Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Centro de prensa

Comunicado de prensa

Conflicto regional de Nigeria: Se multiplica por 11 el número de niños utilizados en ataques “suicidas”

© UNICEF/UN015888/Bahaji
Salta Bintou Hassan, de 11 años, perdió su brazo después de un ataque suicida en el mercado Bagasola, Chad, en octubre de 2015. Pasó dos meses en el hospital de la capital, Yamena .

DAKAR/NUEVA YORK/GINEBRA, 12 de abril de 2016 – El número de niños y niñas involucrados en ataques “suicidas” en Nigeria, Camerún, Chad y Níger ha aumentado drásticamente en el último año, de 4 en 2014 a 44 en 2015, según un informe de UNICEF publicado hoy. Más del 75% de los menores implicados en los ataques son niñas.

“Hay que decir claramente que estos niños son víctimas, no infractores”, dijo Manuel Fontaine, Director Regional de UNICEF para África Occidental y Central. “Engañar a los niños y obligarles a realizar actos mortíferos ha sido uno de los aspectos más terribles de la violencia que sacude Nigeria y los países vecinos”.

Publicado dos años después del secuestro de más de 200 alumnas en Chibok, el informe, Beyond Chibok (Más allá de Chibok), muestra las tendencias alarmantes en cuatro países afectados por Boko Haram en los últimos dos años:

    • Entre enero de 2014 y febrero de 2016, en Camerún se registró el mayor número de ataques suicidas con niños (21), 
      seguido por Nigeria (17) y el Chad (2).
    • En los últimos dos años, casi 1 de cada 5 individuos que participaron en ataques suicidas era un menor de edad, y tres
      cuartas partes de ellos eran niñas. El año pasado, los niños y niñas fueron utilizados en 1 de cada 2 ataques en 
      Camerún, en 1 de cada 7 en Nigeria, y en 1 de 8 en el Chad.
    • El año pasado, por primera vez, los ataques “suicidas” en general se produjeron más allá de las fronteras de Nigeria.
       La frecuencia de todos los atentados suicidas se incrementó de 32 en 2014 a 151 el año pasado. En 2015, 89 de estos
       ataques se llevaron a cabo en Nigeria, 39 en Camerún, 16 en el Chad y 7 en Níger.

El uso calculado de niños que podrían haber sufrido coacciones para llevar estas bombas ha creado una atmósfera de miedo y desconfianza que tiene consecuencias devastadoras para las niñas que han sobrevivido al cautiverio y a la violencia sexual por parte de Boko Haram en el noroeste de Nigeria.

Los niños y niñas que escaparon de los grupos armados, o fueron liberados por ellos, son considerados a menudo como amenazas potenciales a la seguridad, como se muestra en la investigación realizada recientemente por UNICEF e International Alert. Los niños nacidos como resultado de la violencia sexual también sufren estigma y discriminación en sus aldeas, en las comunidades de acogida y en los campamentos para personas internamente desplazadas.

“A medida que los a ataques suicidas en los que participan niños y niñas se vuelven más frecuentes, algunas comunidades están empezando a ver a los niños como amenazas a su seguridad”, dijo Fontaine. “Esta desconfianza hacia los niños puede tener consecuencias destructivas; ¿cómo puede una comunidad llevar a cabo su reconstrucción cuando expulsa a sus propias hermanas, hijas y madres?”

Beyond Chibok evalúa el impacto que ha supuesto el conflicto sobre los niños en los cuatro países afectados por Boko Haram. El informe señala que:

    • Casi 1,3 millones de niños han sido desplazados;
    • Unas 1.800 escuelas están cerradas, ya sea porque han sufrido daños o han sido saqueadas, incendiadas o
       utilizadas como refugio por los desplazados;
    • Hay más de 5.000 niños y niñas no acompañados o separados de sus padres.

UNICEF está trabajando con comunidades y familias en Nigeria, Chad, Camerún y Níger para combatir el estigma contra los sobrevivientes de la violencia sexual y a crear un entorno protector para los niños y niñas que fueron secuestrados.

Junto a sus asociados, UNICEF proporciona agua potable y servicios de salud vitales; ayuda a restablecer el acceso a la educación mediante la creación espacios temporales de aprendizaje; y ofrece tratamiento terapéutico a los niños desnutridos. UNICEF también brinda apoyo psicosocial a los niños para ayudarles a hacer frente a la angustia emocional.

El déficit en la financiación de la respuesta a esta crisis sigue siendo muy elevado. Este año sólo se ha recibido el 11% de los 97 millones de dólares necesarios para la respuesta humanitaria de UNICEF. UNICEF solicita un mayor compromiso de los donantes para apoyar a los niños, las niñas y las mujeres afectados por el conflicto en Nigeria, Níger, Camerún y Chad.
# # #

Notas para los editors:
Descargar materiales multimedia en: http://weshare.UNICEF.org/Package/2AMZIF6N8PJ

Acerca de UNICEF
En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor, visita: www.unicef.org/spanish.

Síguenos en Twitter y Facebook

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

• Laurent Duvillier, Oficina Regional de UNICEF (Dakar), + 221 77 740 35 77, lduvillier@UNICEF.org

• Porter de Doune, UNICEF en Nigeria + 234 803 525 0273, dporter@UNICEF.org

• Anne Boher, UNICEF en Níger, + 227 9696 2159, aboher@UNICEF.org

• María Fernández Ruiz de Larrinaga, UNICEF en Chad, +235 66360042, mfernandez@unicef.org

• Laure Bassek, UNICEF en Camerún, + 237 222 50 54 39, lbassek@UNICEF.org


 

 

 

Búsqueda