Salud

Salud

 

Hospital Amigo del Bebé

© UNICEF República Dominicana/RPiantini

El embarazo y el nacimiento de un bebé son, por lo general, motivos de alegría para los padres y la familia y no deben poner en peligro la salud de la madre. Sin embargo, en la República Dominicana las madres continúan poniendo en riesgo sus vidas al dar a luz. Las tasas de mortalidad materna y neonatal en el país siguen siendo altas y se mantienen por encima del promedio de América Latina y el Caribe. Para garantizar la salud de las mujeres y los bebes en torno al parto, UNICEF y el Ministerio de Salud han acordado implementar la iniciativa Hospital Amigo del Bebé.

La Iniciativa promueve la lactancia materna y la mejora de la calidad de la atención prenatal, propicia una atención amigable del parto, incluyendo las guías del parto limpio y de reducción de sepsis neonatal, y facilita el registro oportuno de los nacimientos. Se sustenta en criterios internacionales, basados en evidencias, e indicadores de evaluación que permiten la certificación del hospital una vez se verifique que cumple con todos los estándares.

Las acciones de la Iniciativa se implementan tanto en el hospital como en las comunidades más pobres, a través de alianzas con organizaciones comunitarias y la creación de grupos de apoyo a madres y del fortalecimiento de las Unidades de Atención Primaria de las áreas de influencia den los hospitales seleccionados. Se capacita a líderes de la comunidad en los principales cuidados de la salud materna e infantil para que puedan apoyar a las mujeres durante todo el embarazo y el post-parto.

© UNICEF República Dominicana/RPiantini

Historia de Rosa

Rosa está muy cansada, pero feliz. Ha dado a luz a su tercer hijo, el primero al que da el seno. Su hermana la acompañó durante el parto, en el Hospital Regional Antonio Musa, de San Pedro de Macorís.

Sus familiares estaban muy preocupados, pues Rosa llegó al hospital con fuertes dolores de cabeza y los pies hinchados. Pero gracias a la orientación y al acompañamiento que recibió de su consejera comunitaria durante el embarazo, pudo reconocer los signos de peligro y se dirigió rápidamente al hospital, llegando a tiempo para salvar su vida y la de su bebé. Antes de abandonar el hospital, Rosa pasó por la oficina del registro civil e inscribió el nacimiento de su hijo. Sólo tuvo que presentar su cédula y el certificado de nacido vivo, emitido por el hospital.

Desde el momento en que Rosa regresó a casa, su consejera comunitaria la visitó para orientarla sobre los cuidados de salud y nutrición de ella y su bebé. Le enseñó técnicas de lactancia materna y le recomendó que le diera el seno de forma exclusiva durante sus primeros 6 meses; también le informó sobre la importancia de las vacunas y cómo estimular el desarrollo del bebé.

Mortalidad materna infantil en República Dominicana

La mortalidad de los recién nacidos es alta. De cada 1,000 niños que nacen, 21 mueren antes de cumplir los 28 días. Las muertes de los recién nacidos están asociadas a la sepsis bacteriana y al síndrome de dificultad respiratoria del recién nacido. El 14% de las muertes maternas y el 29% de muertes infantiles se producen por sepsis, muertes que se podrían evitar simplemente mejorando la calidad de los servicios hospitalarios y la atención básica de la salud.

La lactancia materna exclusiva presenta otro desafío importante para el país, ya que sólo el 7% de las madres la practican. La lactancia puede prevenir las muertes infantiles y es un factor nutricional indispensable para el crecimiento y el desarrollo cognitivo y afectivo de los niños.

El Hospital en el que Rosa dio a luz forma parte de la Iniciativa y fue seleccionado porque registraba un alto número de muertes de recién nacidos por infecciones. La dirección del hospital acordó con el personal médico y de enfermería incorporar nuevas prácticas poco complejas y muy efectivas, como el lavado correcto de las manos, uso de guantes estériles y de tijera estéril exclusiva para corte del cordón umbilical, disponibilidad de agua segura 24 horas y uso correcto de solución antiséptica. 

Estas acciones contribuyeron a la reducción de la mortalidad neonatal por sepsis de un 38% en 2006 a un 1.7% en 2008. Desde 2010 hasta la actualidad, no se ha reportado ningún caso de muerte neonatal por sepsis.

UNICEF colabora en la implementación de la Iniciativa Hospital Amigo de la Niñez en 12 de los hospitales con mayores tasas de muertes maternas y neonatales en el país. Con esta iniciativa se espera lograr que, al igual que Rosa, todas las madres en la República Dominicana tengan la oportunidad de dar a luz en las mejores condiciones y que sus hijos e hijas disfruten del mejor comienzo de sus vidas.

 

 
unite for children