Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Centro de prensa

Comunicado de prensa

Dos meses desde el estallido de la violencia en Myanmar, los niños refugiados rohingya todavía en riesgo agudo

© © UNICEF/UN0136209/LeMoyne
El 16 de octubre de 2017, refugiados rohingya, incluidos mujeres y niños, cruzan a Bangladesh en Palong Khali, en el distrito de Cox's Bazar.

NUEVA YORK/GINEBRA/DHAKA, 23 de octubre de 2017- Casi dos meses después de que las familias rohingya comenzaran a huir masivamente a Bangladesh desde Myanmar, miles de niños y mujeres aún carecen de servicios básicos, según UNICEF.

Esta advertencia coincide con la conferencia de donantes que tiene lugar en Ginebra entre gobiernos y organizaciones humanitarias, acerca de los recursos con los que se va a contribuir a la que sigue siendo una emergencia gravemente infrafinanciada.

"No hay signos que nos hagan pensar que la crisis de los refugiados rohingya vaya a terminar", ha dicho Edouard Beigbeder, representante de UNICEF en Bangladesh. "Las necesidades de los refugiados y las de las comunidades de acogida aumentan a un ritmo mucho más rápido que nuestra capacidad de respuesta. Necesitamos más recursos y los necesitamos ahora".

Cerca de 1,2 millones de personas –incluidas las recién llegadas, las que huyeron de Myanmar antes del estallido de la violencia y las de las comunidades vulnerables de Bangladesh- necesitan asistencia humanitaria en Cox Bazar.

Educación y salud son dos de las necesidades más acuciantes. Unos 450.000 niños rohingya de entre 4 y 18 años necesitan educación, 270.000 de ellos recién llegados a Bangladesh; cerca de 17.000 niños con desnutrición aguda grave necesitan tratamiento hospitalario y ambulatorio, y 120.000 mujeres embarazadas y lactantes necesitan alimentos complementarios nutritivos.
Además, hay una grave escasez de instalaciones de agua, saneamiento e higiene en los asentamientos de refugiados, con una media de 100 personas por letrina.

"Dada la densidad de población actual y las malas condiciones de saneamiento e higiene, cualquier brote de cólera o diarrea acuosa aguda -endémicas en Bangladesh- podría matar a miles de personas que residen en asentamientos temporales", ha asegurado Beigbeder.

Se han registrado casos de sarampión entre la población asentada y los recién llegados. UNICEF está trabajando para acelerar el calendario de inmunización rutinario, que incluirá a la comunidad de acogida.
También hay padres y cuidadores que aseguran que no pueden cuidar a sus hijos debido a su vulnerable estado emocional y psicológico. Muchos adolescentes han asumido funciones de cuidadores y proveedores, ayudando con los repartos, recogiendo leña y cuidando a sus parientes ancianos o a sus hermanos. Al menos 900 niños viven en hogares encabezados por niños.
UNICEF trabaja con sus aliados para proporcionar a los niños apoyo de primera necesidad:

Desde el 25 de agosto:
• UNICEF y sus aliados han examinado a casi 50.000 niños menores de cinco años para detectar casos de desnutrición. Hay más de 1.500 niños con desnutrición severa aguda, y casi todos han recibido tratamiento.
• Cerca de 69.000 niños de entre 6 y 59 meses han recibido suplementos de vitamina A durante las campañas de vacunación complementarias contra el sarampión, la rubeola y la polio.
• Unas 7.500 mujeres embarazadas y lactantes han recibido información vital sobre la alimentación de los bebés y los niños pequeños para evitar la desnutrición.
• Más de 700.000 personas, incluyendo 180.000 niños de entre 1 y 5 años, han sido vacunados contra el cólera en la campaña que se puso en marcha el 10 de octubre. Habrá una segunda ronda a principios de noviembre para vacunar a 180.000 niños contra el cólera, y 220.000 contra la polio. Ambas enfermedades pueden ser mortales y pueden propagarse rápidamente dadas las circunstancias actuales del campamento.
• UNICEF y sus aliados han suministrado agua potable a 128.000 personas, han facilitado el acceso a servicios sanitarios a 190.000 y han repartido 37.000 kits de higiene y bidones.
• Más de 35.000 niños están recibiendo apoyo psicosocial en 106 espacios amigos de la infancia.
• UNICEF ha proporcionado oportunidades de aprendizaje a más de 22.000 niños, incluyendo a 8.500 de los recién llegados.
Las necesidades son enormes y crecientes, pero los fondos siguen siendo escasos. UNICEF solo ha recibido un 11% de los 76 millones de dólares (64,7 millones de euros) que necesita para proporcionar la ayuda humanitaria necesaria a las mujeres y los niños.

###

Nota a los editores:

Material de fotografía y video están disponibles para descarga aquí.
 
Para obtener más información, sírvase dirigirse a:
Jean Jacques Simon, UNICEF Bangladesh, jsimon@unicef.org, +880 01713043478
Marixie Mercado, UNICEF Ginebra, mmercado@unicef.org, +4179 559 7172
Christophe Boulierac, UNICEF Ginebra, cboulierac@unicef.org, +41 799639244

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, cada día, para construir un mundo mejor para todos. Para obtener más información sobre UNICEF y su labor en favor de los niños, visite https://www.unicef.org/es/
 
Siga a UNICEF en Twitter y Facebook

 ***


 

 

 

Búsqueda