Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Estado de Palestina

Tras un verano desolador, los niños de Gaza vuelven a la escuela

Por Catherine Weibel

Aunque la alegría de los niños por el comienzo de un nuevo año escolar haya puesto una nota de felicidad en sus vidas, se necesitará mucho tiempo para superar los traumas y las pérdidas que ocasionó el reciente conflicto. 

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2014-1515/El Baba
En la Ciudad de Gaza, los alumnos de la escuela Sheikh Radwan regresan a clase con el inicio del nuevo año escolar.

GAZA, Estado de Palestina, 16 de septiembre de 2014 – El domingo al amanecer, los habitantes de Gaza volvieron a ser testigos de una escena familiar cuando las calles se llenaron de niños en uniformes escolares.

El retorno a la escuela de medio millón de estudiantes representó una nota de alegría para una población que aún mantiene fresco en la memoria el recuerdo de los 50 días de violencia que sufrió este enclave costero durante el verano, que obligaron a demorar tres semanas la reanudación de las clases.

Para la población de Gaza, éste fue el tercer conflicto armado de envergadura en algo más de cinco años. Los ataques dejaron un saldo de más de 500 niños muertos, más de 3.300 heridos y casi 400.000 afectados por las experiencias traumáticas.

“He visto mucha violencia, y no me puedo librar de esos recuerdos. Mi casa y mi escuela quedaron completamente destruidas. Tuve que cambiarme de escuela, y eso nunca es fácil", cuenta Pascale Helles, que tiene 17 años y vive en Shejaiya, un vecindario arrasado por los ataques aéreos.

“Ya presiento que este año no aprobaré los exámenes. Lo que más deseo es recuperar la paz interior. Me gustaría que todo volviera a ser como era antes, que mi casa aún estuviera en pie", agrega la joven.

Mientras Pascale habla, una de sus compañeras rompe en sollozos. "Es que su novio murió en la guerra", susurra Pascale.

Uno de los objetivos prioritarios de UNICEF es asegurar que los casi 250.000 alumnos de las escuelas públicas de Gaza reciban apoyo psicosocial, a fin de ayudarles a superar los traumas bélicos.

"Cuando llegamos a la escuela descubrimos que estaba sucia, porque la habían usado como refugio colectivo de familias desplazadas por la guerra", comenta Munawwar Musabah, un director de escuela que perdió un hermano en combate. "UNICEF nos ayudó a limpiar y desinfectar los edificios. Pero la tarea que aún tenemos por delante es mucho más difícil, porque se trata de eliminar el miedo".

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2014-1513/El Baba
Dos niñas muestran lo que recibieron del material escolar que UNICEF distribuyó en la escuela Sheikh Radwan.

La primera semana escolar estará dedicada a las actividades recreativas, a fin de facilitar la transición de los niños al aprendizaje. UNICEF brindó a unos 12.000 asesores, maestros y supervisores cursos de perfeccionamiento sobre orientación psicológica, a fin de que puedan dar respuesta a la ansiedad de sus alumnos y detecten cuáles necesitan apoyo más especializado.

Se han realizado grandes esfuerzos para garantizar que las escuelas a las que regresan los alumnos sean seguras y limpias, que estén bien equipadas, y que cuenten con maestros y asesores idóneos para brindar apoyo a los niños. UNICEF se hizo cargo de la limpieza de 27 escuelas públicas que se usaron como refugios durante el conflicto. También ha suministrado 130.000 mochilas con sus correspondientes conjuntos de útiles y materiales escolares, así como materiales de enseñanza para los maestros de todas las escuelas públicas. En Gaza, más de 250.000 estudiantes estudian en establecimientos de enseñanza públicos.

Una importante victoria

Debido al conflicto, 258 escuelas de niños y párvulos sufrieron daños, entre ellas 26 que quedaron en tan mal estado que no se podrán reconstruir. Unas 60.000 personas, la mitad de las cuales son menores de 18 años, aún están desplazadas en 20 escuelas administradas por las Naciones Unidas. Para los palestinos de Gaza, el regreso de sus niños a clase es una victoria importante.

"Hoy, algunos estudiantes me dijeron que están disgustados porque hay personas que están empezando a celebrar bodas. Yo les respondí que no deberían disgustarse por eso", comenta un maestro llamado Amal Saftaoui. "Debemos vivir vidas normales, libres de miedo. Esa es otra de las razones por las que hoy reanudamos las clases, para que nuestros hijos y nuestros alumnos se sientan más seguros".

Los alumnos de la escuela Sheikh Radwan de la Ciudad de Gaza se sienten aliviados al encontrarse de nuevo en un entorno que les resulta familiar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2014-1519/El Baba
Un alumno mira por una ventana de la escuela Sheikh Radwan de la Ciudad de Gaza durante el primer día del nuevo año escolar.

"Me sentí muy feliz cuando pude salir de mi casa, después de pasar tantas semanas encerrado", exclama Mohammed, un niño de11 años que perdió un primo en el conflicto. "Temía que también hubieran muerto algunos de mis amigos. Pero gracias a Dios, esta mañana me enteré que eso no sucedió".

Entretanto, cientos de niñas vestidas de uniforme verde con cuello de encaje corretean felices por la escuela.

"Es hermoso poder volver a la escuela, alejarnos de nuestras casas y volver a jugar al aire libre con nuestras amigas", explica Nour, una niña de 10 años.

“Cuando se invierte en la educación se invierte en el futuro", afirma June Kunugi, Representante Especial de UNICEF en el Estado de Palestina. "Si no aumentamos nuestro apoyo y profundizamos nuestro compromiso con su educación y su protección, el futuro de los niños de Gaza será sombrío. Todos tenemos la obligación moral de impedirlo, y para eso necesitamos más apoyo".

El presupuesto de la campaña Regreso a la escuela de UNICEF hasta fin de 2014 es de algo más de 16 millones de dólares.


 

 

Fotografía UNICEF: UNICEF está presente en Gaza

Búsqueda