Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Malí

En Malí, vuelta al aprendizaje tras una larga ausencia

Por Naoko Imoto

Tras perder a sus padres en el conflicto y abandonar la escuela por la suspensión de las clases, una niña del norte de Malí tiene la oportunidad de reanudar su educación mediante un programa de aprendizaje intensivo puesto en marcha con la ayuda de UNICEF.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mali/2015/Dicko
Adaoula, de 11 años, ha reanudado su educación después de más de tres años sin ir a la escuela, gracias a un programa de aprendizaje intensivo.

GAO, Malí, 14 de diciembre de 2015 – En 2012, Adaoula tan solo tenía ocho años cuando una bomba sacudió su casa en la ciudad de Gao, al norte de Malí. La niña perdió a sus padres en la explosión y, tras ello, fue incapaz de hablar durante un largo periodo.

Su escuela cerró a principios de 2012, cuando el conflicto del norte de Malí obligó a decenas de miles de personas a desplazarse y empeoró las condiciones de vida de comunidades que ya entonces eran vulnerables a la inseguridad alimentaria, la malnutrición, las epidemias, la sequía y la pobreza crónica.

Cuando las escuelas reabrieron sus puertas, Adaoula no pudo volver porque su abuela, que se había hecho cargo de la niña, no tenía dinero suficiente para pagar la matrícula, y Adaoula tenía que ayudar con las tareas del hogar.

“Durante todo este tiempo, lo único que quería era volver a la escuela”, dice Adaoula, esbozando una tímida sonrisa.

Buenas noticias

Hace unos meses, el jefe del poblado fue a visitar a la abuela de la niña y la informó de que iba a comenzar un curso de aprendizaje intensivo al que Adaoula podría asistir durante nueve meses. Eso le permitiría continuar sus estudios, y después podría regresar a la escuela para el año siguiente.

Ella no podía estar más ilusionada.

Adaoula siempre se sienta al final de la clase. “No habla mucho, pero noto lo feliz que se siente de estar en la escuela”, cuenta su profesora. “Yo conocía a sus padres. Me aseguraré de que progresa adecuadamente, pero sé que lo hará: es muy lista”.

Una segunda oportunidad

Adaoula está entre los 4.500 niños sin escolarizar de las zonas de Malí afectadas por el conflicto que se han unido al programa de aprendizaje intensivo. El curso forma parte de la campaña de UNICEF “Todos los niños y niñas cuentan”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mali/2015/Dicko
El programa de aprendizaje intensivo, que forma parte de la campaña de UNICEF “Todos los niños y niñas cuentan”, brinda a los niños de entre 8 y 12 años una nueva oportunidad para ir a la escuela tras un periodo ausentes.

Este programa ofrece a los niños de entre 8 y 12 años una nueva oportunidad de ir a la escuela.

Arakietou, de 10 años, es compañera de clase de Adaoula y se encuentra entre los 12 niños que van a la escuela en piragua por el río Níger.

“Ha estado años enferma, así que no podía mandarla a la escuela”, explica su madre. “Además, me daba miedo que fuera por el río, porque es inseguro”.

Volver a la escuela significa muchas cosas para niñas como Adaoula y Arakietou: es un sentimiento renovado de estabilidad, un entorno seguro y una oportunidad de labrarse un futuro mejor. En cualquier caso, es un mundo nuevo para ellos, un mundo que todos los niños y niñas se merecen.


 

 

Fotografía UNICEF: Educación

Búsqueda