Salud

Salud

 

Círculos Infantiles Colibrí

© UNICEF RD/P.Orduña/2007

Palavé,  Manoguayabo.- Con el nombre de una diminuta ave conocida como  Colibrí, la Unión de Juventud Ecuménica Dominicana (UJEDO) apoya programas de desarrollo integral infantil,  y el desarrollo comunitario en bateyes a través de los Círculos Infantiles Colibrí, espacios educativos donde más de 900 niños y niñas de edades entre 2 y 8 años reciben atenciones de educación inicial y  de salud.

Los Círculos Infantiles Colibrí  son trece centros educativos ubicados en bateyes, y comunidades empobrecidas de la cuenca alta, media y baja del río Haina. Las facilidades que brindan para que niños y niñas tengan un mejor comienzo en la vida, hacen posible que las personas de estas comunidades les hayan dado una buena aceptación.

July Matías Urbáez es una madre trabajadora que ha confiado parte de la  educación de su hija en los profesores y las profesoras del centro Colibrí del batey Palavé, en Manoguayabo.

“Yo tengo una tranquilidad y una seguridad por que sé que las personas que están ahí están capacitadas para eso y además a mi niña se le ve el progreso cada día mas. Ivaneza tiene tres años y ya sabe contar, hacer sus números, decir gracias y por favor”, dice July con mucha satisfacción.

July, quien sale diariamente de su casa desde muy temprano en la mañana,  habla con plena convicción de la eficacia del centro y califica al personal como capacitado para realizar esta labor por lo que afirma estar tranquila mientras está en el trabajo por que sabe que su hija esta en manos de personas que “saben atender a los muchachos.”

No solo su hija, sino también su nieta de dos años de edad, están inscritas en el centro. Además dos de sus hijas, ya mayores, son parte del personal del mismo.

Como July, muchas otras madres trabajadoras, que desde primeras horas del día tienen que salir a trabajar, dejan sus niños y niñas en  este centro en Palavé, donde por un aporte mensual muy bajo reciben atención integral.

Este centro ha sido beneficiado por el proyecto de Desarrollo Integral Infantil que apoya UNICEF, mediante el cual se ha capacitado al personal y se le ha hecho una donación de mobiliarios y materiales didácticos. 

El Centro Colibrí de Palavé,  que viene funcionando desde hace ya más de 20 años,  es uno de los más antiguos del círculo y atiende a 165 niños y niñas de la comunidad. Otros más recientes son el de Caballona, Palamara, Yaco, Arroyo Indio, Dasa, El Negro, Piedra Blanda, El Caliche, Rincón Alto y Villa María.  En la actualidad, el trabajo de UJEDO y los Círculos Infantiles, se está expandiendo a otras varias comunidades de Villa Altagracia.

Centro de Atención Primaria

UJEDO además mantiene en Palavé un Centro de Atención Primaria en Salud con una psicóloga, una coordinadora, una enfermera y un médico.  Allí atienden a la población en servicios médicos básicos, ejecutando campañas de vacunación, labores de asistencia psicológica, atención ambulatoria, primeros auxilios, y campañas de prevención para las enfermedades más frecuentes como asma, SIDA, diabetes, entre otras.

Trabajan también con adolescentes y jóvenes, madres y padres, sobre temas relativos a las infecciones de transmisión sexual y el VIH & SIDA, labor en la que se enfatiza en la educación, prevención y cambios de comportamientos; y gestionan un centro de atención y administración de retrovirales para personas VIH positivo.

Los Círculos Infantiles Colibrí se financian gracias al apoyo de instituciones internacionales como Educación sin Fronteras, la Fundación Saber Hacer de España, UNICEF, entre otras. Pero también los padres y madres colaboran con un aporte de 200 pesos mensuales y 100 pesos semanales que cubren los alimentos que consumen los niños y niñas.

Nota:    Palavé, es un antiguo batey de la industria azucarera, muchos de sus habitantes aún viven en viejos barracones de madera y la mayoría de su población está constituida por obreros y trabajadores

Por Julissa Montilla

 

 
unite for children