VIH/ SIDA y la Infancia

La Pandemia del SIDA

VIH, SIDA e Infancia

Reducción Transmisión Vertical del VIH/SIDA

Lactancia Materna y el VIH

Redes de Jóvenes en Prevención de VIH/SIDA

 

VIH, SIDA e Infancia en República Dominicana

Santo Domingo.- Los datos de la Dirección General de Control de las Infecciones de Transmisión Sexual y Sida, (DIGECITSS) indican que en mayo de 2009 había registrados 829 niños, niñas y adolescentes en tratamiento antirretroviral y 178 en seguimiento clínico. El 95 % de estas infecciones son debidas a la transmisión de madre a hijo, aunque no existen datos suficientes para conocer la incidencia de casos por infecciones vía sanguínea o abuso sexual, ya que estos no son generalmente reportados.

Según datos de ONUSIDA a diciembre de 2008 la cobertura antirretroviral pediátrica en el Caribe era de 55%, por lo tanto superior a la cobertura de tratamiento pediátrico global  (38%). En la República Dominicana, el aumento en la cobertura del Programa Nacional de Reducción de la Transmisión Vertical y un mayor acceso y adherencia al tratamiento se ha traducido en el incremento de la supervivencia de la niñez hasta la adolescencia, por lo que la revelación del diagnóstico de la infección por VIH & SIDA a un niño, niña  o adolescente es una necesidad que requiere consejería especializada tanto para los padres, madres y/o cuidadores, y también el apoyo psicoemocional al niño o niña para que aprenda a vivir con su condición.

Servicios integrales para adolescentes

Este aumento en la cobertura requiere garantizar que los niños y niñas tengan acceso a otro tipo de intervenciones como el apoyo emocional y psicólogico, la inmunización y una buena y óptima nutrición, entre otros.  Así mismo, es importante que los niños, niñas y adolescentes tengan las herramientas necesarias para el autocuidado y la adopción de hábitos saludables.

A las dificultades que presentan a la hora de afrontar los cambios propios del periodo de la adolescencia, se suman  los conflictos propios de convivir con el VIH & SIDA. La atención y el cuidado tienen que ir necesariamente enmarcados por la  provisión de servicios integrales, en un ambiente amigable y de calidad que pueda dar respuesta a los interrogantes que los niños, niñas y adolescentes puedan tener sobre su propio desarrollo y las transformaciones propias de ese periodo. La adolescencia es un periodo de transición importante en el cual el niño o niña va desarrollándose hasta convertirse en un/a adulto/a. El personal de salud debe estar en condiciones de ofrecer la información y apoyo necesarios.

En este sentido, UNICEF está trabajando en la elaboración de una Guía Nacional de Consejería Pediátrica que permita una atención integral y de calidad para todos los niños, niñas y adolescentes dominicanos.

Jezabel Escartin
Noviembre 2009

 

Niños y niñas, de cara al VIH/SIDA

 

 
unite for children