Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Centro de prensa

Nota de prensa

La copa de oro 2005 dedicada a los niños y niñas de América Latina y el Caribe

UNICEF y la Confederación de Fútbol de Norte, Centro América y el Caribe (CONCACAF) se unen contra el VIH y la violencia

MIAMI, 6 de julio de 2005 – UNICEF y la CONCACAF anunciaron hoy que la Copa de Oro 2005 de la CONCACAF estará dedicada a UNICEF y a los niños y niñas de América Latina y el Caribe, con un mensaje especial para detener la propagación del VIH/SIDA y de la violencia.

“Hemos puesto en marcha un diálogo dinámico entre UNICEF y las asociaciones de fútbol de América Central y el Caribe sobre lo que podemos hacer para proteger a los niños e inculcarles valores desde una edad temprana”, afirmó Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. “La Copa de Oro nos ofrece la oportunidad de llevar nuestro mensaje a millones de aficionados de ese deporte y educarlos acerca de los riesgos del infección por VIH/SIDA, lo importante que resulta poner fin al comportamiento violento y otros mensajes fundamentales para la protección de las vidas de los jóvenes”.

Diez países de la región de la CONCACAF, así como los equipos invitados de Colombia y Sudáfrica, disputarán el trofeo bajo el lema: “Con los niños sí se gana”. La Copa de Oro se disputará entre el 6 y el 24 de julio de 2005 en siete estadios de seis ciudades de los Estados Unidos.

El hincapié que hace el torneo en los temas del VIH/SIDA y la violencia se debe a la importancia especial que esos problemas revisten en la región de la CONCACAF. La tasa de prevalencia del VIH/SIDA de la región del Caribe, del 2,3%, es la más elevada del mundo después de la de África subsahariana.

América Latina es una de las regiones más violentas del mundo, y las principales víctimas son los niños y niñas y las mujeres. Un 16% de los niños y niñas de América Latina y el Caribe afirman que en sus hogares son víctimas de maltrato, tanto físico como verbal.

“Debemos establecer alianzas para lograr que las niñas y los niños acudan a los campos de deportes y los patios de recreo, y para educarles a ellos y a sus familias acerca de los beneficios de las actividades deportivas. UNICEF coopera desde hace mucho tiempo con la FIFA, el CONMEBOL y la CONCACAF en la preparación de programas que hacen realidad el derecho de los niños al juego”, afirmó Kastberg.

El fútbol forma parte integral de varios proyectos orientados a prevenir el VIH/SIDA y la violencia en América Latina y el Caribe que reciben apoyo de UNICEF.

En Honduras, el programa Fútbol para la Vida fomenta la prevención del VIH/SIDA y ayuda a proteger a los jóvenes contra la explotación sexual y el trabajo infantil. En Colombia, el programa Fútbol para la Paz ayuda a que las comunidades puedan prestar asistencia a todos los niños y niñas, incluso los niños soldados y ex niños soldados. Mediante ese programa, en 2004 fue posible prestar ayuda a unos 20.000 niños, niñas y adolescentes.

A principios de año, UNICEF y la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF) establecieron una alianza para emplear el fútbol como herramienta de promoción de los derechos de la infancia y la adolescencia de la región. La Copa de la UNCAF, que se disputó posteriormente en Guatemala, estuvo dedicada a la niñez de América Central.

En febrero, Nils Kastberg participó en el congreso de la Unión de Fútbol del Caribe (CFU) junto a Jack Warner, Presidente de CONCACAF y CFU, y a Chuck Blazer, Secretario Ejecutivo de CONCACAF. El congreso ofreció una excelente oportunidad para dialogar con los dirigentes y representantes de las 32 asociaciones nacionales de fútbol de la región del Caribe.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:

Viviana Limpias, Oficial de Comunicación de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de UNICEF, + (507) 315-7481


 

 

 

Búsqueda