Historias de Vida

Educación Inclusiva y de Calidad

Salud

Protección contra el maltrato, abuso y explotación

Desarrollo Integral Infantil

Gestión de Conocimiento

VIH, SIDA y la Infancia

Prevención y Manejo de Emergencias

 

Massiel cambia su perspectiva sobre el VIH y el SIDA

© UNICEF RD/L.Gonzalez/2008

Andrés, Boca Chica, 20 de mayo de 2008.-“El SIDA no se transmite por la convivencia cotidiana con una persona infectada, por abrazarse, darse la mano, compartir en la escuela o en la casa, sino por utensilios como agujas o navajas”.

De esta manera, Massiel Bueno de la Rosa, explica aspectos de lo aprendido en el “Programa de Prevención de VIH & SIDA en la Adolescencia” que realiza el Proyecto Educativo Caminante en la escuela Brisas de Caucedo Sur, de Andrés Boca Chica, con el apoyo de UNICEF.

Antes yo pensaba que el VIH y el SIDA era lo mismo y me he dado cuenta que no, que el VIH es el virus que causa la enfermedad del SIDA, además yo pensaba que se pegaba mas fácil”.

Estas son algunas de las creencias que no solo Massiel y sus compañeros tenían, sino también algunos de sus maestros y maestras, por lo que el Programa de Prevención de VIH no se limitó a orientar a jóvenes, sino también a sus maestros y maestras.

Para esto se habilitó en la escuela un espacio que serviría para impartir las charlas, ya que las aulas resultaban pequeñas para la cantidad de niños, niñas y adolescentes que acudían para recibir información sobre  como se contagia y como se puede evitar el VIH y el SIDA.

“Cuando es de una madre al hijo, la madre no puede tener un parto normal por que se le puede transmitir, sino con una cesárea”, dice Massiel con mucha fluidez, quien con apenas 14 años ya conoce sobre la prevención para reducir la transmisión vertical de VIH & SIDA para evitar que el hijo de una madre seropositiva nazca infectado.

Para el grupo de adolescentes que se ha beneficiado de este proyecto que coordina Caminante,  el proceso participativo en que han  recibido información sobre cómo prevenir el VIH & SIDA y como tratar a las personas infectadas y afectadas, entre otras, les ha  motivado a compartir lo aprendido en su comunidad y a ayudar a otras personas.

Desde ahora, Massiel, quien está en 8vo curso, piensa participar como multiplicadora en una segunda etapa del programa para compartir con otros lo que ha aprendido, mientras tanto habla con sus padres y sus hermanos menores de los conocimientos adquiridos en las charlas.

Tanto ella como sus compañeros coincidieron en que una persona infectada debe ser tratada de forma normal y que la mejor manera de protegerse es esperando a ser adultos para tener relaciones sexuales, ser fieles a su pareja y usar lo que tanto trabajo les costo mencionar, hasta que una de las más pequeñas del grupo con el que conversábamos dijo tímidamente “preservativo”.

Actualmente, en República Dominicana la prevalencia de VIH & SIDA es de 0.8%, lo que equivale a 48,009 hombres y mujeres de edades de 15 a 49 años, según la última Encuesta Demográfica y de Salud (Endesa 2007).  De éstas, 18,558 son jóvenes de 15 a 24 años de edad.

Según la encuesta de vigilancia centinela que se realizó en el 2005 y la Dirección General de Control de Infecciones de Transmisión Sexual y Sida (DIGECITSS) , Boca Chica presentó una de las prevalencias más altas de infección por VIH entre las embarazadas siendo de 4.1%.

Por. Julissa Montilla

 

 
unite for children