de atención postnatal de las madres. Entre ellos, Etiopía (84.000 muertes; 7% de cobertura); Bangladesh (77.000; 27%); Nigeria (262.000; 38%); y Kenya (40.000; 42%).
  • Las tasas de mortalidad más elevadas corresponden a los bebés de mujeres menores de 20 años o mayores de 40.

El informe demuestra, además, que el nivel de educación y la edad de las madres influyen de manera significativa en las probabilidades de supervivencia de sus bebés. Las tasas de mortalidad neonatal de los hijos de mujeres que no han recibido educación escolar son casi dos veces más altas que las de las madres que cuentan, como mínimo, con educación secundaria.

“Los datos demuestran claramente que las probabilidades de supervivencia de un lactante aumentan de manera significativa si la madre cuenta con acceso permanente a una atención de la salud de buena calidad durante el embarazo y el alumbramiento", afirmó Geeta Rao Gupta, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF. "Debemos garantizar que si se dispone de esos servicios se les utilice plenamente, y que toda consulta de una madre con el profesional sanitario que la atiende realmente cuente. También se deben redoblar los esfuerzos para garantizar que esos servicios beneficien a los más vulnerables".

En los países menos adelantados, las disparidades siguen siendo profundas, especialmente en materia de acceso a la atención de la salud. Las mujeres de las familias más ricas tienen casi tres veces más probabilidades que las más pobres de dar a luz con la asistencia de una partera capacitada. El informe indica que a pesar de ello, las disparidades de las tasas de mortalidad de menores de cinco años continúan disminuyendo. En todas las regiones, con la excepción de África subsahariana, la proporción de muertes de menores de cinco años se reduce más rápidamente en los sectores más pobres de la sociedad que en los más ricos. Y lo que resulta más importante, las poblaciones más pobres del mundo logran mayores avances absolutos en materia de supervivencia infantil que las más ricas.

“Resulta muy alentador comprobar que se sigue cerrando la brecha de la desigualdad en materia de supervivencia infantil", añadió Rao Gupta. “Debemos aprovechar el ímpetu logrado para impulsar programas que orienten más recursos a las familias más pobres y marginadas, porque esa estrategia ofrece posibilidades de salvar el mayor número posible de vidas de niños".

Hoy el Grupo Interinstitucional de Estimación de la Mortalidad Infantil de las Naciones Unidas lanzó nuevos datos en el informe Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2014. Acceda al informe aquí.

###

Acerca de Una promesa renovada
Una promesa renovada es un movimiento mundial que trata de promover Todas las mujeres, todos los niños –una estrategia iniciada por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para movilizar e intensificar las acciones mundiales destinadas a mejorar la salud de las mujeres y los niños en el mundo– por medio de medidas y actividades de promoción para acelerar una reducción de las muertes prevenibles de las madres, de los recién nacidos y de los niños.

El movimiento surgió del Llamamiento a la acción en favor de la supervivencia infantil, un foro de alto nivel organizado en junio de 2012 por los Gobiernos de Etiopía, la India y los Estados Unidos, en colaboración con UNICEF, con el objetivo de examinar la forma de impulsar los progresos en favor de la supervivencia infantil. Una promesa renovada se basa en el principio ético de que la supervivencia infantil es una responsabilidad compartida y que todos los integrantes de los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, así como los individuos, podemos realizar aportaciones fundamentales.

SDesde junio de 2012, 178 gobiernos y muchas organizaciones de la sociedad civil y del sector privado, además de individuos, se han comprometido oficialmente a redoblar sus esfuerzos, y han transformado ese compromiso en acciones concretas y actividades de defensa y promoción. Para obtener más información sobre Una promesa renovada, se puede consultar www.apromiserenewed.org.

Acerca del Informe de 2014 sobre los progresos de El compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada
El informe de este año está dedicado a la supervivencia de los recién nacidos. El informe no sólo ofrece información sobre los niveles y tendencias de la mortalidad neonatal y de menores de cinco años desde 1990 sino que suministra también un análisis de las intervenciones más importantes en favor de las madres y los recién nacidos.

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja en más de 190 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. Además de ser el mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición, el agua y el saneamiento adecuado, la prestación de educación básica de calidad, y la protección contra la violencia, la explotación y el SIDA para todos los niños y niñas. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información sobre UNICEF y su labor, consulte: https://www.unicef.org/spanish

Síganos en Twitter y Facebook

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Rita Ann Wallace, UNICEF Nueva York, +1 917 213-4034; rwallace@unicef.org 
Melanie Sharpe, UNICEF Nueva York, +1 917-485-3344, msharpe@unicef.org
Najwa Mekki, UNICEF Nueva York, +1 917-209-1804 nmekki@unicef.org

 


 

 

 

Informe de 2014 sobre los progresos de El compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada

Búsqueda