Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Centro de prensa

Comunicado de prensa

UNICEF y sus aliados continúan apoyando a niños en el Caribe, seis meses después de los huracanes Irma y María

Las donaciones fueron clave para ayudar a miles de niños y niñas del Caribe a mitigar los efectos de los huracanes en 2017

© UNICEF/UN0120827/English
Jaequon Brooks, de 10 años, y Nequan sentados sobre un árbol caído y cortado, en el distrito de South Hill, en la isla de Anguila que fue duramente golpeado durante el huracán Irma. Septiembre 11 de 2017.

CIUDAD DE PANAMÁ/GINEBRA, 19 de marzo de 2018 - Miles de niños, adolescentes y sus familias afectados por los devastadores efectos de los huracanes Irma y María, hace 6 meses, en las islas del Caribe Oriental, Cuba y Haití han podido ser atendidos por UNICEF y sus aliados gracias a los 11,5 millones de dólares recaudados a través de donaciones internacionales en este tiempo.

A pesar de los esfuerzos humanitarios, todavía queda mucho por hacer, especialmente en materia de agua, saneamiento y reconstrucción de infraestructuras, para que las zonas afectadas vuelvan a la normalidad y UNICEF continúa trabajando sobre el terreno y preparando la llegada de la nueva temporada de huracanes para tratar de minimizar los posibles daños y afectaciones en las zonas más vulnerables.

“Mientras un solo niño o niña tenga sus necesidades insatisfechas o esté en peligro, no podemos sentir que hemos cumplido y seguiremos trabajando sin descanso para que todos puedan mirar al futuro con esperanza y en pleno ejercicio de sus derechos”, aseguró María Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

En septiembre de 2017 al menos 1,4 millones de personas, incluyendo 357.000 niños y niñas, se vieron afectados por Irma y María, dos potentes huracanes de categoría 5, que causaron destrucción a su paso por Anguila, Antigua y Barbuda, Cuba, Dominica, Haití, Islas Vírgenes Británicas e Islas Turcas y Caicos. La respuesta de UNICEF ante estos fenómenos fue inmediata, movilizando recursos materiales y humanos para atender las necesidades de los afectados y salvar vidas.

Los resultados
La respuesta de UNICEF, todavía en marcha, ha priorizado diferentes actuaciones como garantizar el acceso a agua potable e higiene, la protección de niños y niñas, el apoyo psicosocial a los afectados o la continuidad de la educación en espacios seguros.

En lo que se refiere a Agua, Saneamiento e Higiene, más de 400.000 personas, incluidos niños y niñas, ha tenido acceso, en las zonas afectadas, a fuentes de agua potable y pastillas purificadoras, acciones fundamentales para salvar vidas y evitar la aparición y transmisión de enfermedades vectoriales como el cólera y la diarrea.
En Protección, cerca de 16.000 niños y niñas fueron atendidos y participaron en actividades psicosociales y 1.500 personas fueron formadas para poder seguir llevando a cabo estos programas.

En Educación y Desarrollo de la Primera Infancia, 21.000 niños, niñas y adolescentes pudieron mantenerse dentro del sistema educativo gracias al apoyo de UNICEF a los gobierno locales en la reconstrucción de escuelas y el despliegue de centros provisionales en las islas del Caribe Oriental, mientras que 1.800 menores de 5 años tuvieron acceso a entornos de aprendizaje seguros. En Cuba, cerca de 24.000 estudiantes recibieron materiales educativos en sus escuelas.

Además, UNICEF y sus aliados pusieron en marcha un sistema de transferencias en efectivo del que se beneficiaron más de 4.600 familias en gran estado de vulnerabilidad tras los huracanes.

Incremento de la resiliencia
Junto a estas acciones de respuesta a la emergencia, UNICEF y sus aliados mantienen su trabajo en el Caribe para contribuir a una región inclusiva, equitativa y próspera que garantice la prestación de servicios de calidad y apoyo a los niños en las áreas de educación, protección infantil, protección social y resiliencia para garantizar el cumplimiento de los derechos de los niños.

De cara al inicio de la próxima temporada de huracanes en la zona, que oficialmente comienza el 1 de junio, UNICEF está priorizando el fortalecimiento de la capacidad de los niños y niñas y las comunidades para recuperarse del estrés y los impactos a través de la mejora de sus capacidades y la reducción de la vulnerabilidad. El objetivo es mitigar el impacto de los fenómenos como los huracanes en los niños, las niñas y las mujeres y garantizar un rápido retorno a la normalidad.


###

Nota para editores
Los principales donantes internacionales para la emergencia provocada por los huracanes Irma y María en el Caribe en 2017, además de los Comités Nacionales de UNICEF y los donantes individuales on-line, fueron Canadá, CERF, ECHO, Kuwait, Lituania, SIDA – Suecia y Carnival Cruises.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. Para salvar sus vidas. Para defender sus derechos. Para ayudarles a alcanzar su máximo potencial.

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor en favor de los niños, visite https://www.unicef.org/es
Siga a UNICEF en Twitter y Facebook

Para obtener más información, sírvase dirigirse a: 
Marisol Quintero, UNICEF Oficina Regional Panamá, Tel: +507.65692718, mquintero@unicef.org
Alfonso Fernández Reca, UNICEF Oficina Regional Panamá, Tel: +507.3017373, afernandezreca@unicef.org

 


 

 

 

Búsqueda