VIH/ SIDA y la Infancia

La Pandemia del SIDA

VIH, SIDA e Infancia

Reducción Transmisión Vertical del VIH/SIDA

Lactancia Materna y el VIH

Redes de Jóvenes en Prevención de VIH/SIDA

 

Participación de personas menores de edad viviendo con VIH

“Nuestras voces también deben oírse”
Promueven la participación de niños, niñas y adolescentes viviendo con VIH

Santo Domingo.- Recientemente un grupo de niños, niñas y adolescentes afectados por el VIH/SIDA expresaron sus necesidades y sus perspectivas hacia el futuro, demandando que se identifique temprano el VIH/SIDA en la niñez y que se le de adecuado seguimiento.

Durante el primer taller “Consolidación de la Propuesta de la Comisión Conjunta  Bi-Temática Niños, Niñas y Adolescentes y  Programa Nacional para la Reducción de la Transmisión Vertical”,  el grupo FORLIMA (Formadores de Niños para el Mañana) de la Casa Rosada y formado por niños, niñas y adolescentes, tuvo por primera vez  la oportunidad de expresarse e intercambiar con técnicos y compartir  sobre su situación, a fin de que las personas participantes en el taller consideren la realidad de los que serán beneficiarios directos de sus acciones.

Desde hace  varios meses a iniciativa de la Dirección General de Control de Infecciones de Transmisión Sexual y Sida (DIGECITSS), representada por la doctora Rosa Sánchez,  del Consejo Presidencial del Sida (COPRESIDA) a través de Paula Disla y de la Oficina de UNICEF  se  había estado celebrando reuniones con un grupo de niños, niñas y adolescentes viviendo con  VIH y que viven en la  Casa Rosada o acuden al Hospital Dr. Robert Reid Cabral.

El objetivo de esas reuniones era crear un espacio de participación para permitir que sus necesidades fueran escuchadas y tomadas en cuenta para mejorar la calidad de la atención y también su calidad de vida. Durante este tiempo estos niños, niñas y adolescentes  han ido adquiriendo poder hasta crear su propio grupo: FORLIMA 

Atención integral e información
En el taller,  el grupo juvenil también demandó su derecho a la salud, a recibir atención realmente integral,  a tener acceso universal al tratamiento retroviral y  a recibir información sobre su dosificación y sus efectos secundarios. 

También sugirieron  que se creen materiales donde se les explique, con un lenguaje adaptado a sus edades, qué es el VIH y el SIDA, porque, según dijeron, hasta ahora  todo lo que saben sobre el VIH se lo explican personas adultas (médicos, psicólogos, familiares) y que estos materiales les ayudarían a entenderlo mejor e incluso a explicárselo a otros niños y niñas en su misma situación.

Desean que se  disponga de medicamentos específicos para las diferentes edades, que se les den pastilleros y horarios con las dosis personales y  que se les permita manejar los medicamentos. Angel (nombre ficticio) de 14 años, quien desde su nacimiento vive con  VIH, se constituyó en vocero de los niños, niñas y adolescentes presentes en este primer taller.

“Mira estoy en segundo de bachillerato y la verdad, aunque en ocasiones no tengo clara lucidez de lo que quiero, actualmente estoy pensando y observando lo que me gustaría estudiar, por lo pronto deseo Medicina, pues me sería grato ayudar  a las demás personas que viven con VIH, y además me gusta la carrera.”

Este adolescente, vive desde los 9 años en la Casa Rosada, con su hermano Alejandro, pues ambos son huérfanos de padre y madre. Angel manejó los temas  y las inquietudes con tal  dominio que dejó a los presentes sorprendidos, mostrando que aunque vive con VIH está lleno de energía y posee gran de inteligencia.

”Queremos que se nos de apoyo psico-social.  En cuanto a este punto, sucede que a veces por nuestro problema nos sentimos aislados, en ese sentido pedimos que se nos incorpore en los programas sociales del gobierno como son Solidaridad, Progresando y los que puedan surgir”.

“Deseamos que se disminuya la transmisión  del virus de madre a hijo/a, por abuso sexual, por lo que solicitamos que se promocionen políticas de prevención que puedan surtir efecto; necesitamos recursos para ir al chequeo, la presencia de algún tutor, y no que un niño acompañe a otro niño”, prosigue expresando Angel.

Manifestó que los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a saber cual es su condición, si se hallan afectados por la enfermedad, y que los padres y madres de igual manera si son ellos quienes padecen debieran confesarlo a los hijos.  


Comisión Bi-temática para Transmisión Vertical y Sida Pedátrico

Desde COPRESIDA se crearon dos comisiones cuya intención era priorizar la Transmisión vertical y el Sida pediátrico. Estas dos comisiones decidieron por consenso formar una única, ya que ambas tienen una vinculación directa (las comisiones las conforman: COPRESIDA, DIGECITSS, USAID, Fundación Clinton, UNICEF, ONUSIDA, REDOVIH, ASOLSIDA y CONANI).

Este  solo fue un primer paso para hacer realidad la participación de los niños, niñas y adolescentes viviendo con VIH en los espacios donde la toma de decisiones o acciones les afecten directamente. Se espera que con un poco más de esfuerzo que sus voces no sólo sean escuchadas sino tomadas en cuenta y su participación sea imprescindible en las actividades referentes a las personas que viven con VIH.

Por: Loreta Acevedo
Colaboración de Alba Rodríguez

 

 

 
unite for children