Estamos construyendo un nuevo UNICEF.org.
Durante algún tiempo nuestras páginas estarán en período de transición. Gracias por tu paciencia. Por favor visita nuestro sitio de nuevo para ver las mejoras.

La infancia y el VIH/SIDA

Proteger y ayudar a los niños afectados por el VIH/SIDA

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ04-0682/Pirozzi
Alina, de cinco años, sostiene sus zapatillas de ballet en su casa de la ciudad de Kaliningrad. Alina fue abandonada por su padre y víctima del descuido de su madre, toxicómana y alcohólica, y actualmente enferma de SIDA.

Los datos

  • Los niños huérfanos por el SIDA son vulnerables: una investigación reciente de UNICEF muestra que factores como los niveles de pobreza y el acceso a la educación son también indicios importantes de la vulnerabilidad.
  • En 2009, más de 14,9 millones de niños perdieron a un o ambos progenitores debido al SIDA en el África subsahariana.
  • En 25 países donde se realizaron encuestas por hogares entre 2005 y 2009, una media del 11% de las familias recibió apoyo externo.

El VIH y el SIDA afectan profundamente a los niños en muchos niveles. La familia de un niño y la comunidad pueden verse golpeadas con fuerza por los efectos del SIDA cuando los progenitores caen enfermos, no están en condiciones de trabajar o no están allí para proteger a sus niños. Los resultados pueden interrumpir las vidas de los niños y poner su salud y seguridad en peligro.

¿Cuál es la respuesta?
Las familias y las comunidades son a menudo las que están mejor capacitadas para atender a los niños que han perdido a uno o ambos progenitores por culpa del SIDA. En Kenya, las transferencias en efectivo han impedido que muchos niños terminen en la calle o en orfanatos. El programa de transferencia en efectivo del país se utilizó con 82.000 familias en 2009.

Un planteamiento conocido como la protección social ofrece un modo completo de salvaguardar a las familias contra las consecuencias de acontecimientos como la infección por VIH, que podría forzarlos por otra parte a la indigencia. Esto proporciona un salvavidas contra baches para mujeres pobres y vulnerables, niños y adolescentes.

¿Qué es necesario que suceda?
Los trabajos de protección sociales en todos los niveles –local y comunitario, a nacional- para mejorar la salud, mantener la continuidad en la educación, prevenir la marginalización por estigma social y discriminación, y reforza las familias ante la pobreza y la enfermedad.

Esto incluye intervenciones directas como las transferencias en efectivo a unidades familiares cuya cabeza de familia ha desarrollado el SIDA y es incapaz de trabajar, abandonando a los niños en la necesidad de alimento y ropa y matrícula escolar.

Pero esto también usa menos medidas indirectas, como la legislación alentadora para prohibir el estigma o la ayuda de garantía para niños. Este también puede ayudar a proteger a muchachas y mujeres jóvenes que afrontan la violencia sexual, que puede aumentar el riesgo de la infección de VIH.

Como la protección social toma un acercamiento holístico a salvaguardar a mujeres y niños, esto apoya la variedad llena de Objetivos de Desarrollo de Milenio de Naciones Unidas, en particular aquellos objetivos de ajuste para reducción de pobreza, educación y maternidad segura y sana.


 

 

Transferencias de fondos

Las transferencias de fondos son asignaciones fijas distribuidas a las familias más pobres y más marginadas, con el fin de ayudarles a acceder a los servicios básicos, a disponer de una buena nutrición y a mantener su sentido de la dignidad. Más información sobre transferencias de fondos.

Búsqueda