Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

Guinea

En Guinea, la radio ayuda a los escolares a ponerse al día

 

Por Lianne Gutcher

Los niños de Guinea que no pudieron asistir a la escuela por causa de la epidemia de ébola recuperan el tiempo perdido gracias a unas lecciones de difusión radiofónica.

FORÉCARIAH, Guinea, 10 de julio de 2015 – Una de las consecuencias latentes del brote de ébola acaecido en Guinea es que los niños han perdido seis meses de clase. Las escuelas no reabrieron sus puertas después del receso de verano, sino que permanecieron cerradas para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad.

Finalmente las escuelas abrieron en enero; las estadísticas más recientes del Gobierno muestran que 1,6 millones de alumnos asisten a las escuelas primarias de todo el país, es decir, cerca del 92% del número de alumnos que había por las mismas fechas en el curso académico anterior.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
“La educación radiofónica es, sin duda, una forma fundamental no sólo de reforzar el aprendizaje de los alumnos, sino también de brindar apoyo psicológico y de promover la movilización comunitaria para evitar la propagación del ébola”, dice Sarhane Khamis, asesor de educación de UNICEF.

Para ayudar a los niños a recuperar la formación que no han recibido, el Ministerio de Educación –en alianza con el Instituto Nacional de investigación y actividades pedagógicas, con la ONG Search for Common Ground y con UNICEF– ha creado una serie de programas de educación radiofónica de emergencia que se emitirán en Forécariah como parte de un proyecto experimental de un mes de duración.  

La serie consta de lecciones de recuperación en matemáticas y francés. Para los niños escolarizados, estas lecciones son una forma de afianzar lo que aprenden en clase; para los niños desescolarizados representan una alternativa al aprendizaje en el aula.

“Como el curso escolar comenzó tarde debido al brote de ébola, la educación radiofónica es, sin duda, una forma fundamental no sólo de reforzar el aprendizaje de los alumnos, sino también de brindar apoyo psicológico y de promover la movilización comunitaria para evitar la propagación del ébola”, dice Sarhane Khamis, asesor de educación de UNICEF.

La serie debutó en mayo en cuatro distritos de Forécariah: Farmoréah, Kaliah, Moussayah y Sikhourou. Se eligieron estos distritos porque en ellos se habían registrado muchos de los casos más recientes de ébola y porque sus índices de asistencia a la escuela han sido históricamente más bajos que en otras partes del país.

“Debido a la magnitud de la epidemia en Forécariah, muchos de los progenitores continúan negándose a enviar a sus hijos a la escuela”, cuenta el Sr. Khamis. “Y eso perjudica gravemente los índices de matriculación en la prefectura”.

El centro de escucha

A las 6:15 de una tarde de junio, alrededor de unos 50 niños se congregaron en un “centro de escucha” de la localidad para oír la emisión radiofónica.

“Muchos de estos niños tienen radio en casa, así que escuchan allí el programa”, cuenta Dioubaté Banfa, que trabaja para el departamento de educación de la prefectura. “Sin embargo, lo bueno de venir al centro de escucha es que están con su profesora, y después de la emisión repasan juntos lo que han aprendido”.

El programa de esta tarde trata sobre las formas correctas de saludar en francés; también se imparte una lección básica de aritmética.

Los niños escuchan atentamente y cuentan junto con el presentador.

Una vez finalizado el programa, la profesora de estos niños, Djeneba Camera, les hace preguntas para comprobar lo que han aprendido.  

Montones de manos se disparan cuando pregunta quién quiere salir voluntario y contar hasta 30. Fatou se pone en pie delante de todos y, tras finalizar con éxito el recuento, recibe un aplauso.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
“Es una forma divertida de aprender”, cuenta Dioubaté Banfa, que trabaja para el departamento de educación de la prefectura.

“Estos programas son muy útiles”, explica Arabé Condé, el director de educación de la prefectura. “Son de gran ayuda para mejorar la comprensión oral y la expresión”.

Otra vía de aprendizaje

Además del francés y las matemáticas, los programas incluyen una sección sobre el ébola en la que se habla de cómo tratarlo, de cómo prevenir su propagación y de la necesidad de mantener una buena higiene y de lavarse las manos con jabón. El mensaje de hoy versa sobre la importancia de no ocultar a las personas enfermas y de llamar al número de emergencia cuando se descubre que hay alguien afectado.  

“Es realmente importante implicar a los niños en la prevención”, afirma el Sr. Banfa. “Porque después van a su casa y les recuerdan a sus progenitores que deben lavarse las manos”. 

La cadena de radio comunitaria de Forécariah, que recibe ayuda de UNICEF, también emite cada mañana un programa de siete minutos de duración referido exclusivamente al ébola.

“Es una forma muy divertida de aprender”, dice el Sr. Banfa. “Por supuesto, ya les hemos hablado antes del ébola, pero ésta es otra vía de aprendizaje. Los niños ahora tienen una mejor higiene, son mucho más limpios. Y saben que si cumplen las normas de higiene, estarán protegidos de la enfermedad”.

Se prevé que estas emisiones radiofónicas beneficien a más de 30.000 niños y jóvenes que asisten a 329 escuelas de Forécariah y a un número como mínimo equivalente de niños desescolarizados. 


 

 

Fotografía UNICEF: Foto de la semana

Búsqueda