Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Centro de prensa

Comunicado de prensa

El Embajador de Buena Voluntad de UNICEF, Ricky Martin, viajó al Líbano para reunirse con los niños refugiados que han huido del conflicto de Siria

© UNICEF/UN020856/Choufany
El 1 de junio de 2016, el Embajador de Buena Voluntad de UNICEF Ricky Martin juega al fútbol con los niños refugiados sirios en el asentamiento de refugiados informal Al-Hissa en el norte de Líbano.

Aquí es posible descargar contenido multimedia: http://uni.cf/1PoJdU4

BEIRUT, 3 de junio de 2016 - El conocido cantante a nivel mundial, y Embajador de Buena Voluntad de UNICEF, Ricky Martin, pide que se preste una mayor atención a la tarea de salvaguardar el futuro de millones de niños afectados por el conflicto de Siria, cuyas vidas han sido transformadas por el desplazamiento, la violencia y una persistente falta de oportunidades.

Unos 1,1 millones de sirios han buscado refugio en el Líbano desde el inicio de la crisis en 2011, y más de la mitad de ellos son niños y niñas. Los niños refugiados corren un riesgo muy concreto de ser víctimas de la explotación y el abuso, y un gran número no tiene otra opción que trabajar en lugar de asistir a la escuela.

“Estamos en el sexto año de una crisis que ha tenido graves repercusiones sobre las vidas de millones de niños y sus familias. Se estima que 2,8 millones de niños están sin escolarizar en la región. Me he reunido con niños que se han visto obligados a convertirse en el sostén de sus familias, y que trabajan hasta 12 horas al día”, dijo Martin. “El mundo debe hacer mayores esfuerzos para asegurarse de que estos niños estén protegidos contra la explotación y reciban acceso a entornos seguros donde puedan aprender y lograr su autonomía”.

A Martin le afectó mucho la historia de Batoul, una niña de 11 años de Homs, que tiene que trabajar a cambio de agua y refugio. Batoul, sus dos hermanas mayores y su madre son las únicas que pueden mantener a su familia de 13 miembros. “No recibo dinero. Trabajo muchas horas cosechando habas, cerezas, patatas, cualquier producto de temporada”.

El deterioro de la situación económica para los refugiados de Siria ha exacerbado gravemente el problema del trabajo infantil en el Líbano. Además del trastorno psicológico que sufre la mayoría de los niños y niñas que han huido del conflicto y de la violencia en su país hay que añadir el problema relacionado con algunas de las peores formas de trabajo infantil, como son trabajar en obras de construcción, que puede causar daños psicológicos y de desarrollo a largo plazo, así como problemas físicos.

UNICEF y sus aliados están tratando de abordar las causas directas del trabajo infantil mediante la lucha contra la pobreza, la provisión de educación gratuita y de oportunidades económicas para padres y jóvenes en edad de trabajar, y la identificación de los niños que son víctimas de las peores formas de trabajo infantil, con el fin de ofrecerles acceso a otras oportunidades como el aprendizaje.

Durante la visita de dos días, Martin también fue testigo de cómo trabaja UNICEF ofreciendo entornos protectores donde los niños y adolescentes pueden jugar y recibir el apoyo que necesitan para volver a recibir una educación estructurada. En el valle de Bekaa y en Akkar, Martin participó en actividades recreativas en los espacios seguros para niños de los asentamientos informales. Además, conoció a adolescentes que reciben cursos de formación de aptitudes para la vida práctica impartidos por UNICEF y sus aliados, en los que los niños y niñas obtienen una capacitación profesional y apoyo para su aprendizaje.

UNICEF colabora estrechamente con las instituciones gubernamentales, así como los aliados locales e internacionales, para satisfacer las necesidades de más 800,000 niños vulnerables que han buscado refugio en el país. El enfoque se centra en la salud y la nutrición; la educación; la protección de la infancia; el agua, el saneamiento y la higiene; y los servicios de apoyo dirigidos específicamente a los adolescentes.

“La valentía de estos niños me inspira. Están obteniendo los conocimientos y las aptitudes que necesitan para poder contribuir al desarrollo de sus familias, comunidades y sociedades cuando lleguen a la edad adulta. Invertir en su presente es una inversión en el futuro de la región”, dijo Martin.

En su calidad de Embajador de Buena Voluntad de UNICEF desde 2003, Martin ha sido un defensor apasionado de los derechos del niño, y se ha centrado en promover la protección de la infancia contra la explotación, el abuso y la trata. Además, UNICEF y la Fundación Ricky Martin han colaborado para poner fin a las atrocidades contra los niños, como la trata de niños y trabajo infantil.

###

Notas para editores:

Acerca de UNICEF
En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor, visite: www.unicef.org/spanish

Síganos en Twitter y Facebook

Para obtener más información, póngase en contacto con:

Juliette Touma, Oficina de UNICEF en Amán, Tel: +962 79 867 4628, jtouma@unicef.org
Soha Boustani, Oficina de UNICEF en el Líbano, Tel: +961 70 931 700, sboustani@unicef.org
Marissa Buckanoff, Programa de Embajadores de Buena Voluntad de UNICEF, Tel: + 1 212 326 7513, mbuckanoff@unicef.org 


 

 

 

Búsqueda