Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Panorama: Yemen

Los equipos médicos móviles son el sustento de los niños de Yemen

Imagen del UNICEF
© UNICEF Yemen/2017
El equipo médico revisa a Yahya, que sufre desnutrición aguda grave.
 

Más de 20 millones de personas necesitan desesperadamente asistencia humanitaria en Yemen después de más de dos años sumidos en un conflicto brutal. La infraestructura del país está destruida y sus servicios médicos, paralizados. Casi siete millones de personas no saben cómo van a conseguir su próxima comida y 380.000 niños están en peligro de sufrir desnutrición aguda grave. UNICEF está ayudando a los equipos médicos móviles a llegar a niños como Yahya, de cuatro años, que viven en zonas remotas, y proporcionarles la asistencia que necesitan para sobrevivir.

Por Thomas Charteris, de Relief International

SANÁ, Yemen, 16 de octubre de 2017 – “Está muy débil y ya no puede ni caminar. Ha perdido mucho peso”. Muhammad, de 50 años, está desesperado cuando llega al equipo médico móvil. Ha ido caminando con su hijo Yahya en brazos, que tiene cuatro años y pesa como una pluma. Muhammad ha visto a otros niños de su aldea morir de desnutrición y tiene miedo que su hijo sufra el mismo destino.

Muhammad vive con su esposa y sus otros 10 hijos en una pequeña casa de piedra y de suelos sucios. En su aldea no hay retretes ni agua corriente. El hospital más cercano se encuentra a tres horas de viaje por carreteras rocosas de montaña.

La primera vez que supo de la existencia del equipo médico móvil fue cuando nuestros voluntarios de la comunidad fueron a la puerta de su casa para realizarles pruebas de desnutrición a sus hijos. Le informaron de que Yahya necesitaba tratamiento urgente.

“Sabía que Yahya podría morir si no acudíamos a esta instalación móvil para pedir ayuda”, asegura Muhammad. “No sabía qué le pasaba, pero por aquí no había nadie que nos pudiera ayudar”.


Imagen del UNICEF
© UNICEF/UN078072/Alzekri
En agosto de 2017, un equipo de voluntarios fue casa por casa para concienciar acerca del modo de protegerse contra un brote de diarrea líquida aguda o cólera. UNICEF y sus aliados lanzaron la campaña de concienciación, en la que participan miles de voluntarios de todo el país.
 

Ayuda para sobrevivir


Tras evaluar el estado de Yahya, la enfermera les advirtió que el niño podría morir en las próximas semanas si no recibía tratamiento. Los médicos proporcionaron a Muhammad un suministro del suplemento nutricional Plumpy, hecho con cacahuete, y le pidieron que llevara de nuevo a Yahya una semana después para una revisión.

Muhammad lleva a Yahya al equipo médico todas las semanas y su estado mejora considerablemente. Aunque sigue padeciendo desnutrición aguda grave, la circunferencia de su brazo –el indicador de la desnutrición—ha crecido de 8,5 cm a 10,5 cm.
Además, Yahya está visiblemente más feliz y activo. Ha comenzado a caminar de nuevo y hasta su cabello se ha espesado un poco.

Más de la mitad de las instalaciones de salud de Yemen han dejado de funcionar y, como consecuencia, los equipos médicos móviles suelen ser la única forma de proporcionar a los niños ayuda esencial para sobrevivir. Desde julio de este año, UNICEF y aliados como Relief International han proporcionado tratamiento a cerca de 82.000 niños con desnutrición aguda grave. Sin embargo, el número de personas que necesitan asistencia sigue creciendo y UNICEF está reclamando más financiación para llegar a los niños más vulnerables de Yemen y poder ayudarlos.


Lea a continuación:

Familias desesperadas ante un brote de cólera que se propaga por Yemen


 

 

Búsqueda