Historias de Vida

Educación Inclusiva y de Calidad

Salud

Protección contra el maltrato, abuso y explotación

Desarrollo Integral Infantil

Gestión de Conocimiento

VIH, SIDA y la Infancia

Prevención y Manejo de Emergencias

 

Con el apoyo de su madre, Sandriely ganó tres medallas de oro en natación

Historia de Sandriely
© UNICEF Brasil/ / João Laet

Por Elisa Meirelles

La niña ganó en los Juegos Paralímpicos Escolares en el estado de Pará. En noviembre, representará su estado en la Etapa Nacional en São Paulo.

Sandriely Silva Fontenele, con 15 años, no tiene nada que envidiarle a cualquier competidor profesional: la niña ha ganado más de 10 medallas de oro y plata en competiciones escolares regionales y nacionales. La colección de títulos tuvo una nueva adición este 27 de agosto. La adolescente ganó en las tres pruebas que participó en los IX Juegos Paralímpicos Escolares de Pará. Primer lugar tanto en los 50 y 200 metros de estilo libre, como en los 100 metros de estilo espalda. Con estos resultados, Sandriely está clasificada para la Etapa Nacional de las Paralimpíadas Escolares 2016, que se llevarán a cabo en São Paulo en noviembre. 

Su amor por las piscinas comenzó desde pequeña, a los 7 años, tras ser incentivada por su madre. Sandra Silva Campos no tuvo la oportunidad de practicar deporte en su juventud, pero se esforzó para otorgarles esa oportunidad a sus cuatro hijos. Víctima de un accidente cerebrovascular (ACV) que la dejó en cama un año, Sandra tuvo que luchar por sus cuatro hijos, dos de los cuales son discapacitados, como madre soltera. Tuvieron que hacer muchos sacrificios: la familia nunca tuvo casa propia, pero su madre luchó por sus hijos y sus futuros, deseándoles una vida mejor. “Sabía que el deporte abriría puertas para que lograran ser campeones en la vida,” explicó.

La primera oportunidad que se les presentó gracias al deporte fue el proyecto Atletas del Futuro del SESI. Los organizadores del proyecto visitaron la escuela de Sandriely en Belém y ofrecieron 10 cupos para cada deporte. Los profesores de Sandriely sugirieron que se inscribiera para natación. Consiguieron el cupo y de ahí en adelante, la niña no salió más de la piscina. Sandriely sufre de una discapacidad cognitiva y la natación le brindó una esfera en la cual podía triunfar. 

Poco después, Sandra decidió mudarse con sus hijos al distrito de Mosqueiro, a 70 kilómetros de Belém. La mudanza fue motivada por la voluntad de mejorar la calidad de vida de todos. Sin casa propia y viviendo con recursos escasos, la madre se dio cuenta que vivir en una comunidad más pequeña y cerca de la playa mejoraría su situación. La elección terminó siendo un éxito y trajo consigo una escuela nueva y más oportunidades para la familia y la joven atleta.  

Historia de Sandriely
© UNICEF Brasil/ / João Laet

Sandriely se inscribió en la Escuela Estatal Inglês de Souza en Mosqueiro. Allí conoció la profesora de educación física Telma Suely Bezerra do Nascimento. “Llegué a la escuela y conocí a esa profesora un poco loca, que vino a hablar conmigo,” explicó Sandriely. “Lo discutimos bastante, y cuando me quise dar cuenta ya estaba en los juegos escolares.” Telma percibió el potencial de la niña, vio la facilidad que tenía para el deporte, y decidió entrenarla.

La colaboración comenzó en el 2013 y está dando resultado desde entonces. Un año después de empezar a entrenar con Telma, Sandriely ganó sus primeras medallas en los Juegos Paralímpicos de Pará, pero todavía no tenía edad suficiente para participar en la etapa nacional. La oportunidad para representar a su estado vino en 2015. La niña venció la etapa regional y fue invitada a Natal para competir en los 50 metros de estilo libre. “¡Dios mío, fue el día más difícil de mi vida! ¡Estaba tan nerviosa que me temblaban las piernas!” dice Sandriely. Pero ese día ganó la medalla de plata. “Da miedo, te da nervios, pero hay que intentarlo, ¿No? Quería enorgullecer a mi madre y a mi profesora.”

La madre, que acompaña de cerca la carrera de su hija y no se priva de ninguna oportunidad para ayudarla, se acuerda de las competencias. “Es una emoción hermosa ver a nuestros hijos ahí, estar ahí alentándolos hasta que llegan a la meta,” dice Sandra, “Si todas las madres de niños con discapacidad apoyaran y los motivaran a participar en actividades deportivas como la natación, tendríamos un mundo diferente. Esos chicos son capaces de mucho más de lo que la gente se imagina.”

Sandriely es un buen ejemplo de lo que dice su mamá. Después de la competición del 2015 a fin de año, siguió entrenando determinadamente. El resultado de sus esfuerzos fueron tres medallas más de oro, que ganó en los Juegos Paralímpicos del estado de Pará, ganándole su lugar para competir en la etapa nacional este noviembre. Este logro representa un sueño vuelto realidad para la joven nadadora. Interpelada sobre el secreto de sus éxitos, Sandriely ríe y dice: “Hay que tener coraje. A veces dan ganas de darse por vencida. Pero si pasa eso, al agua, ¡hasta con miedo! Ahí empieza el show.”

Sobre las Paralimpíadas Escolares

Las Paralimpíadas Escolares son realizadas por el Comité Paralímpico Brasilero, en conjunto con el Ministerio de Deporte. El evento tiene la finalidad de estimular la participación de los estudiantes con discapacidad física o intelectual en actividades deportivas de todas las escuelas del territorio nacional, promoviendo una gran movilización deportiva. 

Sobre el Proyecto Ríos de Inclusión

La ciudad de Belém y el distrito de Mosqueiro hacen parte del proyecto Ríos de Inclusión. Se trata de una iniciativa de UNICEF, en conjunto con el Gobierno del Estado de Pará, la Prefectura de Belém, y la Fundación de Desenvolvimiento de Amazonia (FIDESA), con el objetivo de fortalecer el proceso de inclusión de niños con discapacidad. Entre las acciones del proyecto están la formación de los profesores de las redes estatales y municipales de docencia. La profesora Telma, que trabaja con Sandriely, es una de las educadoras que participan en las formaciones ofrecidas por el programa.

 

 
unite for children